Tumores en perros mayores: ¿qué hacer?

10 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los tumores en perros mayores son un suceso común. Si encuentras un bulto en tu perro, necesitarás que tu veterinario determine si es maligno o benigno. Es importante no ignorar los bultos, sino evaluarlos de inmediato.

Los tumores en perros mayores pueden ser malignos –lo que significa que se propagan rápidamente– o benignos, aquellos que permanecen en un lugar y no hacen metástasis.

Cabe señalar que algunos tumores benignos pueden crecer en grandes proporciones y pueden requerir cirugía. Ejemplos de tumores malignos comunes son los tumores de mastocitos, los tumores de células basales y los melanomas.

Diagnóstico de tumores en perros mayores

Si encuentras un tumor en tu perro, debes llevarlo a la consulta veterinaria y estar preparado para responder algunas preguntas. Una historia clínica, junto con un examen cuidadoso de los bultos, ayudará a tu veterinario a determinar el mejor curso de tratamiento.

Así, es común indagar: ¿cuánto tiempo lleva allí el bulto? ¿El bulto molesta a tu mascota? ¿Parece haber picazón, irritación, dolor o sensibilidad? ¿Tu mascota la ha estado masticando o lamiendo continuamente? Tu veterinario también considerará la ubicación del bulto. Esto le dará pistas sobre qué tipo de tumor puede ser.

Pruebas especiales para detectar tumores en perros mayores

Si es necesario, tu veterinario puede realizar un procedimiento llamado aspirado con aguja fina. Se introducirá una aguja en el centro del bulto y se usará una jeringa para obtener material del bulto. Este material se colocará en un portaobjetos y se evaluará bajo un microscopio.

Tu veterinario también puede tomar una biopsia del bulto. Esto implica extraer un pedazo de tejido y enviarlo a un patólogo para su evaluación.

En algunos casos, tu veterinario puede preferir extirpar quirúrgicamente todo el bulto y enviarlo a evaluación para determinar el mejor tratamiento.

Tumor venéreo: síntomas

¿Qué tratamiento esperar?

El tratamiento que recibirá tu perro dependerá del tipo de bulto que tenga. No todos los bultos son tumores, y muchos bultos se pueden dejar sin tratamiento.

Si un tumor es problemático, el tratamiento más común es la extirpación quirúrgica. Después de la extracción, tu veterinario puede considerar la quimioterapia o la radiación como una opción de tratamiento, en caso de resultar que fuera un tumor maligno.

En caso de tumor maligno, 8 cosas que debes tener en cuenta

  1. El hecho de que tu perro haya sido diagnosticado con cáncer no significa que le hayan dado una sentencia de muerte instantánea. Dependiendo del tipo de cáncer y del perro, podría tener meses o años de vida.
  2. Tu perro, probablemente, no sabe que está enfermo, pero los canes sienten cuando su dueños los trata de una manera diferente, al actuar con tristeza a su alrededor. Recuerda que a menudo él reflejará tus sentimientos, lo que no es bueno para él si te sientes temeroso, triste o deprimido.
  3. Disfruta hoy: ¿no crees que lo mejor para tu perro es asegurarte de que tenga el mejor día cada día? Es importante mostrarle a tu perro todos los días cuánto lo amas. No esperes hasta el último minuto.
Tratamiento del tumor venéreo

  1. Asegúrate de darle a tu perro la mejor comida que puedas pagar.
  2. Consulta con tu veterinario para ver si hay suplementos adicionales de venta libre o medicamentos recetados para que la vida de tu perro sea lo más cómoda posible.
  3. Anima a tu can a salir fuera para hacer ejercicio regularmente, o al menos disfrutar de tomar una siesta al sol en lugar de decidir que, probablemente, no se siente lo suficientemente bien como para salir. El aire fresco siempre es bueno para el alma.
  4. Amor y respeto. Presta mucha atención a tu perro y su actitud. Nunca es fácil decir adiós, pero cuando ya no pueda comer o interactuar contigo, coloca a tu perro en primer lugar antes que a tus sentimientos de tristeza. Déjalo ir a donde estará libre de cualquier dolor o incomodidad.
  5. En lugar de sentir tristeza, una vez que tu perro haya fallecido, sonríe y recuerda la suerte que tuviste de tener este can en tu vida. Seguramente, tu perro dejará esta tierra sintiendo lo mismo por ti.
  • Diers, H. B. (2016). My Dog Has Cancer. What Can I Do?: Nola's Wellness Guide & Journey with Holistic Medicine. Balboa Press.
  • Broom, D.M., Fraser A.F. (2015). Domestic Animal Behaviour and Welfare. 4th edn Publisher: Wallingford: CABI pp. 438