8 normas no escritas de los parques para perros

Laura Huelin · 23 noviembre, 2017

La legislación actual en muchos países nos obliga a llevar a nuestros perros siempre atados con correa. Entonces, resulta que los parques para perros son los únicos lugares en los que nuestros perros pueden disfrutar e interactuar con sus iguales sin estar atados. Por eso, los parques caninos son lugares ideales para la vida social de un perro.

Algunos parques para perros tienen carteles informando de las normas de uso. Sin embargo, hay muchas otras normas para fomentar la buena convivencia dentro de un parque que no aparecen en los carteles. Por eso, aquí te damos 8 normas no escritas de los parques para perros.

Qué es un parque para perros

Estos parques son normalmente recintos vallados donde los perros pueden estar sueltos de manera legal. Salvo algunas ciudades concretas, es obligatorio que todos los canes vayan atados por lugares públicos.

Perro corriendo en el parque

Hay varios tipos de parques caninos, pero los que más abundan son los terrenos planos con suelo de arena o piedras y unos pocos árboles; y algunos tienen elementos de agility dentro. Por su parte, los mejores parques para perros tienen diferentes tipos de suelo, áreas diferenciadas por tamaño o edad y zonas de agua, árboles y arena.

Cabe reseñar que cada vez hay más parques de este tipo, aunque suelen ser sitios monótonos y bastante parecidos entre sí. Por eso, los perros suelen acudir a los que están más cerca de su casa, sea como el sea ese parque.

Normas escritas de los parques para perros

Es habitual encontrar carteles con una serie de normas de uso para el parque. Estas normas suelen ser:

  • Prohibido entrar con comida
  • Obligatorio recoger las deposiciones de tu perro
  • Obligatorio entrar con collar
  • Prohibida la entrada de perras en celo
  • Perros de razas PPP (perros potencialmente peligrosos) deben llevar bozal

Normas no escritas de los parques para perros: comida y juguetes

1. Prohibido entrar con comida, ya sea humana o para perros. Puede que haya algún canino con ansiedad por la comida al que estresemos mucho si huele que la llevamos encima. De hecho, incluso podríamos provocar una disputa: como menor de los problemas, estaríamos premiando a un perro con comida y al resto no.

2. Prohibido entrar con juguetes: pelotas, y especialmente juguetes con silbatos dentro. Los juguetes provocan mucha excitación y es habitual que haya problemas de nerviosismo, provocados por ver volar o perseguir juguetes. Además, hay muchos perros que no saben compartir los juguetes y suele haber disputas por el control de las pelotas o peluches.

Normas no escritas de los parques para perros: horarios y etiqueta

3. Respeta el horario de descanso de los vecinos, pues hay parques que sí dicen en qué horario puedes usarlos, pero hay otros que no. Muchos de los parques están cerca de edificios o casas, y el ruido o ladridos que vengan de dentro pueden molestar a los vecinos, así que no uses los parques caninos entre las 22:00 y las 08:00 horas, aproximadamente.

4. Debes estar pendiente de tu perro. El recinto está vallado y no se puede escapar, pero debes prestar atención a qué hace tu perro. Seguro que tienes amigos dentro y quieren charlar, pero no debes perder de vista a los canes.

5. Si tu perro está abusando de otro, sal del parque y no esperes a que el otro se enfade. Si tu perro es demasiado insistente o pesado con otro, es hora de salir del parque por el día. Al igual que no te gustaría que otro perro acosase al tuyo, ten empatía y saca al can afectado de esa desagradable situación.

6. No entres con perros enfermos o sin vacunar. La seguridad y la salud de todos los animales del barrio dependen de tu responsabilidad, por lo que si tu perro no está en buen estado de salud, no entres. Además, si tu mascota tiene dolores en la espalda, en las patas o cojea, no le hagas entrar a correr. Déjale recuperarse antes.

Perros saltando en el parque

Normas no escritas de los parques para perros: seguridad y PPP

7. No permitas que tu perro haga agujeros o estropee el parque. Es común en muchas razas o en perros estresados cavar agujeros en el suelo, y el suelo de arena o gravilla de los parques incita a escarbar. Impídele a tu perro que destroce el suelo, ya que otros usuarios del parque podrían tropezarse con el agujero y hacerse mucho daño.

8. Los perros de razas potencialmente peligrosas (PPP) deben entrar con bozal y permanecer poco tiempo dentro del parque: la ley les obliga a estar con bozal siempre que estén en un lugar público. Además, como son perros que suelen jugar de manera brusca, intenta no estar más de cinco minutos dentro del parque.

9. No entres en el parque con collares de pinchos, ahorque o eléctricos. Son malísimos para tu perro, pero además pueden hacerle mucho daño a los otros usuarios del parque.

Podemos hacer los parques para perros lugares mucho más seguros y divertidos entre todos, humanos y perros. Solo debemos seguir las normas y regirnos el sentido común.