Epilepsia y convulsiones en gatos: causas y tratamientos

10 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
La epilepsia y las convulsiones en gatos tienen un causa multifactorial

La epilepsia y convulsiones en gatos no son una enfermedad única, sino un conjunto de trastornos idiopáticos –sin causa conocida– o sintomáticos. Estos últimos pueden estar provocados por múltiples causas que incluyen infecciones, neoplasias o tumores cerebrales, traumatismos, problemas metabólicos u orígenes genéticos.

En felino, la epilepsia no ha sido tan ampliamente estudiada como en humanos. Por ello, suele hacerse referencia a la Liga Internacional contra la Epilepsia, que estudia la epilepsia en humanos, para definirla:

“Un trastorno del cerebro caracterizado por: una predisposición duradera para generar crisis epilépticas y por las consecuencias neurobiológicas, cognitivas, psicológicas y sociales de esta afección. La definición de epilepsia requiere la aparición de al menos una crisis epiléptica”.

Más tarde, en el año 2014, la ILAE y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) decidieron declararla epilepsia como una enfermedad cerebral que queda definida bajo cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Aparición de dos o más ataques epilépticos, no provocados, con una separación entre ambas de más de 24 horas.
  • Una crisis epiléptica no provocada con gran riesgo de repetición durante los siguientes 10 años.
  • Diagnóstico de un síndrome epiléptico.

Tipos de epilepsia

Actualmente, sigue sin existir una clasificación de la epilepsia en medicina veterinaria. Por esta razón, se aplica la clasificación aportada por la ILAE para definir la epilepsia y convulsiones en gatos.

  • Crisis epiléptica o ataque epiléptico: es la manifestación clínica de una alteración cerebral anormal excesiva o sincrónica. Este ataque puede venir acompañado por otros síntomas como pérdida de conciencia, movimientos anormales del cuerpo, vómitos, diarrea, micciones, etc.
  • Crisis epiléptica en racimo: se producen dos o más episodios epilépticos en 24 horas y siempre existe recuperación de conciencia entre las crisis.
  • Status epilepticus: son episodios que duran más de cinco minutos, se solapan unos con otros y el animal no recupera la conciencia. Son ataques muy peligrosos que pueden provocar la muerte del animal.
  • Convulsión: es un conjunto de contracciones de varios o todos los músculos del cuerpo debido a una descarga anormal de energía proveniente del sistema nervioso central.
Ejemplar tras un episodio de epilepsia y convulsiones en gatos

Causas de la epilepsia y convulsiones en gatos

Las causas de la epilepsia y convulsiones en gatos están aún en estudio, y es que en la mayoría de los casos no suele averiguarse el origen o la causa, ya sea por falta de recursos o por la muerte del animal.Al igual que existen tipos de epilepsia según su duración o repetitividad, también se clasifican según su origen:

  • Epilepsia de origen idiopático: se desconocen las causas que provocan los ataques epilépticos. Se cree que puede ser por motivos genéticos, aunque esto no está demostrado en gatos. Solo existe un caso en el cual se realizó un análisis genético y fue dentro de una colonia controlada usada para investigación. 
  • Problemas vasculares en la zona intracraneal: tromboembolismo aórtico, encefalopatía hipertensiva, encefalopatía isquémica felina, policitemia y coagulopatías.
  • Causas inflamatorias o infecciosas: una de las causas más comunes en la aparición de la epilepsia y convulsiones en gatos son las infecciones víricas o bacterianas o también enfermedades que provocan inflamaciones intracraneales. Algunos ejemplos son toxoplasma, cuterebra, dirofilaria, rabia, virus de la leucemia felina, virus de la insuficiencia felina, peritonitis infecciosa felina,criptococosis, blastomicosis y meningoencefalitis inmunomediada.
  • Epilepsia por traumatismo craneoencefálico.
  • Crisis epilépticas por enfermedades congénitas como hidrocefalia y lisencefalia.
  • Epilepsia por neoplasias: meningioma, linfoma, glioma, tumores de hipófisis, osteosarcoma de neurocráneo y metástasis de tumores extracraneales.
  • Patologías degenerativas del cerebro que pueden provocar ataques epilépticos: enfermedades de almacenamiento lisosomal o necrosis de hipocampo y lóbulo piriforme.
  • Crisis epilépticas debido a la ingestión de tóxicos como organofosforados, piretroides, plomo, etilenglicol y metaldehídos.
  • Causas metabólicas: hipertiroidismo, encefalopatía urémica, encefalopatía hepática, hipoglucemia, hipocalcemia e hipertrigliceridemia severa.
  • Causas nutricionales: básicamente, déficit de tiamina o vitamina B1, esencial para aportar energía al cerebro.
Gato en el veterinario

Tratamientos de la epilepsia y convulsiones en gatos

El tratamiento para la epilepsia y convulsiones en gatos dependerá en todo momento de su causa, siempre que esta sea conocida. Por ello, es primordial hacer un estudio profundo del caso y utilizar todos los recursos posibles para averiguar el origen de los ataques.

Para tratar una crisis en sí, suelen aplicarse supositorios de diazepam, entre otros fármacos. Siempre debe hacerse bajo estricto control veterinario por sus posibles efectos adversos.

Por último, existen dietas específicas para gatos epilépticos; algunas de ellas ya vienen formuladas y pueden encontrarse en el mercado. Se basan en un aumento del porcentaje graso del alimento que parece ayudar a disminuir los posibles ataques epilépticos.

  • Castelao Martínez, A. V. (2017). Epilepsia felina.
  • Pellegrino, F. C. (2014). Clasificación de la epilepsia y síndromes epilépticos: una tarea pendiente para la medicina veterinaria. InAnales de Veterinaria de Murcia(Vol. 30, pp. 45-61).
  • Pellegrino, F. C. (2018). Epilepsia en gatos. Neurología, 6(6), 1.