Tipos de arnés para perro

Para salir a pasear con nuestro perro habitualmente se recomienda usar un arnés en vez de un collar. Y es que el arnés recoge mejor el peso del perro, mientras que el collar hace daño si el perro estira la correa.

En  el caso de que un perro dé un tirón, el arnés amortigua el golpe tanto para el perro como para el humano. Hay varios tipos de arnés para perro en tiendas para mascotas, y seguramente desconocemos cuál puede ser el más indicado para nuestro perro.

Por eso, queremos hacer una lista de los modelos más comunes que encontramos a la venta:

Qué tipos de arnés para perro elegir

El arnés es la mejor opción a la hora de conseguir un paseo tranquilo para tu perro. Si un modelo es mejor que otro dependerá de la preferencia personal del propietario, es decir, de quien pasea al perro. Los aspectos más decisivos a la hora de comprar un arnés nuevo para el can suelen estar relacionados con la facilidad para ponerlo y con la estética.

Perro con arnes

Para comprar un arnés nuevo para tu perro debes tener en cuenta que tiene que estar hecho con materiales resistentes (normalmente con cintas de nylon), debe tener cierres seguros y, fundamentalmente, tiene que quedarle bien de tamaño a tu perro.

Arnés en ‘Y’

Es uno de los tipos de arnés para perro más común, pues es están a la venta en cualquier tienda para mascotas; y hay una gran variedad de tallas, colores y precios. El arnés se compone de unas pocas tiras de nylon o cuero que rodean las patas y el pecho, y que se cierra sobre la zona de las costillas. Tienen una argolla un poco más abajo de los omóplatos para enganchar la correa.

Para colocarlo, debes introducir la cabeza del perro por el frontal del arnés y unir los cierres a la altura de las costillas. Son muy fáciles de colocar y no se suele necesitar manipular mucho al perro para conseguirlo. Si el perro da un tirón el arnés recogerá su fuerza en el pecho, pero como está enganchado desde la espalda facilita su control sin lastimarle.

Arnés antitirones o de adiestramiento

Los arneses antitirones se han puesto de moda desde hace un par de años. Están formados por dos o tres tiras de nylon, que cruzan horizontalmente el pecho del perro, y que se cierran rodeando el torso. Tienen una argolla para enganchar la correa en el centro del pecho, por delante; y a veces otra en lo alto de la espalda, por detrás.

Se les ha llamado arneses anti-tiro, pero ‘vestirlo’ no evita que el perro estire la correa ni dé tirones. Si el perro echa a correr lo que hace es desviar su fuerza hacia uno de los dos lados del canino, ya que la correa está enganchada por delante. No enseña por sí mismo al perro a no tirar, sino que puede facilitar el proceso de aprendizaje para que no tire.

Como advertencia, para perros que tiran de la correa el uso prolongado de este arnés puede provocar lesiones físicas como contracturas musculares, distensiones y en casos extremos, dislocaciones.

Arnés anti tirones-martingale

Este tipo de arnés antitirones tiene la misma forma que el anterior, pero la tira que cruza el pecho tiene el mismo sistema flexible de los collares martingales, que se estrecha y aprieta el pecho del perro si este da un tirón.

Este arnés provoca dolor y puede acarrear lesiones o malas asociaciones por parte del perro, motivo por el debería evitarse su uso, al igual que el de los collares martingales.

Julius K9

Este es otro de los tipos de arnés para perro que se ha puesto de moda recientemente. Los arneses tipo Julius están formados por una pieza grande acolchada que cubre parte de la espalda y los laterales del perro, con una tira que cruza verticalmente el pecho y se cierran bajo la barriga. La correa, como es lógico, se engancha en una argolla en la espalda.

El funcionamiento es el mismo que el de los arneses en ‘Y’. Además, suelen tener un asa al lado de la argolla que puede ser útil para perros que necesitan ser controlados con más precisión. Su gran problema es que suelen ser caros, aunque su gran ventaja es que son fácilmente personalizables.

Perros paseando con correa

Arnés de tres puntos o arnés de seguridad

Los arneses de tres puntos son bastante recientes y hace poco que han salido a la venta. Son especiales para perros lebreles, como galgos o podencos, aunque pueden usarlos cualquier perro. En apariencia es igual a un arnés tipo ‘Y’, pero tiene una tira especial que se cierra en la cintura del can, de manera que por mucho que recule no puede escaparse.

Arnés tipo noruego

Podemos decir que son una mezcla de un arnés en ‘Y’ con un Julius. Tiene la forma y tipo de sujección de un Julius, pero están hechos de tiras de nylon como un arnés en ‘Y’. Son ligeros, muy fáciles de poner, aunque no son populares en las tiendas para mascotas.

Así las cosas, elijas el tipo de arnés para perro que elijas, en los paseos tu perro disfrutará más y, en caso de emergencia o susto, tú podrás controlar la situación con mayor seguridad.  Además, hay variados colores y diseños para elegir.

Te puede gustar