El Mastín Español: origen, características y comportamiento

Laura Huelin · 31 octubre, 2018
¿Conoces al Mastín Español? Por sus características y comportamiento es un perro idóneo para cuidar y proteger el ganado. Te presentamos los principales rasgos de este can.

Son pacientes, trabajadores y familiares, aunque no se les da bien seguir órdenes. El Mastín Español es uno de los perros tradicionalmente empleados para cuidar el ganado. A continuación te desvelamos todos sus secretos.

Origen del Mastín Español

El Mastín Español, al igual que otras razas de mastín, es un perro de tipo moloso que se ha dedicado tradicionalmente a proteger y acompañar al ganado. Se dice que estas razas son tan antiguas como la propia trashumancia, por lo que sus orígenes se sitúan hace miles de años.

La función de estas razas es proteger al ganado de los peligros, especialmente de lobos y zorros. Se pueden encontrar mastines en todas las partes del mundo donde ha habido o todavía hay ganadería extensiva, especialmente cuando se trata de rebaños de ovejas o cabras.

El Mastín Español es una de las razas de mastines propias de la Península Ibérica. Aunque en cada región tiene un nombre diferente, el desplazamiento de los pastores, el ganado y sus perros por todo el territorio ha hecho que se hayan ido mezclando las características distintivas de cada región.

Es una raza de perro que se encuentra de manera frecuente en zonas rurales: siguen acompañando y protegiendo al ganado de los lobos, pero también protegen fincas y casas fuera de núcleos urbanos. En menor medida se encuentran en ciudades, ya que no suelen adaptarse bien a una vida lejos de la naturaleza.

Mastín Español en el campo.

Características del Mastín Español

El Mastín Español es un perro de tamaño grande, bien proporcionado y musculoso, de aspecto robusto y ancho. Tiene la cabeza ancha y las orejas caídas a los lados, lo que reafirma este aspecto de gigante. Además, tiene mucha piel suelta: en el pecho, en el vientre y también en la cabeza, de hecho, los labios son tan colgantes que el superior tapa al inferior.

El estándar de la raza especifica una talla mínima pero no máxima: los machos adultos deben medir por lo menos 77 centímetros hasta la cruz. Las hembras son un poco más pequeñas, pero alcanzan como mínimo 72 centímetros. El estándar no especifica un peso, aunque suelen situarse por encima de los 50 kilogramos.

El Mastín Español tiene el manto tupido y semilargo. Puede ser de cualquier color, aunque los más buscados son los negros, pardos, rojizos, amarillos o atigrados. Como esta raza se ha criado para trabajar y no por belleza, se aceptan todas las combinaciones posibles de colores.

Comportamiento del Mastín Español

El Mastín Español, como bien transmite su mirada, es un perro tranquilo y pacífico. Tiene un gran cuerpo, pero sabe economizar su energía: no necesita hacer mucho ejercicio ni tiene una actividad desbordante.

Es una raza dedicada a proteger el ganado y esto ha modulado su carácter: es un perro valiente, decidido y seguro de sí mismo. Cuando siente que su familia está amenazada no duda en protegerla o ahuyentar a los intrusos.

También por esta característica es un perro al que no se puede obligar a obedecer: son independientes, por lo que hay que buscar su colaboración y no su sumisión ciega. Por esto, la educación del Mastín Español debe tener siempre un enfoque positivo y ser lo menos intrusiva posible: es feliz aprendiendo por su cuenta en vez de siguiendo largas listas de órdenes.

Instinto de guardia en perros

Cuidados del Mastín Español

El Mastín Español en general es una raza sana, aunque por su enorme tamaño es propenso a tener problemas de salud que necesitan especial atención: sus articulaciones, especialmente la cadera, pueden sufrir displasia. También puede sufrir torsión de estómago, por lo que se recomienda que sus propietarios tengan cuidado con las cantidades de comida que le proporcionan.

Como es un perro que trabaja en los montes, después de cada excursión debe hacérsele una revisión completa al cuerpo en busca de parásitos, pinchos o espinas clavadas. También es imprescindible tener al día su calendario de desparasitación interna y externa, así como sus vacunas y revisiones médicas.

Debido a las características de su manto, necesita cepillados frecuentes. Solo así se puede deshacer del pelo muerto y evitar irritaciones y otros problemas en la piel que se pueden acentuar debido a las arrugas que se le forman en la cara, pecho y cuello.

El Mastín Español es un perro grande, ligado siempre al trabajo de protección. Son leales pero independientes, trabajadores pero tranquilos y grandes pero cariñosos y familiares. Sin la labor que desempeñan estos perros la vida del ganado y de los pastores sería mucho más difícil.