Shih-poo: todo sobre esta raza

El shih-poo puede exhibir una gran variedad de tamaños, ya que depende del tipo de caniche que sea su progenitor (estándar, mediano o toy).
Shih-poo: todo sobre esta raza
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 22 julio, 2022

Las diferentes razas de perros que existen en el mundo son producto de la selección artificial. Este proceso implica que el humano interfiere en la reproducción del can y selecciona sus características más atractivas. Gracias a esto, se crean nuevas variedades que intentan satisfacer las necesidades de los tutores.

La manera más fácil de producir nuevos tipos de perros es por medio de la hibridación. Este proceso implica fomentar el apareamiento de dos razas puras distintas para generar una nueva. Un ejemplo de ello es la raza shih-poo, la cual es el resultado del cruce entre un shih tzu y un caniche (poodle). Sigue leyendo este espacio y descubre todo sobre esta novedosa raza.

¿Cuál es el origen del shih-poo?

La mayoría de los perros híbridos, también llamados perros de diseño, que existen en la actualidad no suelen tener un origen preciso. Esto se debe a que la cría selectiva es una práctica muy utilizada, por lo que cualquiera con el conocimiento necesario podría producir una nueva raza de perro. En el caso del shih-poo, no existe una fecha específica de su creación ni nadie se ha adjudicado ser su criador original.

Esta raza procede del cruce entre un shih tzu y un caniche, de modo que exhibe características de ambos progenitores. Este tipo de hibridaciones han sido objeto de muchas críticas por interferir con la “pureza” del animal. Sin embargo, según un artículo de la revista Plos Genetics, los perros híbridos tienen una menor probabilidad de padecer enfermedades congénitas que los de raza pura.

¿Cómo luce el shih-poo?

El shih-poo suele ser una raza pequeña que mide entre 25 y 40 centímetros de altura, con un peso aproximado de 8 kilogramos. Su cuerpo mantiene el típico pelaje rizado de los caniches, pero se abulta más alrededor de los ojos y las orejas similar a la apariencia del shih tzu. Estas características no siempre son las mismas entre los ejemplares, ya que es normal que los rasgos de uno de los padres sean más evidentes que del otro.

La cabeza de este pequeño perro tiene características de ambos progenitores. Esto incluye un hocico no muy alargado y unos ojos color ámbar que lo hacen lucir muy tierno. Además, la coloración de su pelaje puede presentar diferentes tonos uniformes como el gris, el café, el blanco, el negro o una mezcla de estos.

Una de las grandes ventajas que tiene el shih-poo es que no presenta los típicos problemas de las razas braquiocefálicas como el shih tzu. Esto se debe a que las características físicas del caniche mejoran la estructura del cráneo, lo cual beneficia la salud de la raza. Esta es una de las razones por las que el proceso de hibridación se ha vuelto famoso.

¿Cómo es el carácter del shih-poo?

El shih-poo es una raza cariñosa que adora jugar con sus tutores, por lo que es una excelente opción para acompañar a toda la familia. Tiene una personalidad alerta que le hace ser un buen guardián. Sin embargo, esto mismo le puede ocasionar problemas si no se le educa de manera adecuada.

Este perro no es agresivo como otras razas pequeñas, pero si puede tener ciertos conflictos con los desconocidos. La mejor forma de evitar esto es por medio de paseos, ya que así se acostumbra a convivir con extraños e incluso otros canes. Además, no lo dejes mucho tiempo solo porque podrías provocarle problemas de ansiedad o de conducta.

¿Cuáles son los cuidados principales del shih-poo?

La raza shih-poo se adecua mejor a vivir dentro de la casa o el departamento, aunque se necesita procurar que tenga su propio espacio. Esto no significa que sea buena idea mantenerlo encerrado, pues también requiere de paseos y de juegos diarios para gastar sus energías. Suele ser un tipo de perro que demanda atención de sus tutores, aunque basta con tenerlo cerca para que no se sienta aislado.

La educación del shih-poo es un poco compleja y puede resultar difícil al principio, ya que algunos ejemplares exhiben una personalidad más testaruda. En estos casos el mejor entrenamiento es el reforzamiento positivo. Dicha estrategia consiste en recompensar al can con un premio cuando realice la acción que se le ordena. De esta forma, se le “engaña” para que aprenda a seguir las órdenes y deje de ser obstinado.

Los cuidados de este perro también deben ser enfocados en proteger la apariencia de su pelaje, pues de lo contrario es probable que se le lleguen a formar nudos. El cepillado diario debería ser suficiente para evitar cualquier complicación de este tipo. Además, se puede aprovechar el momento para jugar con el can y fortalecer la relación con su tutor.

¿Qué tan saludable es un shih-poo?

Al ser una raza híbrida, el shih-poo suele tener una salud excepcional, pero esto no significa que sea inmune a padecer alguna patología. Recuerda que la pureza de algunos canes ocasiona que sean más propensos a ciertas enfermedades, por lo que siempre es bueno conocerlas para estar alerta. La siguiente lista contiene a las más frecuentes:

  • Displasia de cadera: problema congénito que ocasiona una unión inestable entre los huesos de la cadera.
  • Luxación de la patela (rótula): se refiere al deslizamiento (luxación) del hueso que se encarga de estabilizar la articulación de la rodilla. Es muy frecuente en las razas pequeñas.
  • Dermatitis: cualquier problema en la piel que ocasione irritación y malestar al can. El shih-poo tiene un pelaje rizado que incrementa la probabilidad de presentar infecciones (hongos o bacterias) que deriven en la dermatitis.
  • Atrofia progresiva de la retina: es una enfermedad congénita que es frecuente en el caniche y el shih tzu. Se caracteriza por provocar la degeneración progresiva de la visión.
  • Hipotiroidismo: se refiere a la carencia de la hormona tiroidea que es muy importante durante el crecimiento. Puede ser provocada por factores genéticos o por patologías secundarias.

En general, la raza shih-poo es una excelente elección como mascota para las personas que buscan un perro hogareño. Su tamaño reducido lo hace perfecto para vivir en lugares pequeños como departamentos, por lo que el espacio no será un problema. Sin embargo, antes de llevarlo a casa asegúrate de que podrás cumplir con todas sus necesidades para darle una buena calidad de vida.

Te podría interesar...
10 razas de perros ideales para alérgicos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 razas de perros ideales para alérgicos

Las razas de perros ideales para alérgicos son aquellas que sueltan poco pelo o no producen caspa, pues así no se dispersa el alérgeno.



  • Ackerman, L. (2021). Purebreds, Mixed-Breeds, and Hybrids. Pet-Specific Care for the Veterinary Team, 175.
  • Donner, J., Anderson, H., Davison, S., Hughes, A. M., Bouirmane, J., Lindqvist, J., ... & Lohi, H. (2018). Frequency and distribution of 152 genetic disease variants in over 100,000 mixed breed and purebred dogs. PLoS genetics, 14(4), e1007361.
  • Farrell, L. L., Schoenebeck, J. J., Wiener, P., Clements, D. N., & Summers, K. M. (2015). The challenges of pedigree dog health: approaches to combating inherited disease. Canine genetics and epidemiology, 2(1), 1-14.
  • Anderson, C. (2021). Investigating Media Influence on Canine Breed Popularity and Increasing Prevalence of Genetic Linked Disorders.
  • Lang, E. (2014). Shih Poo temperament, care, costs, feeding, health, grooming, and training all included. Internet Marketing Business Publishing.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.