Deportes con perros: ¿conoces el canicross?

Francisco María García · 28 agosto, 2017

El canicross puede ser la actividad ideal para los que disfrutan ejercitarse con sus mascotas. Ciertamente, la práctica regular de ejercicios físicos trae inúmeros beneficios a la salud de los seres humanos y también de sus mascotas. Ayuda en el control del peso, combate la obesidad, nivela el ritmo cardiaco y respiratorio. Además, disminuye los índices de glicemia y colesterol, mejora la resistencia física y el fortalece músculos, huesos y articulaciones.

Si aún no conoces el canicross, a continuación te contamos un poco más sobre él.

Con el ejercicio, no solamente el cuerpo queda agradecido. Los ejercicios físicos también reservan mejorías para la mente. Brindan distracción a través del esparcimiento y consiguen elevar la autoestima, ayudando así a liberar tensiones y a desconectar de lo que no sea el momento presente. Por ende, esto ayuda a mejorar la atención. En otras palabras, el ejercicio físico ayuda a optimizar nuestro estado mental, nos fortalece y claro, esto trae sus beneficios.

Las mascotas también necesitan optimizar su estado mental. Recordemos que por naturaleza, los perros necesitan ejercitarse diariamente para poder satisfacer sus necesidades más primitivas y liberar tensión acumulada.

Muchas personas ya se han aficionado a la práctica de deportes con sus mascotas, sea por la diversión o por la inversión conjunta en salud. Para saber más sobre el canicross, resumimos las principales características de esta modalidad.

¿Qué es el canicross?

El canicross es una disciplina deportiva que consiste básicamente en la práctica de carreras con el perro. Lógicamente hay reglas y parámetros estandarizados para la práctica oficial de este deporte. Cada vez hay más aficionados por todo el mundo por el grado de integración que proporciona. Se permite la optimización del tiempo en dueños de mascotas y tomar contacto en la naturaleza con sus mejores amigos.

Este deporte cuenta con considerable adhesión en toda Europa. Existe una Federación Europea dedicada exclusivamente a la regulación del canicross. Es responsable por la realización de campeonatos oficiales de esta modalidad, algunos de ellos con nivel competitivo muy elevado.

En España, el Canicross es practicado de forma oficial desde el año 2000. El deporte es controlado a nivel federativo por la Federación de Deportes de Invierno y cuenta con competiciones regulares.

¿Cuáles son los requisitos para practicar el canicross?

El perro debe estar atado a la cintura de su dueño por medio de un cinturón y una línea de tiro que llega hasta el arnés del animal. Caso siempre es practicado en suelo de tierra en verano, con circuitos naturales o artificiales. Incluso sobre la nieve, cuando se incorpora a los deportes de invierno. En algunos países, la carrera sobre nieve es realizada con raquetas en lugar de zapatillas.

En cuanto al aspecto material, la inversión consistiría básicamente en adquirir el arnés específico para el perro, la línea de tiro y el cinturón al cual atar el animal. No son permitidos arneses comunes de paseo. Estos resultarían incómodos debido a lo cortos que son, entre otras cuestiones. La línea de tiro debe contar con amortiguador y el cinturón tiene que ser ancho para proteger la columna del corredor.

Definitivamente a mayor inversión está en el adiestramiento y el acondicionamiento físico tanto del perro como del propietario. Es muy importante que el animal y el corredor estén en igualdad de entrenamiento y resistencia. En caso contrario, uno podría perjudicar o lastimar el otro por querer imponer una intensidad a la que el otro no pueda responder físicamente.

Los pasos previos

Antes de empezar el canicross, es indispensable que el humano y el perro hagan sus controles médicos para garantizar estar apto para el ejercicio.

Hay que respetar los tiempos de entrenamiento. Igual que un ser humano no debe empezar corriendo un maratón, el perro necesita adaptarse al ejercicio para que el mismo no represente un daño a su organismo.

Lo ideal es empezar con caminatas e intercalar pequeñas carreras de 15 a 20 minutos. En algunas semanas, el perro ya estará mejor preparado y pedirá más ritmo en  la intensidad del ejercicio.  ¡OJO! El aumento de la velocidad e intensidad deben ser graduales para no ocasionar dolores o daños musculares. En el ejercicio, una de las claves es la paciencia y la constancia, nada se logra de la noche a la mañana. Mucho menos forzando las cosas.

Otro aspecto a tener en cuenta antes de correr con el perro es el clima. Los perros son más sensibles al calor y las superficies muy calientes pueden provocar quemaduras en sus patas. Por eso, es recomendable correr en la tierra o en la arena evitando el asfalto. La temperatura ideal será igual o menor que 20ºC.

¿Se requieren características especiales para el perro?

La respuesta es sí… y no.

En principio, todos los perros son aptos para practicar el canicross. Independiente de raza, sexo o edad. Pero hay que saber entender y respetar las limitaciones de cada raza, capacidad física de la mascota y edad del perro.

Para competir oficialmente en el canicross, el perro debe tener al menos un año de edad. Generalmente se prefieren perros de porte mediano-grande, con peso entre 20 y 35 kg. La altura y morfología de estas razas permiten mayor comodidad y mejor aprovechamiento para el humano que debe correr tirado por su cintura.

Con independencia de ganar o perder, el canicross es una oportunidad perfecta para disfrutar al aire libre.