Algo que puede ‘matar’ a tu perro: el aburrimiento

Virginia Duque Mirón · 16 septiembre, 2016

Los perros son perros aunque muchas personas se empeñen en humanizarlos. Estamos a favor de amar a los animales y darles un lugar especial en cada hogar, pero cuando esto llega a los extremos, el can puede olvidarse de hacer las cosas de peludos y aparece el aburrimiento. 

Las cosas de perros son lo que hace interesante su existencia y lo que mantiene vivo y con alegría al animal. No hacerlas puede desembocar en algo que puede matar a tu perro: el aburrimiento.

¿Qué cosas debe hacer tu perro para no caer en aburrimiento?

Un perro debe hacer las cosas que su instinto y su naturaleza le indica incluso de forma inconsciente. Estas son algunas:

perro triste

  • Un perro debe correr. Correr es algo que elimina la ansiedad y el estrés y sube la adrenalina. Un perro, sea grande o pequeño, necesita correr. Es bonito llevar a un animal “disfrazado” en un carrito de bebé. Pero recuerda que de ese modo le estamos robando un derecho que le pertenece: el derecho a moverse.
  • Un perro necesita escarbar. Escarbar en la tierra puede parecernos una de las cosas más desagradables que haga un perro. Lo más probable es que tengamos que bañarlo después de ello. No obstante, esto es algo que su instinto le pide hacer y prohibírselo sería estar robándole parte de su personalidad.
  • Un perro necesita revolcarse. ¿Has visto a tu perro revolcarse en el suelo después de jugar contigo o de correr? Es probable que te ponga de los nervios. Pero, ¿has notado cuán feliz es cuando lo hace? Es parte de su personalidad y de su ser. Déjalo hacerlo.
  • Debe oler a otros perros. A nadie posiblemente le guste ver el hocico de su perro pegado en el culito de otro can. Pero esto es algo necesario pues forma parte de su lenguaje corporal. Incide directamente en sus relaciones con otros de su especie.
  • Debe tener sexo. Es normal que un perro corra tras una perra en celo, y es que ellos tienen las mismas necesidades sexuales que nosotros. Y es normal que la perra esté deseosa de sexo cuando está en celo. Se entiende que uno no quiere estar lleno de cachorros toda la vida. No obstante, permite a tu animal que tenga sexo una vez al menos antes de castrarlo.

Esto y otras muchas cosas evitan el aburrimiento en tu perro. Son cosas normales que todo los canes hacen y que todos deberían seguir haciendo. Recuerda que el aburrimiento puede matar a tu peludo.

Cómo el aburrimiento puede matar a tu perro

¿Cómo el aburrimiento puede matar a tu perro? Es obvio que no hablamos de una muerte física, sino más bien espiritual. Tu perro podría dejar de ser perro para llegar a ser algo para lo que no nació. Aunque también podría ocurrir una muerte física si no estamos al tanto de los problemas. Y es que el aburrimiento puede causar en nuestras mascotas muchas afecciones.

Estos son solo algunos de ellos:

problemas-emocionales-en-los-perros

  • Tristeza. Cuando impedimos que los perros se relacionen con otros porque no nos gusta que vayan por ahí oliendo culitos. O porque quizá queremos sobreprotegerlo en exceso. Ahí estamos robándole la oportunidad de estar con otros de su especie, de tener amigos. También de que disfrute de un rato de juegos con aquellos que lo entienden. Seamos realistas, tu perro te ama, pero tú no eres suficiente para llenar su vida. Déjalo que se relacione y que no caiga sumido en la tristeza por ello.
  • Depresión. Cuando un perro se siente limitado en todo lo que desea hacer, este llega a deprimirse. No quiere hacer nada mas que estar tumbado y dormir todo el día. Si alguna vez has estado triste, seguro que has querido dormir y dormir para que el tiempo pase más rápido. Pues bien, eso mismo hace una mascota deprimida. Incluso puede que deje de comer y beber y pudiera morir.
  • Estrés y ansiedad. Un perro aburrido, un can que se siente regañado por lo que hace, puede llegar a sufrir estrés y ansiedad. Estos a su vez pueden generar problemas de comportamiento que dificultarían la vida en común.

Por tanto, ama a tu perro como a una persona más. Pero por favor, déjalo ser lo que es: un perro, para que el aburrimiento no lo mate.