Tiña en perros: ¿qué es y cuáles son sus causas?

Alejandro Rodríguez · 29 enero, 2019
La tiña en perros es una enfermedad fúngica relativamente frecuente

Considerada como una de las enfermedades más frecuentes, la dermatofitosis o tiña en perros es una infección parasitaria altamente contagiosa. En este artículo vamos a desgranar sus causas, síntomas y sus posibles tratamientos.

¿Qué causa la tiña en perros?

Como ya hemos mencionado, la tiña en perros es una enfermedad causada por hongos. Actualmente, se conocen tres especies causantes: Microsporum canis, Microsporum gypseumTrichophyton mentagrophytes. La incidencia es mayor en animales jóvenes que en adultos y, si nuestro perro posee una respuesta inmune alterada o baja (lo que se conoce como inmunodeprimido), las posibilidades de contagio se multiplican.

Al tratarse de un hongo, las fuentes de contagio son numerosas: suelos u objetos donde el hongo o las esporas de este están presentes son las principales fuentes. Asimismo, la tiña en perros es considerada como altamente contagiosa, lo que aumenta las posibilidades de transmisión en lugares donde conviven muchos animales juntos.

La dermatofitosis no es exclusiva en perros, sino que también afecta a gatos y a humanos. Estamos hablando, pues, de una zoonosis, lo que significa que la tiña en perros puede transmitirse desde el animal contagiado a los humanos.

¿Cuáles son los principales síntomas?

La tiña en perros se manifiesta principalmente en la epidermis y los tejidos asociados, como las pezuñas y el pelo. Los principales síntomas son:

  • Aparición de lesiones circulares sobre la piel y enrojecimiento.
  • Alopecia localizada.
  • Aparición de costras o escamas amarillentas.
  • Inflamación de los pliegues de las uñas.
  • Fuerte hedor desprendido por la piel del animal.
Tiña en perros: tratamiento

Si detectamos alguno de estos síntomas en nuestro perro, debemos acudir inmediatamente al veterinario. La tiña en perros no es potencialmente mortal, pero al tratarse de una enfermedad altamente contagiosa, la prevención y detección temprana es importante.

Tratamiento de la tiña en perros

Para confirmar clínicamente que nuestro perro está afectado por tiña, el profesional veterinario realizará un análisis a partir de pelo, combinado con un cultivo del hongo a partir de muestras de piel infectada.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento puede variar. Normalmente, se suele aplicar un tratamiento sintomático tópico, con lociones o pomadas antifúngicas que impiden la proliferación del hongo. Esta medida debe aplicarse hasta que la presencia del hongo sea negativa en los controles médicos.

Si lo considera necesario, el veterinario puede aplicar medicamentos sistémicos antimicóticos como la griseofulvina. Estos tratamientos son largos y costosos, pero altamente efectivos.

Como medidas de control y prevención adicionales, es importante bañar periódicamente a nuestro perro con un champú adecuado, así como mantener nuestro entorno doméstico lo más higiénico posible.

  • Degreef, H. (2008). Clinical forms of dermatophytosis (ringworm infection). Mycopathologia166(5-6), 257.
 
  • Kurtdede, A., Haydardedeoglu, A. E., Alihosseini, H., & Colakoglu, E. C. (2014). Dermatophytosis caused by Trichophyton mentagrophytes var. erinacei in a dog: a case report. Veterinarni Medicina59(7), 349-351.