Tips para evitar un perro posesivo con sus juguetes

Yamila · 1 mayo, 2018
Existen determinadas razas que son incapaces de prestar sus posesiones, hasta el punto de que pueden llegar a ser agresivos si intentamos quitárselas

El comportamiento de nuestras mascotas depende de muchos factores, entre ellos el aprendizaje que hayan recibido de cachorros. Un perro posesivo con sus juguetes puede haber tenido una ‘infancia’ demasiado permisiva por parte de sus dueños o bien padecer un trastorno de ansiedad. En este artículo te contamos cómo evitar esa conducta.

¿Por qué un perro es posesivo con sus juguetes?

Antes de pretender que modifique sus hábitos, es fundamental saber cuál es el motivo que le lleva a actuar de una forma determinada. Un perro posesivo con sus juguetes no quiere ‘prestar’ nada que le pertenezca y puede volverse bastante agresivo cuando intentamos cojerlos, incluso si es para jugar con él.

Esto puede deberse a diferentes razones, y es necesario determinarla con anticipación antes de aplicar algunas técnicas que eviten dicha conducta posesiva.

1. Inseguridad

Un perro inseguro es también un perro peligroso. No debemos dejar de lado esta premisa. Cuando un animal se siente en riesgo, su primera reacción será la de atacar. El hecho de guardar los juguetes en el colchón o en su territorio y no dejar que nadie los toque, demuestra claramente un tipo de conducta conocido como ‘protección de recursos’ en el cual hará lo imposible por defender aquello que le pertenece.

El miedo a perder el control de sus cosas puede aparecer, por ejemplo, en aquellos canes rescatados de la calle o en las hembras a quienes les han quitado sus crías. Pero también sucede en animales que han tenido siempre muchos juguetes y objetos a su disposición.

2. Genética

Aunque no lo creas, existen algunas razas de perros más propensas a ser acaparadoras de juguetes y volverse obsesivas con ellos. Por supuesto que no podemos echarle la culpa a la genética del comportamiento del animal, pero si tienes un golden retriever, un jack russell, un rottweiler, un border collie o un cocker spaniel, será más probable que sea posesivo.

Perro posesivo con sus juguetes

3. Estrés y ansiedad

Estas son dos emociones que si van en aumento pueden provocar muchos problemas en nuestra mascota, más allá del hecho de guardar sus juguetes y no compartirlos. Cuando llueve, cuando se queda solo muchas horas, cuando sucede algo raro en casa… El animal intentará defender lo que es de él “con uñas y dientes”, como se dice popularmente.

Tips para evitar tener un perro posesivo con sus juguetes

Podemos pensar que un can es como un niño pequeño, el cual necesita aprender a través del amor y el afecto, pero también con firmeza y dedicación. No debemos esperar a que la “situación pase a mayores” y el animal gruña, muerda o hiera a alguien de nuestra familia por no compartir sus cosas. Para evitar un perro posesivo con sus juguetes en casa te recomendamos:

1. Darle la orden que lo deje

Para que las mascotas entiendan y hagan caso, las órdenes deben ser sencillas y con palabras cortas. Un “déjalo” es más efectivo que un “tienes que dejar ese juguete donde estaba”, ya que el animal no puede racionalizar nuestras frases.

En lugar de perseguirle por toda la casa, dile “déjalo” apenas tome el juguete y felicítale o prémiale cuando cumpla la orden. Repite este ejercicio varias veces al día hasta que se convierta en un hábito.

2. Darle la orden que te lo de

Una vez que haya aprendido a dejar el objeto en el suelo o en el lugar donde estaba, la siguiente orden puede ser la de darte el juguete. Esto puede servir por ejemplo en el parque cuando queremos que nos traiga una pelota, rama o lo que sea que le arrojemos al aire.

Perro egoísta

Nuevamente, recuerda usar una palabra única como pueden ser “dame” o “dámelo”con un tono imperativo. Cuando haga lo que le has pedido, deberás hacerle un cumplido, darle un premio o una caricia. Así podrá relacionar el hábito con una buena acción.

3. Reducir episodios estresantes

Por supuesto que no puedes renunciar al trabajo ni dejar de hacer tus actividades fuera de casa para que el perro cambie sus hábitos y comportamiento. Pero sí pueden disfrutar de momentos de calidad cuando están juntos. Llévale al parque, a dar un paseo por el barrio o algo que le reduzca la ansiedad por separación, tan habitual en las mascotas en la ciudad.

Por otra parte, comprende que si el perro es posesivo con sus juguetes en momentos de estrés, como por ejemplo cuando hay una tormenta, espera a enseñarle cuando el día esté soleado. De esta manera, no relacionará los truenos con el hecho de ‘despegarse’ de sus objetos más preciados.