Alimentos alternativos al pienso para perros

La tradicional comida seca que se le da a las mascotas se puede alternar con otras dietas; la BARF incluye carne y verduras crudas, mientras que los alimentos deshidratados están más indicados para canes entrados en años

Actualmente, muchos de los perros se alimentan casi exclusivamente de pienso. Sin embargo, a veces surgen dudas alrededor de este alimento: ¿el pienso es realmente sano? ¿no es muy aburrido tener la misma comida día tras día? Eso si no contamos con los perros a los que no les gusta; por si es tu caso, queremos presentarte alimentos alternativos al pienso en perros.

La alimentación de los perros

Es cierto que los perros evolucionaron a partir de los lobos. Sin embargo, una de las grandes diferencias evolutivas está en su sistema digestivo: mientras los lobos son carnívoros, los perros han evolucionado para ser omnívoros.

Esto quiere decir, que aunque la base de la dieta de los perros sigue siendo la carne, también necesitan el aporte de alimentos de origen vegetal: verduras, frutas, cereales… Los piensos tienen estas necesidades en cuenta y añaden todos los alimentos necesarios en sus composiciones, pero si vas a buscar otro tipo de alimentación para tu perro debes saberlo.

Sin embargo, no todos los piensos contienen los alimentos necesarios para los perros de una manera equilibrada. Los piensos muy baratos tienden a añadir demasiados cereales o verduras, ya que incluir carne es muy caro para su producción. Pero de la misma manera, los piensos caros suelen añadir más proteína cárnica de la que tu perro necesita. Mira bien las listas de ingredientes de los piensos y ve probando cuál le sienta mejor.

Dietas BARF

Las dietas BARF son las que se basan en alimentos crudos; solo se cocinan unas pocas verduras y cereales, como la pasta. En las dietas BARF, los perros ingieren carne, huesos y vísceras crudas como lo harían en la naturaleza si tuviesen que cazar.

Recetas para dietas BARF de perros: cantidades

Este tipo de alimentación tiene bastantes ventajas: las cantidades y equilibrio se hacen de manera personalizada al perro, se le permite desgarrar y roer tal y como piden sus instintos y se prueban diferentes texturas y sabores a lo largo del día.

Hay dos grandes desventajas que se le atribuyen a este tipo de dietas: la primera, que es difícil de equilibrar. Es necesaria la vigilancia de un veterinario para asegurarse de que al perro no le faltan grupos de alimentos y que está ingiriendo la cantidad justa, ni más ni menos de lo que necesita.

BARF congelado

La segunda desventajada que se le atribuye a las dietas BARF es que necesitan ser planificadas con tiempo, y no todas las personas pueden permitírselo. Para ayudar a estas personas han surgido empresas que preparan las mezclas de grupos de alimentos y las congelan.

Parece un tipo de alimentación diferente pero en la esencia es igual que la dieta BARF: salvo que, en vez de hacer las mezclas en casa, se venden bolsas o tubos de la comida ya mezclada y congelada.

En casa solo será necesario dividir las porciones de acuerdo al tamaño y las necesidades de tu perro, dejarlas descongelar y servírselas.

Alimentos deshidratados

Los alimentos deshidratados, como su nombre indica, son una selección, previamente cocinada y mezclada, de alimentos que se han deshidratado y embolsado. Para su preparación solo hace falta seguir las instrucciones del paquete: algunos aconsejan echarle agua caliente, otros fría, y los tiempos de preparación varían.

Elegir el comedero de tu perro

Según el paquete parece un pienso más, pero en realidad son alimentos alternativos al pienso y muy diferentes: son productos frescos pero preparados de manera que no se estropeen. Tras rehidratarlos y estar listos para comer resultan en un cuenco de comida natural y poco procesada, blanda y sabrosa.

Se suelen indicar estos alimentos para perros mayores o con problemas en la dentadura, ya que no son duros de masticar. Sin embargo, suelen dejar restos en los dientes y provocar así mal aliento. Es necesario limpiarle los dientes a tu mascota cuando termine de comer o proporcionarle una tira limpiadientes para roer.

Alimentos alternativos al pienso: cocina casera

Antes de que aparecieran los piensos en el mercado, los perros se alimentaban de los restos de lo que se cocinaba en casa o incluso se cocinaba para ellos.

Esta sigue siendo una opción disponible para nuestras mascotas y unos grandes alimentos alternativos al pienso. Recuerda que hay ingredientes que son perjudiciales para ellos, que es aconsejable evitar la sal, el aceite, el azúcar y los fritos entre otros alimentos procesados.

También recuerda que es necesario seguir las revisiones veterinarias para asegurarte de que le estás dando de comer lo necesario, ni más ni menos cantidad, y con alimentos de todos los grupos que necesita para estar sano.

Los perros son animales omnívoros, esto es, pueden comer de todos los grupos de alimentos. Además de la carne, también les gustan las frutas y las verduras: puedes alimentarle con dietas naturales parecidas a la que sigues en casa y dejar de lado el pienso, que resulta aburrido y en algunas ocasiones, insano.

Te puede gustar