Cómo alimentar a nuestra mascota de forma más natural

Virginia Duque Mirón · 26 julio, 2018
Las frutas, las verduras y según qué frutos secos, así como proteínas de origen animal, pueden resultar muy saludables a los compañeros de cuatro patas, pero hay que tener cuidado con la grasa, las espinas o los huesos

Dicen que somos lo que comemos, y esto también es cierto en el caso de nuestras mascotas. La alimentación de estas debe ser completa y aportarle todo lo necesario para que estén sanos por fuera pero sobre todo por dentro. Hoy se lleva lo natural, lo libre de químicos y de procesos, pero, ¿cómo alimentar a nuestra mascota de forma más natural?

Alimentar a nuestra mascota de forma más natural, ¿cómo hacerlo?

Ya te hemos hablado en algunas ocasiones sobre los beneficios de la dieta BARF, no solo para nuestros perros, sino también para nuestros gatos. No debemos olvidar que, aunque son animales, son seres vivos en la Tierra que pueden alimentarse de forma muy parecida a nosotros siempre y cuando evitemos algunos alimentos que son perjudiciales para ellos.

Muchos vegetales y frutas son aptos para nuestros amigos y solo debemos saber cuáles pueden beneficiarles y cuáles no. Lo que sí queda claro es que, a pesar de los mitos en torno a esta cuestión, alimentar a nuestra mascota de forma más natural es siempre una buena idea.

Comida de perros y gatos

Qué alimentos naturales son beneficiosos para nuestras mascotas

El pollo

Aunque muchos de los alimentos procesados tienen al pollo como ingrediente principal, elaborarlos de manera casera dará un aporte extra de proteína a la dieta de tu mascota. Solo recuerda que nunca se debe dar carne cruda a nuestras mascotas. Esta deberá ir cocida o a la plancha, sin grasas ni sal.

Comida ecológica para perros

El pollo gustará tanto a perros como a gatos, aunque recuerda escoger partes de este ave que no tengan huesos pequeños que podrían causarles problemas al ingerirlos.

Pescado

A pesar de la fama que este alimento se ha ganado en relación a los gatos, también agrada mucho a los peros y les aporta no solo proteínas, sino también aceites esenciales que benefician a su organismo. Como sucede con el pollo, siempre deberá estar cocinado sin grasas ni sal y habrá que evitar aquellos pescados con muchas espinas.

Pescado para perros

Frutas y arroz

El arroz y la pasta combinados con algunas verduras, siempre que se evite la cebolla y el ajo, son recetas ideales para nuestras mascotas. Si quieres acompañarlos con alguna salsa, evita las preparadas de tomate, pues suelen tener un alto contenido en azúcar que no beneficiará a tu mascota.

Verduras y frutas para perros

Entre las frutas aptas para gatos y perros se encuentra la manzana –sin pepitas– o el plátano, aunque hay que evitar uvas y pasas, cerezas, grosellas y aguacate.

Yogures

Por todos es sabido que la leche llama la atención de los gatos, aunque a los perros también les encanta. De hecho, si te ven comiendo un yogur irán rápidamente a esperar que les des el tarro vacío para lamerlo. Aunque no hay que dárselo con mucha asiduidad, puede ser un premio increíble para ellos y les ayudará a ir hacia su comida.

Perro puede comer yogur

Verduras

Hay muchas verduras que son aptas para nuestras mascotas, aunque estas no deberán ser el alimento principal de la dieta, ya que la carne y el pescado –las proteínas animales– son lo principal en su alimentación. Mezclar ambos ingredientes creará una receta deliciosa que hará que tu mascota se chupe las patas.

Dieta blanda para perros

Recuerda que al igual que la carne o el pescado, las verduras deberán estar bien cocinadas y tiernas para que no se les haga difícil masticarlas.

Cacahuetes

Aunque no lo creas, los cacahuetes son unos de los alimentos que más agradan a nuestras mascotas. Debido a su alto contenido en grasa no es algo que debamos darle muy a menudo, pero prepara unas galletas caseras con ellos como principal ingrediente: se convertirá en una golosina caprichosa para tu mascota.

Lo más fácil es hacerlo con mantequilla de cacahuete y harina de trigo. Agrega un poco de agua, dales forma y hornea a 180 grados. ¡Ya verás cómo tu mascota te lo agradece!

Ya ves que es sencillo alimentar a nuestra mascota de forma más natural, así como evadir todos los químicos y procesos que la alimentación preparada tiene. Esto beneficiará a la larga a tu mascota y hará que su salud sea más duradera.