10 tipos de marsupiales

Los tipos de marsupiales que puedes encontrar tienen características basadas en su separación geográfica allá por el Cretácico inferior. Aprende aquí sobre ellos.

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 05 julio, 2021

La cabeza de un pequeño canguro asomando del marsupio de su madre es una imagen conocida, pero ¿qué hay detrás de esta estampa? ¿Qué ventajas tiene llevar a la cría en una bolsa? ¿Cuántos tipos de marsupiales existen?

Aquí tienes respuestas a estas y más preguntas y podrás conocer diferentes tipos de marsupiales. Aunque sea filogenéticamente más antigua, esta forma de reproducción tiene puntos a su favor que han permitido a muchas especies sobrevivir a lo largo de los siglos.

Características de los marsupiales

Los marsupiales son mamíferos vivíparos no placentarios. Esto quiere decir que la placenta, esa bolsa que resguarda al feto, lo alimenta y lo protege del sistema inmune de la madre, no existe en estos animales durante la gestación. En su lugar, cuentan con un marsupio, bolsa de piel en el vientre de la madre.

Las hembras de marsupial tienen 3 vaginas. Las 2 laterales están destinadas a la fecundación y la central es por donde nacen las crías.

Esto supone que las crías nacen muy prematuras y trepan hasta las mamas a través de un camino de saliva que la madre crea antes de su nacimiento. Pasarán gran parte de su desarrollo enganchados a los pezones de la madre, ya que se encuentran en un estado fetal.

La vida de las crías está en riesgo desde que nacen debido a este parto prematuro, pero de esta forma la madre evita tener que sobrevivir con un embarazo avanzado y tener un parto problemático. De hecho, las gestaciones rara vez superan el mes.

Taxonomía de los marsupiales

Existen unas 270 especies de marsupiales, 70 en América y aproximadamente 200 en Australia. Los estudios filogenéticos dan a entender que los marsupiales consiguieron llegar desde Sudamérica a Australia a través de la Antártida cuando Pangea aún existía.

La clase mammalia engloba a la marsupialia, que es a la que pertenecen los animales que nos ocupan. Dentro de esta infraclase, se pueden encontrar los siguientes órdenes:

  • Orden Didelphimorphia: este orden agrupa la mayoría de marsupiales americanos, como la zarigüeya o tlacuache. Muchos de ellos se consideran fósiles vivientes.
  • Orden Paucituberculata: también americanos, solo tiene miembros vivos en la familia Caenolestidae, pues el resto de especies se extinguieron hace tiempo.
  • Orden Microbiotheria: el único integrante de este orden es el monito de monte (Dromiciops gliroides), que vive en el Neotrópico Americano a pesar de estar más emparentado con los marsupiales australianos.
  • Orden Dasyuromorphia: este orden es endémico del continente australiano. La mayor parte de sus integrantes son terrestres y carnívoros, como el demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii).
  • Orden Peramelemorphia: caracterizados por sus patas finas y su hocico alargado, este orden lo conforman los bandicuts (Peramelidae) y los bilbies (Macrotis).
  • Orden Notoryctemorphia: los miembros de este orden guardan un parecido increíble con los topos placentarios, aunque se traten de especies filogenéticamente alejadas.
  • Orden Diprotodontia: a este grupo pertenecen los marsupiales con dos incisivos en la mandíbula. Aquí puedes encontrar al canguro, el koala o el petauro, bastante conocidos en la cultura general.

Tipos de marsupiales americanos

Filogenéticamente más antiguos, los marsupiales americanos son menos conocidos a nivel divulgativo —aunque no por ello menos interesantes—. Si quieres conocerlos mejor, más adelante tienes unos cuantos ejemplos.

Tlacuachillo de agua (Chironectes mínimus)

Es el único marsupial acuático que se conoce. Su hábitat se encuentra en los lagos y arroyos de México y sus poblaciones se distribuyen hasta el noreste de Argentina. Se alimenta de crustáceos de río, anfibios y peces. Puede llegar a medir unos 75 centímetros de la cabeza a la cola.

Tlacuache de cuatro ojos (Philander opossum)

Habita en el sur de México, aunque también se la encuentra en Sudamérica. De alimentación omnívora, es una especie arborícola y terrestre de hábitos nocturnos. A la familia de los tlacuaches también se la conoce como “zarigüeyas” en su sentido más amplio.

Chuchita colombiana (Gracilinanus perijae)

También conocida como zarigüeya ratón de Colombia, esta especie es endémica del país que le da nombre. Se trata de un animal minúsculo que vive en los bosques de tierras bajas tropicales y subtropicales.

Zarigüeya norteamericana (Didelphis virginiana)

Quizá es el representante más conocido en los medios de comunicación, pues los hábitos alimenticios oportunistas de esta zarigüeya le permitieron expandirse hasta Norteamérica. Es común ver ejemplares adentrándose en las ciudades y en los patios de las casas.

Tunato colombiano (Caenolestes fuliginosus)

Endémico del sur de Valdivia (Antioquía), este pequeño marsupial es de hábitos nocturnos y omnívoros. Se encuentra en peligro crítico de extinción por la agricultura que destruye su hábitat.

Comadreja ovejera (Didelphis albiventris)

La comadreja ovejera o comadreja mora es típica de Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay y Paraguay. A pesar del apelativo “comadreja”, no es un mustélido, pues se trata de un marsupial. Tiene un ciclo de vida muy corto, ya que apenas llega a los 4 años de edad. Es una especie omnívora que se alimenta de insectos, roedores, anfibios, reptiles y frutos.

Tipos de marsupiales australianos

En este continente es donde se encuentran mayor número de estos animales: de los 378 mamíferos terrestres registrados allí, 200 son marsupiales. Los marsupiales australianos se caracterizan por la gran variabilidad adaptativa de sus especies, como puedes comprobar con los siguientes ejemplos.

Canguro gigante (Macropus giganteus)

El canguro gigante o canguro gris oriental puede pesar más de 60 kilos y llegar a los 2 metros de altura. Sus potentes patas traseras le permiten llegar a los 55 kilómetros/hora en marchas muy veloces. Habita en el sur y este de Australia y Tasmania.

Uómbat común (Vombatus ursinus)

Es la única especie de su género y se caracteriza por su dieta herbívora y su comportamiento oportunista. Aunque a día de hoy está prohibido, su aspecto adorable causó que este marsupial se explotara como animal doméstico en el pasado. Su metabolismo es extraordinariamente lento y suele moverse con tranquilidad, aunque puede hacerlo muy deprisa en caso de peligro.

Walabí del pantano (Wallabia bicolor)

Este género se diferencia del de los canguros, aunque su aspecto sea muy similar. La hembra de esta especie alberga una particularidad: tiene 2 úteros, lo que le permite iniciar un nuevo periodo de gestación mientras todavía lleva una cría en su vientre, es decir, que podría encadenar un embarazo con otro.

Canguro rojo (Macropus rufus)

Considerado el mayor de los marsupiales actuales, su peso llega a 90 kilogramos y su altura a los 1,50 metros. Su dieta consiste en hierba y hojas de árboles y arbustos. Es una especie gregaria que se organiza en grupos de 2 a 10 ejemplares en época de lluvia, pero en sequía pueden llegar a los 1500 individuos.

Estos marsupiales pueden dar saltos de 10 metros.

¿Conocías todos estos tipos de marsupiales? Especialmente en Australia, donde existen tantas especies endémicas, su conservación se vuelve imprescindible para la biodiversidad de sus hábitats. Como siempre, el primer paso para protegerlos es conocerlos un poco más.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué hay mapaches en Europa?

Muchos desconocen que aunque este animal es americano, la presencia de mapaches en Europa es cada vez más abundante. Esta especie invasora se ha ex...