Serpiente como mascota

Serpiente como mascota en una rama

Las serpientes están consideradas animales de esos que o amas u odias. Es raro encontrar a alguien que diga que esta especie le resulta indiferente. Así pues, no ser un animal adoptado como mascota muy común. Por ello es posible que surjan muchas dudas con respecto a sus cuidados. ¿Qué se requiere para tener una serpiente como mascota?

Serpientes hay muchas, unas venenosas, unas más tranquilas, otras más nerviosas… Por ello, una de las primeras cosas que debes hacer antes de adoptar una como mascota es saber cómo escoger la correcta.

Cómo escoger la serpiente como mascota correcta

Para elegir la serpiente adecuada, vamos a darte unos consejos:

Serpiente en una rama

  • Tamaño. Hay serpientes más grandes y otras más pequeñas. Dependiendo de lo que quieras en una serpiente, y del espacio que tengas, deberás escoger una u otra.
  • Aunque muchas se alimentan de ratones, para tener tu primera serpiente como mascota te recomendamos que escojas una que se alimente de pescado o de caracoles. Podrás darle comida congelada que encontrarás con facilidad.
  • Si quieres una serpiente como mascota para jugar con ella o dejarla por casa reptando, escoge una que sea fácilmente domesticable.
  • Menos cuidados. Hay ejemplares menos delicados que otros. Si va a ser la primera vez que tienes una serpiente como mascota, escoge una fácil de cuidar y de alimentar, con un carácter apacible.

Una vez que ya sabes todo esto, veamos qué cuidados son los que requiere una serpiente.

Lo que debes saber antes de adoptar serpiente como mascota

Hay muchos que dudan que la serpiente pueda ser un animal de compañía. Si lo que quieres es un animal con el que crear un vínculo especial, la serpiente no es una buena idea.

El hecho está en que una persona se encariñará mucho de su serpiente, pues estas pueden llegar a vivir hasta 30 años. Pero ella nunca mostrará apego a sus dueños. Por tanto, aunque la serpiente como mascota es una buena opción como animal de compañía, no es apto para todas las personas.

Serpiente en el suelo

¿Cuáles son las ventajas entonces de tener una serpiente como mascota?

Te las enumeramos:

  • No las tendrás que alimentar a diario. Esto es ideal si algún fin de semana quieres hacer una escapada o si pasas mucho tiempo fuera de casa trabajando.
  • No causan alergias. A diferencia de los perros, gatos o pájaros, que pueden causar alergias por su pelo o plumas, las serpientes no son conocidas por dar alergia.
  • No huelen y no hay que bañarlas, pues ellas se autolimpian y nunca desprenden olor.
  • Tampoco hacen ruido. Si vives en una comunidad de vecinos, una serpiente como mascota podría ser una buena idea. No emiten ningún sonido y son muy silenciosas.
  • No hay que pasearlas. Si te da pereza pensar en adoptar un perro por tener que darle paseos, con una serpiente como mascota podrás olvidarte de ello.
  • No necesitan mucho espacio. Con un terrario en el que puedan sentirse cómodas y enrollarse será suficiente.

Por estas razones, la serpiente requiere un mínimo de cuidados, lo que la convierte en la mascota ideal de aquellos que no tienen mucho tiempo y, por supuesto, que le gusten las serpientes.

No obstante, siempre hay que recordar que una serpiente es una responsabilidad como cualquier otro animal. Así pues, hay que darle los cuidados necesarios. Pero si tu personalidad se adapta a la de ella, puede ser un animal de compañía ideal, pues el poco cuidado que necesita es genial para los tiempos en que vivimos llenos de estrés y poco tiempo.

¿Ya has decidido si una serpiente como mascota es lo tuyo?