Responsabilidad con perros potencialmente peligrosos 

Mariela Ibarra Piedrahita · 21 julio, 2015

Ser cuidador de un perro implica una serie de responsabilidades que van mucho más allá del simple cuidado del animal.

Si bien una parte importante de tener un perro tiene que ver con vigilar la salud y velar por brindarle el mejor entorno posible, también se tienen una serie de compromisos, por ejemplo los que se adquieren con perros potencialmente peligrosos.

¿Cuáles son los perros potencialmente peligrosos?

pitbull hombre

Como perros potencialmente peligrosos (o PPP) es como se le conoce a algunos perros que según las características de su raza pueden llegar a causar graves lesiones o la muerte a personas o animales.

En general este estándar no determina que una raza sea agresiva, pero sí que es lo suficientemente fuerte como para que su tenencia esté regulada.

Los PPP cambian dependiendo de la legislación de cada país, además existen algunas añadiduras por parte de las Comunidades Autónomas, por lo tanto es importante consultar e informarse bien para saber si nuestra mascota pertenece a alguna de las razas PPP, pues esto implicará algunas responsabilidades legales sobre su tenencia.

Las características que se tienen en cuenta para determinar que una raza puede ser potencialemente peligrosa son las siguientes:

  • Aspecto robusto, poderosa musculatura, ágil, resistente y vigoroso.
  • Gran valor y temperamento fuerte.
  • Pelo corto.
  • Tórax ámplio, que le permita una poderosa capacidad pulmonar. En general entre 60 y 80 centímetros.
  • Peso que supere los 20 kilos en la vida adulta.
  • Una altura de entre 50 y 70 centímetros.
  • Mandíbulas grandes y fuertes.
  • Cuello, extremidades y lomo anchos, fuerte y corto, que debe ser musculoso.

Las razas más comunes que forman parte de los perros potencialmente peligrosos son:

Actualmente algunos países incluyen también los perros producto de mezclas entre estas razas.

Igualmente existen unas características y requisitos que deben cumplir las personas antes de adquirir un perro de esta raza.

Requisitos para tener un PPP

Rottweiler

En caso de que una persona se sienta con la capacidad de tener un animal incluido en una lista de perros peligrosos debe, por lo general, cumplir con algunos requisitos para adquirir una licencia en el ayuntamiento en donde reside.

Es importante adquirir la licencia. De lo contrario, puede arriesgarse a que se le retire la mascota y enfrentará problemas legales.

Ten en cuenta que algunos de estos requisitos pueden omitirse, o agregarse otros dependiendo del país, pero en términos generales serían los siguientes:

  • Ser mayor de edad y no presentar una incapacidad permanente que pueda dificultar el cuidado y control del animal.
  • No puede haber sido condenado por crímenes violentos, por ejemplo, asesinato, lesiones a terceros o agresiones sexuales.
  • No tener sanciones por tenencia inapropiada de animales.
  • No haber estado en una banda ni vinculado al narcotráfico.
  • Obtener un certificado de aptitud física y psicológica.
  • Comprar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, que se utilizará en el caso de que el perro lastime a otra persona, sus propiedades o a otros animales.
  • Certificado de vacunación y que se encuentre desparasitado.
  • Certificado de que el perro no muestra signos de agresividad.
  • Renovar la licencia cada 5 años para mantener su validez.
  • Debe registrar cualquier cambio en sus datos en el ayuntamiento en un periodo no superior a 15 días.

Estos requisitos son únicamente para adquirir la licencia de tenencia.

Existen otros requisitos sobre la tenencia del animal en específico, en especial aquellos relacionados con la convivencia y los espacios en los que el can deba compartir con otros:

  • Deben circular en espacios públicos con bozal y cadena o correa. Esta no debe ser extensible y la longitud máxima debe ser de 2 metros.
  • El bozal debe ser acorde al tamaño y raza del perro.
  • Se debe pasear solo un perro de esta clase por persona.
  • Nunca debe pasearlo un menor de edad.

Igualmente, tener un perro sin licencia o incumplir alguno de los compromisos puede generar sanciones económicas que van entre los 150 y los 15 000 euros, dependiendo de la gravedad del incumplimiento.

Las infracciones que generan sanciones más elevadas son las relacionadas con abandono del cuidado del can, no tener licencia, vender o regalar un PPP sin tener licencia para ello o adiestrarlo para activar la agresividad del can.

Las infracciones muy graves en general involucran la confiscación, esterilización o, en casos muy especiales, el sacrificio del can.