Tramadol para perros: usos y efectos secundarios

El campo de la farmacología veterinaria es muy amplio, tanto que en la actualidad existen diversos medicamentos indicados para conservar la salud en canes. Uno de los más usados por su poderosa acción es el tramadol. Acompáñanos y descubre por qué.
Tramadol para perros: usos y efectos secundarios
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar el 15 junio, 2021.

Última actualización: 15 junio, 2021

Dentro de las características que se buscan para permanecer en un estado general de bienestar, se encuentra la ausencia de dolor. En ocasiones, el mismo organismo no es capaz de permanecer por sí solo con este balance sensorial y necesita de un apoyo extra que la farmacología le puede brindar. El tramadol para perros será un excelente aliado en estos cuadros.

¿Habías escuchado hablar sobre este fármaco? En este artículo, abordaremos muchos de los usos que tiene el tramadol para perros, así como las dosificaciones recomendadas y los principales efectos secundarios que puede traer su administración en tu mascota. Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Para qué sirve el tramadol en perros?

Conocido también como clorhidrato de tramadol y Tralieve® en la industria farmacéutica veterinaria, este medicamento forma parte de la familia de los opioides, cuya principal función es la analgesia. Cuando se administra tramadol en perros, se modifica la transmisión y percepción del dolor en el organismo del animal.

Con un efecto de bienestar y sensación de euforia —similar al producido por la morfina—, tu mascota no solo se encontrará libre de malestar, sino que también podrás observarla más tranquila y relajada. Si bien este estado de alivio permite ver a tu can con más ánimo, debes tener en cuenta que su uso únicamente altera la forma en la que el cuerpo percibe el dolor, pero no soluciona la enfermedad en sí.

Además de ser un potente analgésico, se ha observado que este fármaco tiene un efecto antitusígeno en los pacientes. No obstante, el tramadol para perros no posee propiedades antiinflamatorias, por lo que es muy frecuente administrarlo en conjunto con otros medicamentos.

El tramadol en perros se usa por muchos motivos.

Usos de tramadol para perros

Aunque el dolor puede presentarse por diversas etiologías, a continuación te presentamos las principales situaciones en las que se recomienda el uso del tramadol.

Dolor postoperatorio

Los perros que han sido sometidos a una intervención quirúrgica seguramente tendrán un dolor consecuente a la manipulación de los tejidos. La administración controlada y dosificada de tramadol ayudará a paliar el malestar general del paciente, permitiendo un reposo sin incomodidad y favoreciendo su recuperación.

Osteoartritis

El uso de tramadol para perros con osteoartritis es muy común, pues es la condición más frecuentemente tratada con este poderoso opioide. Es común encontrar pacientes geriátricos con un avanzado desgaste de huesos y articulaciones consecuentes a la edad y el dolor generado en estas situaciones puede ser muy elevado.

Si tu mascota presenta osteoartritis, puedes observarla deprimida, letárgica y renuente a moverse. Una vez que sea valorada por el médico veterinario, este podría indicar un tratamiento a base de tramadol para disminuir la presencia de dolor.

Perros con cáncer

El uso de tramadol para perros que presenten esta enfermedad, independientemente del tipo de cáncer que lo aqueje, favorecerá el alivio de los síntomas que causen dolor. Además, el clorhidrato de tramadol tiene la capacidad de aumentar los niveles de serotonina, lo cual promueve que su angustia se vea disminuida.

Problemas en discos intervertebrales

Tanto la enfermedad discal intervertebral como cualquier patología o situación en la que se vea afectada la médula espinal traerá consigo mucho dolor. Administrar tramadol en perros será una excelente medida analgésica para disminuir el malestar en estos cuadros.

Tramadol para perros con cojera

Existen algunas razas con predisposición genética a padecer problemas óseos, así como algunos trastornos articulares. Si bien usar tramadol para perros con estas afectaciones no resolverán el problema como tal, sí conseguirá que las molestias disminuyan y mejore su calidad de vida.

Dosis de tramadol para perros

Existen diversos factores que hay que considerar cuando se requiere dosificar tramadol para perros. El estado en el que se encuentre tu mascota, su peso, el motivo por el cual necesite de este analgésico y la vía por la que se tenga que administrar serán tomados en cuenta para indicar la dosis farmacológica precisa.

Así como te lo hemos recomendado en ocasiones anteriores, siempre que tu amigo de 4 patas necesite un tratamiento, acude a un centro que te brinde atención profesional. El médico veterinario realizará una valoración general de su estado de salud y determinará la dosificación ideal para tu can. Nunca automediques a tu perro, ya que las dosis de uso humano pueden ser letales para otros animales.

Presentaciones del tramadol para perros

La demanda de los fármacos en el mercado ha generado que exista una amplia variabilidad en sus presentaciones. En el caso del tramadol para perros, podemos encontrar comprimidos, que son excelentes para administrar a perros grandes —por su facilidad de ingestión—. También se encuentra disponible la presentación de tramadol en gotas, ideal en canes de pequeño tamaño.

Habrá circunstancias que ameriten la administración de tramadol de manera inyectable. La vía adecuada será determinada por el médico veterinario. Por último, evita administrar tramadol para uso humano en tu mascota. Las concentraciones pueden no ser las adecuadas y repercutir en su salud.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Al igual que todos los fármacos, el uso de tramadol para perros puede traer consigo una serie de efectos secundarios a los que debes prestar mucha atención. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Somnolencia.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Pérdida de apetito.
  • Estreñimiento.
  • Agitación y modificación del estado de ánimo.

Aunque no es muy común, podría presentarse una hipersensibilidad a este fármaco. En el momento en el que se manifiesten los primeros signos de reacción alérgica, lo mejor será suspender el tratamiento. En dosis muy elevadas de tramadol, tu mascota podría sufrir una intoxicación y presentar convulsiones, problemas respiratorios e incluso falla cardiaca —que pondría en riesgo su vida—.

El uso de tramadol en perros está contraindicado en pacientes geriatras, epilépticos, perras gestantes y lactantes, así como en canes que padezcan de problemas respiratorios graves. Si tu mascota presenta enfermedad renal o hepática, lo mejor será buscar alternativas distintas en su tratamiento.

Una mujer da una pastilla a un perro.

A pesar que el tramadol para perros es un excelente fármaco, no te arriesgues a administrarlo por tu cuenta. Una opinión médica profesional es indispensable cuando se comienza un nuevo tratamiento. Escucha a los expertos y verás lo rápido que tu mascota mostrará una mejoría.

It might interest you...
Señales que muestran que tu perro está dolorido
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Señales que muestran que tu perro está dolorido

Cuando las personas sentimos dolor, es sencillo identificarlo. En un perro es más difícil. En un can no es fácil expresar que el perro está dolorid...



  • Besteiros M. Tramadol para perros – Dosis, usos y efectos secundarios. 20 de junio de 2019. Consultado el 12 de junio de 2021. Disponible en:
  • Vázquez J. Tramadol para perros: dosis, usos y efectos secundarios. Consultado el 12 de junio de 2021. Disponible en:
  • Tramvetol 50 mg comprimidos para perros. Madrid, España. Consultado el 12 de junio de 2021. Disponible en:
  • Leyva L. ¿Para qué se usa el tramadol en perros? España, 18 de julio de 2020. Consultado el 12 de junio de 2021. Disponible en:
  • Engber A. Tratamiento farmacológico de rutina de dolor agudo en caninos: revisión bibliográfica. Valdivia, Chile 2013. Revisado el 13 de junio de 2021. Disponible en: