Significados del ladrido en perros

Laura Huelin 16 abril, 2018
Estos pueden ir acompañados de la postura corporal o el movimiento o posición de su rabo; querrá 'decir' una cosa u otra dependiendo de de la situación

Uno de los elementos clave en la comunicación de los perros son sus vocalizaciones. Podemos entender a los canes fácilmente cuando se comunican, pero hemos de tener en cuenta el contexto en el que lo hacen. Si quieres entender el significado del ladrido en perros, estas son sus claves.

Entender el ladrido en perros

La comunicación canina es fácil de comprender si se tienen en cuenta diversos factores. Los perros siempre están comunicándose entre ellos, con nosotros y con el resto del ambiente: no solo lo hacen mediante la voz.

Su postura corporal es muy importante, al igual que el movimiento de su cuerpo; las señales de calma o el movimiento de la cola son elementos que nos están transmitiendo información de manera constante. Pero para entender esta información también tenemos que tener en cuenta el contexto.

Es decir, los significados del ladrido en perros no son los mismos si ocurren en un parque jugando con sus compañeros, solo en casa o durante un momento de mucho ruido, como en una calle muy concurrida. Estas son algunas de las claves para entender el ladrido, pero no se debe olvidar el contexto:

Excitación

El ladrido de excitación es muy característico, porque además suele acompañarse con mucho movimiento en la cola o en el cuerpo en general. El perro nos quiere transmitir que está muy nervioso o excitado, tanto para bien como para mal.

Cómo entender los ladridos de los perros

Dependiendo de en qué situación se encuentre, el perro estará muy contento o sobrepasado por los nervios. Este ladrido se caracteriza por componerse de golpes de voz cortos, seguidos, y habitualmente bastante agudos. Es un ladrido que a los humanos también nos pone nerviosos y puede que nos resulte molesto.

Frustración

Otros de los significados del ladrido en perros que se suelen pasar por alto es la frustración. Cuando un perro quiere algo, no es capaz de alcanzarlo y esto le provoca malestar, aparecen ladridos agudos, largos y separados en el tiempo.

Puede confundirse con un ladrido para llamar la atención, y habitualmente también tiene esta finalidad: el perro nos hace saber que hay algo que quiere alcanzar y no puede. Por ejemplo, ocurre mucho en las terrazas de los bares: el perro quiere irse y no lo consigue, por lo que empieza a ladrar.

Miedo

Cada perro reacciona de manera diferente al miedo: algunos se quedan paralizados, mientras otros no son capaces de mantenerse quietos y deambulan, ladran o incluso saltan. El ladrido de miedo, por lo tanto, también puede ser diferente en cada animal y en cada momento, pero se caracteriza por:

  • Ladridos a mucho volumen o muy poco.
  • Ladridos largos y lentos, o rápidos y cortos.
  • A veces vienen acompañados de un gruñido previo al ladrido.

Aviso

De todos los significados del ladrido en perros, este es quizás el más sencillo de identificar. Son ladridos ni cortos ni largos, seguidos pero no rápidos. Además, el perro nos buscará con la mirada o estará señalando hacia lo que le preocupa y de lo que nos está avisando.

Significado de los ladridos caninos

Tendremos que decidir sobre qué nos está avisando nuestro can según el contexto y sobre lo que esté señalando. También tendremos que identificar si nos está ladrando a nosotros para avisar a otra persona, en caso de que no lo conozcamos.

Aprendido o llamada de atención

Los perros también pueden ladrar para llamar la atención y, de hecho, es uno de los métodos a los que mejor respondemos. Una de las características definitorias de este sonido es que cesa cuando le prestamos atención o cuando el perro consigue su meta.

Normalmente, el ladrido aprendido consta de sonidos a no mucho volumen (aunque pueden aumentarlo si no se les hace caso), espaciados unos cuantos segundos en el tiempo. Podríamos casi decir que entre ladrido y ladrido deja el espacio justo para decirle “¡calla!” o “¡no!”.

Sin embargo, como este ladrido es aprendido, con el paso del tiempo puede cambiar. Su meta es conseguir que le prestemos atención o cedamos ante algo que él quiere, así que irá desarrollando diferentes ladridos hasta encontrar el que antes nos hace reaccionar.

Aullidos para pedir ayuda

No es un ladrido en sí, pero para pedir ayuda los perros emplean un sonido muy característico: los aullidos. El aullido es una llamada de auxilio hacia su familia humana o hacia otros perros, ya que es muy difícil confundirlo con cualquier otro sonido.

Los perros se devuelven el aullido entre sí, y esta es la razón por la que también aúllan cuando pasan las ambulancias: sienten la necesidad de comunicar al ser que está emitiendo el auxilio que no está solo y que ellos están cerca.

Los ladridos son una parte importante de la comunicación canina, pero no es el único elemento de esta. El movimiento y la posición del cuerpo o las expresiones faciales son elementos a tener en cuenta si quieres entender a tu perro. Y no te olvides del contexto, ya que también influye en los significados del ladrido en perros.

Te puede gustar