6 problemas comunes de comportamiento de los perros

Eva Maria · 6 noviembre, 2018
Si tienes perro, seguramente te hayas tenido que enfrentar a alguno de estos malos comportamientos. ¿Qué hacer para prevenirlos? 

Es importante aprender a interpretar ciertas señales en el comportamiento de los perros, especialmente en lo se que refiere a los  relacionados con los ladridos, los mordiscos, las masticaciones y muchos otros problemas comunes. Una base sólida de entrenamiento ayudará a prevenir y a controlarlos mejor.

Incluso los perros que normalmente se comportan bien pueden mostrar malos comportamientos repentinamente. Pero los perros no tienen sentido de la moralidad, por lo que no entienden que algo esté mal o bien. Simplemente hacen lo que sea que les funcione para el propósito que tienen en ese momento.

Cabe destacar que, además de un buen entrenamiento, una forma de evitar problemas de comportamiento es prevenir el aburrimiento. Cuando un perro no tiene nada que hacer, podría empezar a hacer cosas que deseamos evitar, como morder los muebles, jugar con zapatillas o ropa o excavar.

Mejorar el comportamiento de los perros

A continuación, vamos a ver algunos de los problemas de comportamiento de los perros más comunes y cómo solucionarlos.

1. Masticación

Masticar es una acción natural para todos los perros. Sin embargo, masticar puede convertirse en un problema de comportamiento si con ello el perro causa destrucción. Las razones más comunes por las que los perros mastican son problemas de dentición (cachorros), aburrimiento o exceso de energía, ansiedad y curiosidad.

Dale a tu perro juguetes u objetos que pueda masticar. Además, mantén fuera de su alcance lo que no desees que muerda. Si el perro tiene problemas con la masticación, cuando no estés en casa, déjalo encerrado o confinado en un área donde no cause destrucción. Cuando sorprendas a tu perro masticando lo que no debe, corrígelo inmediatamente y sustituye el artículo por un juguete masticable.

Una de las cosas más importantes que debes hacer es asegurarte de que tu perro haga suficiente ejercicio. De esta manera podrá agotar su energía y estar suficientemente estimulado, con lo que se reducirá su necesidad de masticar.

2. Excavación

A la mayoría de los perros, por instinto, les encanta excavar en cuanto tienen la oportunidad de hacerlo. Ciertas razas son más propensas a ello, sobre todo los perros de caza. En general, la mayoría de los perros cavan por aburrimiento o exceso de energía, ansiedad o miedo, instinto de caza, porque buscan comodidad, para ocultar algo o para escapar o acceder a algo.

Es importante determinar por qué el perro está excavando. Generalmente, pasar más tiempo con él, darle oportunidades de aumentar su actividad física y mental y entrenarlo suele ser suficiente para solucionar el problema. Si no, siempre puedes darle una zona para que cave y entrenarlo para que solo lo haga allí.

Por qué escarban los perros en el suelo

3. Ladridos

La mayoría de los perros ladran. Pero los ladridos excesivos se consideran un problema de comportamiento. Antes de corregirlos, es importante determinar por qué el perro está ladrando. Los tipos más comunes de ladridos son empleados por los canes para advertir o alertar, para llamar la atención, porque quieren jugar, por ansiedad, por aburrimiento o porque están respondiendo a otros perros.

Para enseñar al perro a controlar el exceso de ladridos, hay que ser consistente y paciente. También se le pueden enseñar comandos de ladrido/silencio.

4. Evacuación inadecuada

Que los perros hagan sus necesidades donde no deben suele considerarse uno de los comportamientos más frustrantres de los perros. Primero, es muy importante hablar sobre ello con el veterinario para descartar problemas de salud. Si no hay una causa médica, el problema puede deberse a que se orina por sumisión u emoción, a que buscar marcar un territorio o a que requiere atención. También puede ser un problema de ansiedad.

La evacuación inapropiada es inevitable en cachorros, especialmente antes de las 12 semanas de edad. A partir de ahí se debe entrenarlos. Para los mayores que ya están entrenados, el problema suele requerir una modificación seria de la conducta para eliminar el hábito.

5. Morder a la gente

Los perros muerden por razones variadas. Por ejemplo, el instinto y la mentalidad de manada pueden ser una razón. Los cachorros muerden y mordisquean a otros perros y personas como un medio para explorar su entorno y aprender su lugar en la manada. El entrenamiento juega un papel fundamental para erradicar esta conducta en los cachorros.

Pero más allá del comportamiento de los cachorros, la motivación a morder generalmente proviene del miedo, una actitud defensiva, para proteger la propiedad, por dolor o enfermedad, para afirmar la dominancia o por el propio instinto depredador.

Los propietarios y educadores de perros deben trabajar para disminuir la tendencia de cualquier tipo de perro a morder a través de la capacitación y el entrenamiento adecuado, la socialización y las prácticas de cría.

Causas de la agresividad en perros

6. Agresión

Los perros agresivos gruñen, muestran los dientes y, en última instancia, se lanzan a morder. Es importante saber que cualquier perro tiene el potencial de volverse agresivo, sin importar la raza o la historia. Sin embargo, los perros con que han sufrido abusos y violencia y aquellos criados a partir de perros con tendencias agresivas son mucho más propensos a mostrar un comportamiento agresivo hacia las personas u otros perros.

Las razones para la agresión son básicamente las mismas que las razones por las que un perro muerde, pero la agresión canina, en general, es un problema mucho más grave. Si un perro tiene tendencias agresivas es conveniente consultar con el veterinario, ya que puede deberse a un problema de salud. También es recomendable trabajar con un entrenador de perros experimentado.