Mastín Napolitano, el coloso pacífico

Yamila · 2 agosto, 2017

Se trata de uno de los perros más grandes del mundo, y desciende del ejemplar canino más antiguo (Mastín Tibetano). En este artículo te contaremos todo sobre el Mastín Napolitano, un coloso leal, precioso, y de temperamento pacífico.

Orígenes del Mastín Napolitano

Esta raza procedente de Europa es un descendiente directo del Mastín Tibetano, el exponente más antiguo de la especie canina. Se estima que los primeros mastines asiáticos fueron llevados por Alejandro Magno de India a Grecia en el año 300 a.C.

Los griegos presentaron la raza a los romanos, y estos los empezaron a usar en sus combates de circo en los coliseos. La palabra “Mastín” deriva del latín “Massivus”, que quiere decir “macizo”, justamente una de las principales características del perro.

Otra teoría sobre los orígenes del Mastín Napolitano afirma que los fenicios llevaron varios ejemplares de este perro a Britannia (año 500 a.C.), y desde allí se habría desarrollado la raza. Debido a sus características físicas, era entrenado para pelear con tigres, osos, leones y, por supuesto, contra los gladiadores.

De cualquier manera, se trata de un antiguo coloso de la zona sur de la Península Saletina. En la región de Campania se siguió criando el Mastín a pesar de los conflictos bélicos. Existen varias líneas de sangre de esta raza, entre ellas se destacan: Ponzano, Gheno, Vittoriale, Fossombrone, Castellaccio, Ponzo y Sole.

Características y comportamiento del Mastín Napolitano

A primera vista, nos damos cuenta de que se trata de un perro musculoso y fuerte. Es pesado, colosal, y con una altura que ronda los 60 cm a la cruz. El peso oscila entre los 50 y los 70 kg en los machos adultos. Está dentro del grupo de los perros gigantes, es fornido y tiene una cabeza enorme.

Perro sentado

El manto puede ser de diferentes colores, entre ellos gris, gris plomizo, marrón, leonado y atigrado. Los ojos del Mastín Napolitano son de expresión penetrante. Las orejas pequeñas y triangulares le cuelgan a los costados de la cara (llegan hasta las mejillas). La cola es gruesa en el comienzo y se va afinando en la punta.

Su andar es lento y pausado, por ello se lo confunde y compara muchas veces con un oso.

En cuanto a su carácter, el Mastín Napolitano es leal, decidido, protector, vigilante, inteligente, majestuoso y noble. No ataca ni muerde sin una razón muy puntual. A pesar de su gran tamaño, es inofensivo e ideal para casas con niños.

El mastín es un excelente perro guardián y, si se lo entrena desde pequeño, es aún más equilibrado, dulce y afectuoso con su dueño y toda la familia (incluyendo amigos y conocidos). Este animal valiente resiste el dolor físico, y su maciza estructura lo convierte en un gigante algo torpe.

Cuidados del Mastín Napolitano

La cría de esta raza de canes suele ser difícil y muy laboriosa. El temperamento del perro depende del adiestramiento que reciba de cachorro. Es fundamental socializarlo a temprana edad para evitar que se vuelva agresivo.

También es muy importante que el Mastín Napolitano realice ejercicio al menos tres veces por semana, porque es vulnerable al sobrepeso. Puede llegar fácilmente a los 100 kg. Es fundamental cuidar su alimentación para que no pierda la vivacidad. Los veterinarios aconsejan ofrecerle carne y arroz todos los días, acompañado de pienso específico para su raza y sus necesidades.

 

No olvides limpiar bien la cara del perro después de las comidas, y cumplir con su higiene, ya que los pliegues de piel pueden acumular suciedad y humedad, produciendo infecciones y mal olor.

La enfermedad habitual en los mastines es la displasia de cadera, debido a su alto peso. Otro motivo más para evitar la obesidad en el animal. Otros problemas comunes son la artritis, la displasia de codo y la torsión de estómago (prestar mucha atención a esta última, porque puede ser mortal).

Antes de adoptar un Mastín Napolitano, asegúrate de tener suficiente espacio, ya que al tratarse de un perro gigante, no puede vivir en un piso o casa pequeña. Recuerda que triplica el peso y la altura de nacido a los 3 años de vida.