Todo sobre el comportamiento del Koala

Virginia Duque Mirón · 27 marzo, 2018
Lo más llamativo es que alimentan a sus crías con sus propias heces y son capaces de estar 22 horas durmiendo

Los koalas son conocidos como animales entrañables por su apariencia tierna y peluda. Además, como son exóticos, pues solo se pueden ver en Australia, aún nos llaman más la atención por aquello de ‘queremos lo que no tenemos’. Te invitamos a conocer más sobre el comportamiento del koala.

El comportamiento del koala

A pesar de su apariencia entrañable y dulce, se sabe que los koalas tienen fama de ser un tanto agresivos. Esto sucede porque son un tanto desconfiados, pues hay que pensar que están acostumbrados a vivir en el medio salvaje y eso los hace estar siempre expectantes a los depredadores.

No obstante, cuando son domesticados o tienen confianza con la persona que los quiere acariciar, son dulces, cariñosos y melosos. En realidad no es nada extraño, pues a cualquier animal le sucede esto. Ni siquiera a un perro podemos ir a acariciarlo sin dejar que antes nos huela.

Lo que sí es cierto que esta tendencia un tanto agresiva en situaciones concretas se debe a que no son animales muy sociables y sí muy territoriales. De hecho, ni siquiera les gusta estar con otros congéneres, a no ser que sea para aparearse. Es por ello que su en su estructura social se le suele ver solo y, en pocas ocasiones, en grupos pequeños en los que solo habrá un macho y el restos serán hembras.

Cuánto duerme un koala

Su hábitat se encuentra en los árboles, por lo que será difícil verlo en tierra salvo por una razón: cambiarse de árbol. En esto se parecen mucho a los perezosos, los cuales solo bajan del árbol para hacer sus necesidades y entonces cambian de árbol; aunque las razones del koala para ello son otras muy diferentes que te contaremos más adelante.

Su alimentación

La alimentación del koala se basa prácticamente en las hojas de eucalipto, motivo por el que suele pasar la mayor parte de su tiempo en este tipo de árboles. Es curioso este hecho, ya que las hojas de eucalipto contienen unas toxinas que suelen ser dañinas para otros animales herbívoros.

Es por eso que la madre alimenta a su bebé con heces. Bueno, realmente provienen de un canal distinto del intestino, pero no deja de ser alimento digerido por la madre con el fin de haber eliminado las toxinas que podrían ser perjudiciales para el bebé koala.

Durante unos dos meses, el bebé se alimentará de esta sustancia que se conoce como pap. Solo después de ese tiempo los ‘koalitas’ se atreverán a probar unas hojas por su cuenta sin temor a intoxicarse.

Curiosidades sobre el comportamiento del koala

Curiosidades del koala

Hay muchas curiosidades que rodean a este animal tan gracioso. Estas son algunas:

  • Cambio de árbol. Como decíamos antes, el koala cambia de árbol por motivos diferentes al perezoso. Cuando llega el invierno, suele vivir la mayor parte de su tiempo en los árboles más frondosos, incluso si estos no son eucaliptos, con el fin de ser protegidos del frío por sus hojas. Pero, cuando el verano llega, escoge árboles menos frondosos a los que se abraza en una parte más baja para refrescarse. Así, no es difícil encontrar a koalas en árboles que no sean eucaliptos.
  • No comen de todos los eucaliptos. Se estima que en Australia hay unas 600 especies de eucaliptos, pero los koalas solo se alimentan de 50 de ellas. El por qué aún no se sabe, pero el sabor o el olor no debe ser de su agrado.
  • Caminan, corren y ¡nadan! Esto último no es algo que hagan muy a menudo y, por ello, muchos creen que es un mito, pero parece que hay videos y fotos en internet que confirman que es un hecho.
  • Son muy dormilones. De hecho, se dice que duermen más o menos unas 22 horas al día y, además, ¡se enfadan si los despiertas! Quizá deberíamos cambiar la frase aquella de “duermes más que una marmota” por “duermes más que un koala”.

Un animal curioso y con un comportamiento fuera de lo común, pero que nos sigue enamorando. ¿Quién puede resistirse a esa carita?