Verduras que pueden y no pueden comer los perros

Virginia Duque 3 agosto, 2018
Si bien estos alimentos pueden tener propiedades beneficiosas para los canes, también es cierto que hay que prestar atención a aquellos que pueden ser perjudiciales para su organismo

Los perros pueden comer muchos de los alimentos que nosotros consumimos, aunque lo más lógico es que se alimenten de pienso, que aporta todo lo que su organismo necesita. Aun así, podemos darles un capricho de vez en cuando cambiando de forma, textura, color y sabor con algunos de los ingredientes que usamos en nuestras recetas. No obstante, hay que saber cuáles son las verduras que pueden y no pueden comer los perros.

Verduras que pueden y no pueden comer los perros

La dieta BARF consiste en alimentar a nuestras mascotas con alimentos crudos, o sea, alimentos de la huerta, carnes, pescados y frutas, aunque la mayor parte de estos ingredientes deberán ir cocinados.

Esta dieta es apta para todos los animales, pues en su hábitat natural sería realmente de lo que se alimentarían. Pues bien, aunque podemos darles distintas frutas y verduras a nuestro perro, hay alguna que no puede ingerir por diversos motivos.

El estilo de vida saludable y comer sano se está extendiendo por todo lugar, y esto también lo estamos llevando hasta la alimentación de nuestras mascotas. Aun así, hay que recordar que los animales tienen un estómago y un aparato digestivo que difiere del nuestro, y que no todo lo que comemos puede ser beneficioso para ellos.

Dieta para perros con verduras

Para que tengas cuidado con este asunto, te hablamos de cuáles son las verduras que pueden y no pueden comer los perros.

Las verduras que pueden comer los perros

Seguro que cuando has comprado pienso especializado para canes has visto que lleva un alto contenido de vegetales que les aportan vitaminas y fibras. Estas son algunas de las que también le podrás dar de forma natural:

  • Judía verdes. Tienen un alto contenido en fibra y magnesio, así como vitamina K. Es un complemento ideal en la dieta de tu perro, especialmente si este tiene tendencia al sobrepeso.
  • Batata. La batata, o como se conoce en muchos países, el boniato, es un tubérculo con un toque dulce que, además de encantar a tu perro, le aportará vitamina B6, C y betacaroteno, un pigmento antioxidante que mejorará su organismo y alargará su vida.
  • Zanahoria. Vitamina C, melanina y un montón de aportes más al organismo de tu perro. Gracias a su sabor dulce, a tu perro le encantará y será un snack ideal para él.
  • Pepino. A muchos perros les encanta, sobre todo en verano, quizá por su alto contenido en agua. Dale un capricho a tu perro y mézclalo con un poquito de yogur sin lactosa ni azúcar y verás óomo se lame los bigotes.
  • Guisantes. Como con las judías, los guisantes aportan muchos beneficios a tu mascota. Estos le aportan proteína vegetal, magnesio, fibra y vitamina B2.
  • Espinacas. Aunque se ha demostrado que las espinacas dañan los riñones de los perros, esto sucede cuando la ingieren en enormes cantidades. Es decir, que si una vez al mes das un puñado de espinacas a tu mascota, no solo no será perjudicial, sino que le estarás aportando fibra, vitaminas y antioxidantes. ¡Quizá tengas que cambiarle el nombre por el de Popeye!
  • Calabaza. Es ideal para el estreñimiento y, como sucede en el caso de la batata y la zanahoria, su sabor dulce encantará a tu perro. Es una excelente fuente de fibra que mejorará el sistema intestinal de tu perro.

Dieta blanda para perros

Las verduras que no pueden comer los perros

La lista de verduras que tu perro puede comer es casi interminable, aunque sí tienes que tener en cuenta que hay algunas que no podrás darle bajo ningún concepto. Son estas:

  • Cebolla y familia. La cebolla, cebolletas, puerros y demás son peligrosos para los perros porque contienen tiosulfato, que destruye los glóbulos rojos y blancos de la sangre y produce anemia, que dependiendo del alcance puede ser mortal.
  • Ajo. Al igual que la cebolla y demás parecidos, contiene tiosulfato y puede provocar taquicardias, letargo, hiperventilación y otras dolencias.
  • Setas. Los perros no aceptan todos los hongos y setas que nosotros podemos digerir, por lo que podría ser que algunos que comamos nosotros no sean buenos para ellos.
  • Tomate. El tomate no es digerible para los perros y les puede provocar dolores del estómago agudos.

Aunque comer de manera natural es beneficioso para tu perro, ten en cuenta que algunos alimentos no son aptos para ellos y preserva su salud.

Te puede gustar