¿Tu mascota necesita un psiquiatra?

23 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Existe una rama de la medicina veterinaria que estudia el comportamiento de los animales; gracias a ella se pueden revertir conductas indeseadas

Al percibir actitudes extrañas o conductas inapropiadas, muchos dueños creen se su mascota necesita un psiquiatra. En la actualidad, existe una rama de la medicina veterinaria especializada en el comportamiento y la salud mental de las mascotas: la etología veterinaria.

A continuación, sabremos un poco más sobre el trabajo de un etólogo veterinario y te ayudaremos a identificar si tu mascota necesita un psiquiatra.

¿Existen los psiquiatras o psicológos para animales?

¡Sí! El segmento dentro de la medicina veterinaria que se dedica a la salud mental de los animales es la etología o psiquiatría veterinaria. No obstante, se prefiere utilizar el término etología, que está asociado al comportamiento, y no psiquiatría, que deriva de la psique o mente.

Los profesionales que deciden especializarse en esta área pueden ser llamados etólogos, zoopsiquiatras o psicólogos de animales. Aunque actualmente se hable más de los etólogos caninos y felinos, también existen zoopsiquiatras que se dedican al cuidado de mascotas exóticas y animales silvestres.

Cabe destacar que solo los veterinarios pueden ejercer formalmente la etología o psicología animal. Es decir, antes de especializarse como etólogo o zoopsiquiatra, el profesional debe haber concluido la carrera de medicina veterinaria.

¿Qué es y para qué sirve la etología o psiquiatría veterinaria?

Para saber si tu mascota necesita un psiquiatra, primero es esencial saber a qué se dedican estos profesionales. Un primer paso sería analizar qué es la etología animal y qué problemas puede ayudar a curar o controlar.

Mascota necesita un psiquiatra

La etología veterinaria o zoopsiquiatría consiste en una rama de la biología conductual, que se dedica a estudiar el comportamiento de los animales. No hablamos solo de conductas instintivas, sino también de hábitos durante la domesticación o por la convivencia con personas y otras especies.

Cada conducta llevada a cabo por un animal está relacionada a diversos factores genéticos, ambientales, educacionales y de salud. Por esta razón, los etólogos o psiquiatras veterinarios no estudian solo los factores internos al animal.

Para llegar a un diagnostico y establecer un tratamiento, un etólogo debe considerar posibles enfermedades, pero también necesita contemplar la realidad del paciente, el ambiente donde vive y la educación que recibe. Por ello, se trata de una especialización muy compleja que requiere dedicación y conocimientos específicos.

¿De qué problemas trata la psiquiatría animal?

En principio, la psiquiatría animal o zoopsiquiatría analiza e intenta tratar todos los problemas de comportamiento. Además de observar las conductas instintivas llevadas a cabo en estado silvestre, también se dedica a analizar las causas y tratar los posibles disturbios comportamentales surgidos en cautiverio.

Cuando hablamos de mascotas, los casos más frecuentes en la etología clínica son aquellas conductas que generan trastornos en la convivencia con sus tutores y familiares. En la gran mayoría de los casos, se trata de comportamientos instintivos; aparecen o se refuerzan por una mala educación y socialización deficiente.

Etología o psicología animal

Los siguientes problemas de comportamiento que preocupan a los dueños pueden ser tratados o aliviados con la ayuda de un psiquiatra animal:

  • Miedos y fobias.
  • Conductas agresivas/autodefensivas en relación a personas y animales conocidos o extraños.
  • Destructividad y ansiedad por separación.
  • Comportamientos posesivos en relación a sus objetos, a sus familiares o a su entorno.
  • Ansiedad e hiperactividad.
  • Problemas de socialización y convivencia, ya sea con personas o con otros animales.
  • Reacciones exageradas frente a estímulos desconocidos.
  • Estereotipias (comportamientos obsesivos) y Trastorno Obsesivo Compulsivo en animales.
  • Inseguridad, problemas de autoconfianza y miedo a la interacción social.

¿Cómo saber si tu mascota necesita un psiquiatra?

Para saber si tu mascota necesita un psiquiatra, es esencial estar atento a su comportamiento en el día a día. En caso de que el animal muestre algún síntoma de los problemas de conducta mencionados anteriormente, no dudes en acudir a un etólogo o psiquiatra animal.

Por otro lado, si te parece que el carácter de tu mascota ha cambiado de alguna manera, se recomienda hacer una consulta preventiva a un veterinario etólogo. De esta manera, es posible detectar tempranamente y prevenir el avance de posibles enfermedades o problemas de comportamiento.

En internet es posible encontrar a profesionales especializados en zoopsiquiatria o etología veterinaria. No obstante, te aconsejamos hablar con tu veterinario de confianza y pedirle una recomendación. Además de conocer a tu mascota, tu veterinario podrá recomendarte un profesional capacitado de su confianza.

Por último, y no menos importante, queremos recordar la importancia de prevenir los problemas de comportamiento en nuestras mascotas. Con una correcta educación, y una adecuada medicina preventiva, podemos evitar la gran mayoría de los disturbios de conducta y preservar la buena salud de nuestros fieles compañeros.