Tratamiento de la distiquiasis en perros

12 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
La distiquiasis es una patología ocular en la cual se produce el crecimiento anómalo de pestañas en lugares poco frecuentes de los párpados

Los ojos son de los órganos más importantes del cuerpo. Y es que son indispensables para el sentido de la vista, por lo que hay que cuidarlos y protegerlos. Podrán prevenirse, así, diferentes enfermedades oculares, como la distiquiasis en perros.

¿Qué es la distiquiasis?

Las pestañas son los pelos que crecen bordeando el párpado. La función principal de las pestañas es proteger al ojo de la entrada de agentes externos y favorecer la humedad del ojo. El problema viene cuando comienzan a crecer de manera anormal en lugares poco comunes.

La distiquiasis es una enfermedad ocular caracterizada por el crecimiento anómalo de pestañas en lugares no comunes. En concreto, las pestañas pueden presentarse en áreas poco frecuentes, como las glándulas de Meibomio. Dichas glándulas sebáceas se encuentran situadas en el borde del párpado inferior  y superior. La secreción que producen contiene diferentes sustancias, que incluyen lípidos y esteroles, entre otros.

Esta patología puede ser confundida con la triquiasis. La diferencia fundamental entre ellas es que la triquiasis es una anomalía del párpado en la cual se produce un crecimiento atípico de las pestañas hacia el interior del globo ocular. Por otro lado, como ya se ha mencionado, en la distiquiasis, el crecimiento anómalo ocurre en las áreas del párpado.

Causas y efectos de la distiquiasis en perros

Los ojos son de los órganos más valiosos del cuerpo, por lo que hay que cuidar de ellos, ya que, de lo contrario, el can puede desarrollar derrames oculares u otras enfermedades en.

Por lo tanto, la distiquiasis en perros consiste en el crecimiento de pestañas en regiones atípicas de los párpados. Suelen surgir más de una pestaña de un mismo punto, y reciben el nombre de pestañas ectópicas.

Las pestañas ectópicas pueden no causar síntoma alguno. Sin embargo, cuando los causan, provocan irritación y dolor debido al continuo roce de las pestañas con la superficie del ojo. En casos graves, pueden desarrollarse úlceras corneales.

Cuando las pestañas crecen en la región de las glándulas de Meibomio, dificultan la tarea de las mismas. Estas glándulas producen una secreción que permite la lubricación del ojo.

Esta enfermedad ocular puede ocurrir como consecuencia de varios factores. Dentro de los factores responsables se encuentran los siguientes:

  • Pestañas rígidas.
  • Tendencia a frotarse los ojos.
  • Puede ser un síntoma provocado por la mordedura de una garrapata.
  • Espasmo anormal del párpado (también llamado blefaroespasmo).
  • Lagrimeo frecuente.
  • Aumento de los vasos sanguíneos en la córnea.
  • Cambio en la pigmentación del iris.
  • Úlceras corneales.
Perro frotándose los ojos

No obstante, la mayoría de las veces los síntomas mencionados no son visibles. También ha de tenerse en cuenta que hay diferentes niveles de gravedad dependiendo de los factores implicados, como la edad del perro o la dirección de crecimiento de los pelos.

La edad del perro es un factor de riesgo, ya que cuanto mayor sea, menor es la cantidad de lágrimas que produce. Por ende, la lesión ocasionada es más severa.

Otro síntoma observado es el cambio en el comportamiento del animal. El can comienza a mostrarse incómodo e irritado, se frota los ojos y da muestras de molestias generales.

En el momento en que el perro se encuentre incómodo o irritado, y no sea pueda establecer la causa, conviene acudir al especialista. Así, podrá determinar la causa y establecer el diagnóstico y tratamiento más correcto para cuidar los ojos de las mascotas.

¿Cuál es el tratamiento de la distiquiasis en perros?

Esta enfermedad puede ser tratada de diversas formas. El tratamiento es similar tanto para la distiquiasis como para la triquiasis, ya que el objetivo es la eliminación de los folículos pilosos de las pestañas atípicas. 

Veterinario examinando ojos del perro

Según la gravedad del problema, se podrá realizar un enfoque menos invasivo o más invasivo. Dentro de las opciones a las que se puede optar se encuentran:

  • Lágrimas artificiales pautadas por el veterinario.
  • En algunas ocasiones, se sugiere el uso de lentillas como medida de protección de la córnea.
  • Depilación periódica de las pestañas atípicas. Puede ser manual o eléctrica, con el objetivo la extracción completa del folículo piloso sin romper la pestaña.
  • Realizar una cauterización con láser de Argón o criocoagulación. Estos dos métodos solo se aplican en las ocasiones en las que las pestañas no son numerosas.

En los casos en los que las pestañas han provocado lesiones en la córnea, como queratitis o úlceras, se puede requerir su extirpación quirúrgica. La extirpación completa del folículo piloso de cada pestaña, localizada en lugares extraños del párpado, será necesaria para reparar el daño en la córnea.

En resumen, la distiquiasis en perros es el nombre dado a la aparición de pelos en regiones anómalas de los párpados. Hay factores que pueden agravar esta anomalía, como la edad del animal. Por ello, ante cualquier comportamiento extraño que muestre el compañero cuadrúpedo, lo mejor es buscar atención profesional.