Requisitos para montar una protectora de animales

Virginia Duque Mirón · 7 mayo, 2018
De primeras, hay que buscar o disponer de un lugar amplio e inscribir al refugio como una asociación sin ánimo de lucro; a partir de ahí, es necesario contar con ayuda de voluntarios y ponerse en contacto con perreras para evitar que sacrifiquen ejemplares abandonados

¿Eres un amante de los animales? ¿Te parece una injusticia lo que se hace con ellos al abandonarlos? Si es así, es posible que en alguna ocasión hayas pensado en tener tu propia protectora de animales. Si no sabes por dónde empezar, te damos toda la información necesaria.

Por dónde empiezo si quiero montar una protectora de animales

Como toda organización que se cree, una protectora de animales conlleva una serie de papeleos, aunque esta sea sin ánimo de lucro. Estos son los pasos a seguir:

Asegúrate el lugar

Antes de montar una protectora de animales debes asegurarte de que tienes un lugar donde hacerlo. No tiene por qué ser un local, porque podría ser en tu misma casa, siempre y cuando tengas sitio suficiente para albergar a algunos animales.

Si tuvieras una casa con jardín, este podría ser el enclave ideal para hacerlo, pero también puedes buscar un pequeño local que podrías adecuar para ello. Te aconsejamos que visites algunas de las protectoras que conozcas y observes de qué forma lo han hecho ellos.

Crea una asociación

Una vez que tienes claro que vas a montar una protectora de animales, y que tienes el lugar para ello, crea una asociación, ponle un nombre y regístrala en el Ministerio del Interior. No olvides escenificar cuál será su uso y por supuesto, que es un asociación sin ánimo de lucro, para que Hacienda no ‘te cruja’ después.

Este es el paso mas importante, ¡ya eres oficialmente una protectora de animales!

Consigue colaboradores

A no ser que seas descendiente del Tío Gilito, vas a necesitar apoyo económico para dar atención veterinaria, accesorios y alimentación a los animales que acojas. Piensa que los animales tienen que tener todas sus necesidades básicas cubiertas, y eso cuesta dinero.

Pasear perros de la protectora

Si no sabes por dónde empezar, podrías hablar con otras protectoras y refugios que te asesoren de cómo lo hicieron ellos. Es posible que incluso algunos de sus colaboradores deseen colaborar contigo también.

Otra idea que resulta eficaz es hacer uso de las redes sociales. Quizá no sean muchos los que se ofrezcan para darte dinero, pero sí que se ofrecerán para darte comida para los animales, camas usadas, bebederos y comederos, jaulas y un sinfín de utensilios que ya no necesiten. Aunque no lo creas, esto supone un gran ahorro.

Ofrécete como voluntario

Si quieres saber cómo funciona una protectora de animales, nada mejor que trabajar de voluntario en una. Además de que echarás una mano, aprenderás este oficio sin ánimo de lucro y tendrás experiencia par llevar tu propia protectora.

Además, como ya tendrás la tuya en marcha, podrás ofrecerte voluntario para hacerte cargo de los animales que ya no tienen cabida en el lugar por falta de espacio. ¡Llegan tus primeros huéspedes!

Ve a la perrera municipal

Hazle saber a la perrera municipal del lugar en el que vives, que te has aventurado a montar una protectora de animales y que te gustaría que, antes de sacrificar los animales por no encontrar a sus dueños, te avisarán para poder hacerte cargo de ellos. Normalmente, estarán dispuestos y encantados de ayudar.

Abandono de perros en 2015

Además, si quieres recoger animales abandonados, en la perrera te podrán explicar qué utensilios necesitas, pues no todos vendrán contigo cuando los llames, y también cómo hacerlo. Toda la información que puedas conseguir allí te será de gran utilidad.

Consigue algunas jaulas

La idea no es tener a los animales en jaulas, pero ten en cuenta que algunos perros maltratados o abandonados pueden presentar problemas de conducta que podrían ocasionar daño a otras mascotas o incluso a ti. Hasta que los ánimos se calmen, es mejor tener a estos animales apartados de los demás mientras intentas ganártelos con paciencia y cariño.

Ya ves que montar una protectora de animales no es misión imposible. Queremos encomiarte por pensar en llevar a cabo una labor tan altruista y generosa que lucha contra el abandono animal.