Loading...
 

Tipos de mastín

Los mastines son perros de tipo moloso y dentro de los mismos se pueden diferenciar unas cuantas variedades. ¡Te invitamos a descubrirlas todas!

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 19 septiembre, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 19 septiembre, 2021

Última actualización: 19 septiembre, 2021

Si algo caracteriza a cualquiera de los tipos de mastín es que poseen un cuerpo muy imponente y musculoso. De todas formas, al hablar de mastines no podemos mencionar a una sola raza, pues hay varias existentes.

Además de su físico, otra característica común a todos estos cánidos es su gran lealtad y su carácter protector. Esto es algo que los ha hecho perfectos perros guardianes a lo largo de toda su historia. ¿Quieres saber más sobre ellos? ¡Aquí te lo contamos!

¿Cuántos tipos de mastín reconocidos hay?

Para comenzar, es necesario destacar que la Federación Cinológica Internacional (FCI) reconoce 8 tipos de mastín. Cada uno constituye una raza independiente y exploramos sus características en las siguientes líneas.

En general, se puede decir que el mastín es un perro moloso y con mucha antigüedad. Esto es lo que ha hecho que con el paso de los siglos hayan acabado surgiendo tantas variedades y tonalidades derivadas de su plano corporal primigenio.

1. Mastín tibetano

También conocido como dogo del Tíbet, el mastín tibetano proviene de la región que le da nombre. Allí es famoso por ser un gran perro guardián sin perder excelencia como animal de compañía. Se trata de uno de los tipos de mastín más antiguos, pues existen registros de esta variedad que datan del año 300 a. C.

Este perro presenta una apariencia imponente, con un pelaje grueso y áspero muy abundante en todo su cuerpo, especialmente en el cuello y los hombros. El color del manto puede variar, aunque es usual el tono rojizo, el negro o el azulado (completo o con manchas).

Una particularidad de esta raza es que alcanza su madurez bastante más tarde que otros canes. En los machos les llega a los 4 años y en las hembras a los 3. La media se encuentra entre los 6 y los 12 meses en la mayoría de perros.

2. Mastín italiano

El mastín italiano desciende del moloso romano. También se le conoce como cane corso y se trata de un can de tamaño entre mediano y grande, muy musculoso y con porte elegante.

Las características que más destacan de él son su pelaje tupido y brillante (de color negro, leonado o gris) y su cabeza grande con una mandíbula cuadrada. Además, es un excelente perro protector, tarea que desempeña a la perfección por ser muy atento y leal.

El cane corso es un animal que ama estar al aire libre. Por ello, como mascota encajará con aquellas personas que puedan vivir en el campo y quieran compartir actividad física con él.

3. Mastín napolitano

El mastín napolitano proviene de Nápoles y se tienen registros del siglo I d. C. del perro moloso del que desciende. Sin embargo, esta raza no comenzó a criarse hasta 1947 como tal.

Se trata de un can grande, con una altura que se sitúa entre los 60 y los 75 centímetros a la cruz y un peso que puede estar entre los 50 y 70 kilogramos. Además, tiene una mandíbula poderosa, un cuerpo musculoso y su pelaje es corto y tupido.

Con esas características, no es de extrañar que su imagen imponga. Sin embargo, si algo destaca también de este perro es que es muy pacífico y amigable con los animales del entorno.

4. Boerboel

El boerboel también es conocido como mastín sudafricano, pues el sur de África es su lugar de procedencia. Se trata de un animal grande que puede medir entre 55 y 70 centímetros y que, desde sus orígenes allá por el siglo XVII, se dedica a la protección de granjas.

Este can posee una mandíbula poderosa y cuadrada. Su pelo es muy corto, brillante y los colores que más suelen predominar en él son el rojizo, el arenoso y el atigrado.

5. Pastor del Cáucaso

Si algo destaca del pastor del Cáucaso es su abundante pelaje, el cual le da una apariencia muy particular. El pelo que presenta es tupido, muy espeso y combina diferentes colores: negro y rojizo, negro y beige, negro y castaño y otros muchos más.

Es un perro muy valiente como guardián. Sin embargo, con una correcta socialización también puede ser una excelente mascota de carácter afable.

6. Mastín español

Otro de los tipos de mastín dignos de conocer es el mastín español, al cual también se le denomina como mastín leonés. Con origen es España, este can tiene una larga trayectoria como guardián de rebaños y de terrenos.

Este can posee un cuerpo compacto y macizo y unas patas equilibradas y fuertes. Presenta un manto de pelo semilargo, tupido y liso. Su color puede variar, destacando sobre el resto los tonos rojizos, los negros, los amarillos, los blancos y varias combinaciones entre ellos. Es un perro muy inteligente y fiel a la par que cariñoso. Por estos motivos, también es una excelente mascota.

7. Mastín inglés o mastiff

El mastiff o mastín inglés tiene su origen en Gran Bretaña, donde existen registros de la raza del siglo XV. Aun así, ciertos documentos hablan de un antepasado reconocido durante las invasiones de los romanos al país, por lo que puede ser mucho más antiguo.

La presencia imponente de este perro viene dada por su cabeza cuadrada y su cuerpo musculoso y grande. Su pelaje es corto y áspero al tacto, de color leonado o atigrado. El hocico es negro y también posee manchas de este color alrededor de los ojos.

8. Mastín del Pirineo

El mastín del Pirineo es otro de los tipos de mastín que tienen su origen en España. Este también cumple una perfecta labor de perro guardián por su carácter vivaz.

Se trata de un can de tamaño mediano, con la cabeza grande y unos ojos pequeños. Su pelaje se presenta en forma de un manto tupido, grueso y compuesto por pelos de unos 10 centímetros de longitud aproximadamente. Esto le da una apariencia lanuda y bonachona.

Lo más común es que el pelo de este can sea de color blanco con una máscara oscura en la cara. Por ello, a veces se le suele llamar mastín blanco. Sin embargo, también hay ejemplares con tonos pardos, amarillos y grises en su pelaje.

Tipos de mastín no reconocidos

Además de los mencionados, existen otros tipos de mastín que no se encuentran reconocidos de forma oficial como razas (o sí lo están, pero no terminan de catalogarse como mastines). ¡Aquí te los mostramos!

Mastín afgano

El mastín afgano existe desde hace muchos siglos y es famoso por ser un gran perro guardián de las tribus nómadas. Este can tiene un cuerpo de tamaño medio y porta unas extremidades largas y finas. Su pelaje es de longitud mediana, presentándose en tonos castaños y arena.

Mastín de Cachemira

El mastín de Cachemira es un perro criado en las montañas del Himalaya y se conoce también por el nombre de bakharwal. Es un animal empleado para proteger al ganado en su lugar de procedencia. Su característica física principal es su cuerpo musculoso y fuerte, soportado por unas patas largas y recubierto de un pelaje liso de color negro, castaño o manchado.

Bullmastiff

Con el bullmastiff hay cierta controversia, pues algunas entidades lo catalogan como un tipo de mastín y otras no. Esto se debe a que se trata de un perro híbrido cuyo surgimiento se dio por el cruce entre un bulldog y un antiguo mastín.

Este perro tiene un cuerpo muy compacto y fuerte. Su hocico es corto, achatado y posee una mandíbula poderosa. En cuanto a su pelo, este también es corto y no muy suave al tacto. El manto se presenta en colores variables entre arena, rojizo y atigrado, con intensidades más claras u oscuras según el ejemplar. Además, posee una máscara negra en la cara y manchas blancas en el pecho.

Gran mastín de Borinquen

El gran mastín de Borinquen también es conocido como mastín de Puerto Rico y se trata de la única raza nativa de esta isla. Su origen se debe al cruce de mastines españoles con molosos latinoamericanos y jíbaros típicos de la isla.

Mastín americano

El mastín americano es un perro moloso con origen en Estados Unidos. Nace del cruce entre el perro mastín inglés y un pastor de Anatolia. A pesar de ser considerado como un can gigante, tiene buena fama como animal de compañía por su carácter tranquilo y dócil.

Después de descubrir todos los tipos de mastín que hay, quizás te estés planteando cuál de ellos puede ser el mejor compañero para ti. La realidad es que todos ellos presentan cierta facilidad para el adiestramiento, por lo que no debería haber problemas en la convivencia si se les otorga una buena educación.

Sin embargo, debido a su considerable tamaño, hay que tener muy presente que estos perros necesitan mucho espacio para vivir. Por ello, no son recomendables para personas que habiten en pequeños apartamentos.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
12 tipos de Husky

No cabe duda de que el Husky siberiano es un perro muy conocido por su belleza y sus cualidades. Pero, ¿hay otros tipos de Husky?