11 razones para tener un cuy como mascota

El cuy es un roedor que alegrará tus días si te decides a adoptarlo. Si aún tienes dudas sobre ello, aquí te convencemos.
11 razones para tener un cuy como mascota
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 09 junio, 2022

El cuy, cobaya o conejillo de indias son los nombres que recibe este simpático roedor. Cada vez más personas lo adoptan en su hogar como un miembro de la familia más, y no sorprende, ya que son inteligentes, sociables, limpios y, sobre todo, animales a los que es fácil querer con locura.

Por eso, si estás pensando en ampliar tu familia, un cuy es una buena elección por muchas razones. Seguro que se ocurren algunas, pero no dejes de echar un vistazo a las que te proponemos para redondear las ganas de acoger a uno de estos maravillosos animales.

Razones para adoptar un cuy

Estos delicados roedores se asocian a menudo con las ratas y ratones por sus característicos dientes, por lo que algunas personas sienten rechazo hacia ellos. Si bien todos los roedores pueden ser una compañía magnífica para nuestra especie, en los siguientes apartados encontrarás razones más que de sobra para decidirte por un cuy.

Cuy en su jaula

1. Son pequeños

Los cuyes no ocupan demasiado espacio. No necesitas comprarles una jaula grande, ya que es necesario que vivan sueltos por la casa y usen su jaula a modo de dormitorio o para comer. Se pueden tener en pisos pequeños, siempre y cuando se adapten a sus necesidades.

2. Son muy limpios

Es muy fácil ver a un cuy acicalarse durante el día. No es necesario bañarles, sus heces son compactas y fáciles de barrer y el olor que desprenden no es desagradable. Si mantienes su estancia correctamente higienizada, habrá algo de olor, pero no será para nada un problema.

3. El cuy es un animal crepuscular

A diferencia de otros roedores, como las ratas o los hámsteres, las cobayas son crepusculares, no nocturnas. Es decir, podrás disfrutar de su compañía mientras tú también estás en vigilia y no te molestará por las noches con ruidos y actividad (si es que tú llevas una vida diurna también).

4. Su alimentación es económica

Al ser animales estrictamente herbívoros, su alimentación en cautividad consistirá en una mezcla bien proporcionada de heno, verduras y pienso especializado. No necesitarás quitarles la vida a otros animales para que coma, lo cual es una ventaja añadida para las personas que siguen un estilo de vida animalista.

5. Los veterinarios cada vez saben más sobre ellas

Muchas personas se echan atrás a la hora de adoptar animales exóticos, ya que los conocimientos veterinarios que se tienen sobre ellos son menores que en el caso de perros y gatos. Sin embargo, al ser un animal tan común en las casas desde hace tiempo, cada vez es mayor el conocimiento sobre él, por lo que las enfermedades básicas están bien estudiadas.

6. Son muy expresivos

Los cuyes tienen un repertorio de más de 30 vocalizaciones distintas. Con ellas indican diferentes estados de ánimo e intenciones, por lo que conviene mucho que aprendas su idioma para interpretarlas adecuadamente.

Si vas a adoptar a más de una, ten en cuenta que adaptan sus sonidos para hacer una especie de idioma conjunto, así que tendrás que observarlas con detenimiento para interpretar bien qué quieren comunicar.

7. Son dóciles

No se trata, para nada, de un animal agresivo o difícil de tratar. Eso sí, recuerda que es un animal presa y que desconfía de los humanos por naturaleza. Es por ello por lo que, para acostumbrar a tu cobaya al manejo y a tu presencia, deberás hacer una aproximación cautelosa y tranquila cuando llegue a tu hogar.

8. El cuy es un animal gregario

En la naturaleza, los cuyes viven en grupo. Es por ello que se mostrará sociable contigo y podréis interactuar de muchas maneras distintas como mimándole, jugando con él, alimentándole, etcétera. Pueden convivir con otros herbívoros, pero recuerda que las introducciones de nuevos miembros de la familia deben hacerse con un protocolo delicado para evitar conflictos.

9. Es fácil de transportar

Si no supone mucho estrés para ella, puedes llevar a tu cobaya a donde te parezca. Salvo necesidad, no es un animal que haya que dejar con familiares o en residencias cuando vas a pasar días fuera de casa. Eso sí, asegúrate de que, allá donde vayas, va a poder estar a gusto y recibiendo toda la atención que necesita.

10. Son muy inteligentes

Que no te engañe su aspecto adorable y su carácter tímido, el cuy es un animal más inteligente de lo que cree la mayoría de las personas. Reconocen el nombre que les pones, son capaces de aprender órdenes sencillas y se las apañarán para resolver por sí solos pequeños problemas que aparezcan en su día a día.

Dos cobayas disfrutando de su compañía.

11. Ayudarás a un animal abandonado

Siempre que adoptas un animal, estás ayudando a dos, al que sacas del refugio y al que entra en su lugar. Son muchas las personas que se lanzan a adoptar perros o gatos, pero no tantos los que optan por animales exóticos.

El abandono también afecta a otras especies, y en el caso de los cuyes se trata de ejemplares comprados y que enferman por malos cuidados, o que ya no son tan adorables cuando llegan a la edad adulta. Por eso, si te has decidido a adoptar un cuy, siente orgullo, pues estos animales también necesitan un lugar al que llamar hogar.

Te podría interesar...
12 enfermedades comunes en cobayas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
12 enfermedades comunes en cobayas

Las cobayas son animales que suelen gozar de gran salud, pero que también son susceptibles a ciertos tipos de enfermedades comunes.



  • Hess, T. (2022, 8 mayo). Introductory Care For Cavies (Guinea Pigs). The Open Sanctuary Project. Recuperado 8 de junio de 2022, de https://opensanctuary.org/introductory-care-for-cavies-guinea-pigs/
  • Grimsley, J. M., Shanbhag, S. J., Palmer, A. R., & Wallace, M. N. (2012). Processing of communication calls in Guinea pig auditory cortex. PloS one7(12), e51646.