Tipos de heces en perros y lo que dicen de su salud

6 agosto, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
Los perros defecan todos los días, así que fijarse en sus deposiciones es una de las formas más fiables de monitorizar su salud a nivel gastrointestinal.

Todos los canes hacen de vientre al menos una vez al día, pero es normal que defequen 2, 3 e incluso más veces en 24 horas. Los tipos de heces en perros y su frecuencia de deposición nos dicen mucho sobre ellos: salud gastrointestinal, bienestar sistémico, edad, peso, ingesta calórica y muchas cosas más. En cada paseo, hay que prestar atención a los pequeños “regalos” que deja el canino.

Aunque parezca un tema desagradable, normalizar la inspección de las heces de las mascotas es esencial, pues solo así se podrán detectar problemas gastrointestinales a tiempo y acudir al veterinario antes de que sea demasiado tarde. A continuación, te contamos los tipos de heces que existen en perros con base en varios parámetros fisiológicos y organolépticos. No te lo pierdas.

1. Tipos de heces en perros según su consistencia

Quizá lo más común es fijarse en el color de las deposiciones, pues es lo que más llama la atención del tutor durante el paseo con su can. De todas formas, la consistencia de las heces es de igual importancia, pues puede indicar desajustes hídricos en el animal y muchas cosas más.

La “caca perfecta” debe ser sólida y mantener su forma una vez se recoge con ayuda de una bolsa, pero también tiene que notarse húmeda a la vista y el tacto. Si una hez normal se localiza en el punto 3,5 de una escala de consistencia, un 1 es una defecación pedregosa y disgregada y un 7 directamente agua.

1.1 Heces de dureza excesiva

El motivo más común de este evento fisiológico es la deshidratación. Si el can no consume agua o alimento húmedo al día en cantidades adecuadas, es posible que no tenga suficientes fluidos para otorgarle la consistencia necesaria a sus heces. La falta de ejercicio, la carencia o exceso de fibra, los abscesos en los sacos anales o la ingestión de material no comestible también pueden ser causantes.

1.2 Diarrea

Si tu can hace caca con consistencia acuosa durante 3 veces al día o más, se puede afirmar que está pasando por un cuadro diarreico. Muchas patologías se manifiestan con diarrea: parasitosis, intoxicaciones, infecciones bacterianas, ingesta de comida en mal estado o de material no comestible, infecciones víricas y otras muchas cosas más.

Si tu perro tiene diarrea, es muy importante preguntarse por cuánto tiempo lleva así y si las deposiciones tienen otras características más allá de su apariencia húmeda. Que las heces sean acuosas ya es motivo de visita al veterinario, pero si estas presentan pus, moco o heces, la urgencia se evidencia aún más.

La alimentación en perros con diarrea.

2. Tipos de heces según su tamaño

La dimensión de la deposición del animal debe corresponder al tamaño de la raza y a la ingesta alimentaria que ha recibido. Por ejemplo, un yorkshire nunca va a defecar como un gran danés. Si un perro produce cacas de dimensiones excesivas de forma constante, es posible que el tutor lo esté alimentando un poco de más y deba reducir su ingesta.

El tamaño de la deposición guarda una relación directa con la cantidad de pienso aportada al canino.

3. Tipos de heces en perros según su color

Quizá este sea el parámetro más importante a la hora de clasificar los tipos de heces en perros. A continuación, te mostramos cómo es la salud intestinal de tu perro con base en la tonalidad de sus deposiciones. No te lo pierdas.

3.1 Marrón

El color marrón chocolate es el estándar y es indicativo de salud gástrica en todos los sentidos. Este tono se consigue gracias a la bilirrubina, un compuesto derivado del metabolismo que se junta con la bilis y se segrega con el hígado al intestino del hígado. Gracias a la acción de este jugo intestinal, las deposiciones de los vertebrados suelen ser de tonos marrones claros.

3.2 Negro

Unas heces negras son muy mala señal. En general, este tono indica que el can está sangrando en el tracto digestivo superior, es decir, la parte baja del esófago o el estómago. Como la sangre se digiere gracias a la acción enzimática de los jugos estomacales, pasa de un tono rojo a uno negro. Puede ser indicio de una lesión en el estómago, de un cáncer gástrico o de una úlcera, entre otras condiciones.

3.3 Verde

Este es uno de los tipos de heces en perros que no suelen suponer un problema, a menos que se presenten de forma constante. Si tu can hace una caca con esta consistencia varias horas después de un paseo en el que ha estado comiendo hierba, la cuestión se responde por sí sola. A veces, estos animales ingieren materia vegetal para purificar su sistema gastrointestinal.

De todas formas, las heces verdes también pueden ser indicio de un problema en la vesícula biliar. Si esta tonalidad fecal se presenta de forma repetida, no dudes en acudir al veterinario con presteza. 

3.4 Gris y blanco

Las heces blandas, grasosas y grises son indicio de un problema en el páncreas. También pueden indicar que la dieta de tu can es demasiado alta en calcio, en cuyo caso se recomienda acudir a un profesional nutricional canino para replantearse las elecciones del menú de la mascota.

3.5 Amarillo y anaranjado

Una hez amarillenta suele ser indicativo de un problema gastrointestinal y casi siempre precede a la diarrea. También se ha asociado este tono y el anaranjado a un problema en el hígado, así que podría reflejar una situación fisiológica seria en el can. 

4. Otros tipos de heces en perros y consideraciones

Más allá del color y la consistencia de las heces, existen ciertos escenarios atípicos a los que hay que poner especial atención. Con ellos, cerramos el espacio.

4.1 Forma anormal

Las heces normales tienen una forma de “salchicha” y son alargadas pero no demasiado finas. Si las deposiciones se presentan en pequeños círculos, excesivamente finas o con otras variaciones atípicas, es posible que tu perro tenga un desajuste intestinal o problemas en la región anal.

4.2 Heces mucosas

Una pequeña cantidad de moco en las heces de tu perro no es nada de lo que preocuparse, pues este material ayuda a que las deposiciones sean liberadas con mayor facilidad. De todas formas, si su presencia es excesiva lo más posible es que exista un problema de irritación o inflamación en el tracto gastrointestinal del can.

4.3 Heces con granulaciones o puntos blancos

Si tu perro ha comido maíz o algún otro alimento con semillas duras, es posible que sus heces tengan punteaduras al día siguiente. Esto es normal, pero en general los puntos blancos en las deposiciones suelen ser un indicativo de parásitos activos en el intestino del animal. Cualquier anormalidad de este tipo amerita una visita urgente al veterinario.

Una caca de perro en una hierba.

Los tipos de heces en perros pueden ayudarte a discernir la normalidad del cuadro patológico en tu cánido. Recuerda que la deposición perfecta es marronácea, alargada, consistente y húmeda, sin cuerpos extraños o punteaduras. Cualquier desviación de la norma indica la necesidad de acudir al veterinario con presteza.

  • Bragg, M., Freeman, E. W., Lim, H. C., Songsasen, N., & Muletz-Wolz, C. R. (2020). Gut microbiomes differ among dietary types and stool consistency in the captive red wolf (Canis rufus). Frontiers in microbiology, 11, 2777.
  • Poulle, M. L., Bastien, M., Richard, Y., Josse-Dupuis, É., Aubert, D., Villena, I., & Knapp, J. (2017). Detection of Echinococcus multilocularis and other foodborne parasites in fox, cat and dog faeces collected in kitchen gardens in a highly endemic area for alveolar echinococcosis. Parasite, 24.
  • Muirhead, E. E., Jones, F., Stirman, J. A., & Lesch, W. (1953). Hemolytic anemia of the dog following bilateral nephrectomy. American Journal of Physiology-Legacy Content, 173(2), 371-378.
  • Klag, A. R., Dunbar, L. E., & Girard, C. A. (1991). Concurrent ehrlichiosis and babesiosis in a dog. The Canadian Veterinary Journal, 32(5), 305.