Las 10 razas de gatos más delicadas

Entre las razas más delicadas de gatos se encuentran el siamés, el persa, el Himalaya y el pliegue escocés. Descubre cuáles son sus problemas de salud frecuentes.
Las 10 razas de gatos más delicadas
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 20 septiembre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 20 septiembre, 2021

Última actualización: 20 septiembre, 2021

Saber cuáles son las razas de gatos más delicadas les ahorrará varios dolores de cabeza a quienes desean adoptar (si es que entre sus opciones hay una de ellas). Si bien cada felino es un ser diferente con un carácter y comportamiento particulares, dependiendo de la raza los ejemplares comparten entre ellos enfermedades, cuidados y rasgos de personalidad.

Cuando hablamos de razas delicadas, nos referimos a aquellos gatos que requieren más atención que otros. Entre las razones de su fragilidad se encuentran las particularidades de su pelaje, algunas patologías congénitas y hasta ciertas necesidades básicas especiales (como la compañía y la alimentación). Aquí te contamos cuáles son las 10 razas de gatos más delicadas y por qué.

1. Siamés

De acuerdo con la Asociación Internacional de Gatos (TICA), el gato siamés destaca por ser gracioso, vivaz y muy inteligente. Además, es fuerte, musculoso y delgado. Requiere un tutor que le dedique tiempo, pues es bastante demandante. Incluso, hay adoptantes que señalan que lo mejor es tener dos gatos para satisfacer las necesidades de juego y actividad propias de esta raza.

Más allá de estas cualidades, los futuros tutores deben saber que esta es una raza propensa a desarrollar problemas de salud como el asma y la leucotriquia. Un estudio señala que esta última patología es más frecuente en las hembras y consiste en la aparición de pelos blancos alrededor de los ojos (que se consideran como un signo de una enfermedad sistémica).

Por otro lado, el People’s Dispensary for Sick Animals (PDSA) informa que los siameses son propensos a padecer linfoma mediastínico (un tipo de cáncer), atrofia progresiva de la retina, displasia de cadera y amiloidosis sistémica. Esta última enfermedad afecta a varios órganos y desencadena insuficiencia hepática o renal.

Una de las razas de gatos más delicadas.

2. Esfinge

Los gatos esfinge o Sphynx son muy enérgicos, juguetones y vocales. Su principal característica es que tienen muy poco pelo, tan poco que parecen calvos. Aunque para muchos este es su mayor atractivo, también es la principal razón por la que están en esta lista de las razas de gatos más delicadas.

Teniendo en cuenta que su piel acumula aceites corporales que no son absorbidos por su piel, este felino requiere baños frecuentes. Hay que hacer especial énfasis en sus arrugas y se debe cuidar su piel de quemaduras usando protector solar de forma asidua.

Además de problemas en la piel, esta es una raza propensa a padecer miocardiopatía hipertrófica. Esta patología grave aparece con síntomas como desmayos, cansancio y urticaria pigmentosa (la cual causa llagas en el cuerpo).

Bañar a un gato esfinge no es fácil.

3. Bengala

Según señala el PDSA, los gatos bengala son muy inteligentes y requieren estimulación física y mental, por lo que demandan bastante tiempo por parte del tutor. Asimismo, son vocales y logran expresar qué es lo que necesitan o quieren. Aunque su aspecto es rudo y salvaje, son muy cariñosos y gozan mucho al dormir en el regazo del adoptante.

Estos félidos requieren un enriquecimiento ambiental diseñado para permitirles trepar y disfrutar de las alturas. Entre los problemas de salud que se relacionan a esta raza se encuentran la luxación rotuliana, la peritonitis infecciosa felina (que suele ser mortal) y la displasia de cadera.

Un bengala posando.

4. Savannah

Los gatos savannah son de contextura delgada y alta, lo que los convierte en felinos muy elegantes. Tienen las manchas de su ancestro (el serval africano), pero son mucho más pequeños. Además, son cariñosos, extrovertidos, curiosos y amantes de las aventuras, por lo que necesitarán un espacio amplio para jugar y trepar.

Esta raza está en la lista de las más delicadas porque requiere una buena nutrición para mantener su estado físico.

Una de las razas de gatos más delicadas.

5. Pliegue escocés

Los gatos de la raza pliegue escocés tienen unas orejas pequeñas y redondas, las cuales les han dado gran popularidad alrededor del mundo. Sin embargo, la forma de sus orejas se debe a una anomalía en su cartílago que también afecta a los tejidos cartilaginosos de todo su cuerpo. Por su condición, se trata de una raza poco activa.

Esta anomalía se conoce médicamente como osteocondrodisplasia y conduce al animal a padecer artritis severa y dolorosa. Tal y como indica un artículo científico, los síntomas de la enfermedad aparecen sobre los 7 meses de vida del gato y se tratan con antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos y condroprotectores.

Un gato highland fold en una casa.

6. Gato manx

Los gatos de la raza de la isla de Man o manx están en esta lista porque suelen ser propensos a desarrollar diferentes defectos de nacimiento que afectan el tracto urinario y digestivo. Además, son susceptibles a padecer distrofia corneal, que se caracteriza por generar una nubosidad en sus ojos.

Entre sus características físicas resalta que este gato no tiene cola, lo cual se debe a un defecto genético que afecta también a su columna. Por lo demás, los felinos de esta raza son tranquilos, amigables, silenciosos y disfrutan mucho del amor de su familia.

Uno de los gatos a los que les gusta el agua

7. Singapura

Los gatos singapura tienen dos características especiales que encantan a muchas personas. La primera son sus grandes y brillantes ojos y la segunda su tamaño, pues esta raza es considerada una de las más pequeñas. Además, destacan por tener una personalidad extrovertida y por su apariencia curiosa.

Estos gatos son cariñosos, gentiles, juguetones y les encanta socializar, otro punto a su favor. Ahora bien, son una de las razas de gatos más delicadas porque sufren atrofia progresiva de la retina, la cual puede terminar en ceguera. Asimismo, son proclives a presentar un trastorno genético de la sangre que se conoce como deficiencia de la piruvatocinasa.

Un gato singapura.

8. Persa

Los gatos persas son peludos, bajitos, con patas cortas y unos ojos muy expresivos. Su maullido es suave y gozan mucho sus momentos de descanso en espacios tranquilos, por lo que prefieren juegos que no representen saltos altos o ruidos extravagantes. Aunque no es una raza demandante, busca en ciertos momentos el calor de su tutor.

Según precisa el PDSA, los felinos de esta variedad son propensos a padecer el síndrome de las vías respiratorias braquiocefálicas. Esto se debe a lo corta y plana que es su cabeza y los lleva a presentar problemas respiratorios y a experimentar fatiga crónica (al presentarse inflamación en las vías respiratorias). Tal vez esta es la razón por la cual el felino prefiere actividades más suaves.

Los persas también suelen sufrir enfermedad poliquística del riñón (PKD), atrofia progresiva de la retina, dermatofitosis o tiña, miocardiopatía hipertrófica y peritonitis infecciosa felina. La PKD es especialmente grave, ya que siempre se traduce en destrucción de los riñones y muerte tras varios años.

Una de las razas de gatos más delicadas.

9. Himalaya

Entre las razas de gatos más delicadas se encuentra el gato del Himalaya, el cual tiene la cara plana como el persa. Esto hace que también sea proclive a padecer el síndrome de las vías respiratorias braquiocefálicas. Por otro lado, la anatomía de su rostro favorece que estos gatos experimenten enfermedades oculares y anomalías en la mandíbula.

Sus conductos lagrimales tienen problemas para drenar de forma correcta, por lo que se producen manchas de lágrimas y llagas en la cara del gato. También tienen cierta predisposición a la displasia de cadera y, al tener el pelo largo, requieren cepillados constantes (y las uñas deben cortarse con frecuencia).

Aparte de esto, esta raza se considera muy saludable y tiene una expectativa de vida que varía entre los 8 y 11 años.

Una de las razas de gatos más delicadas.

10. Balinés

El gato balinés es considerado por muchas personas como una raza exótica, debido a la morfología de su rostro, la cual dista mucho de los rasgos comunes de los gatos. Se caracteriza porque es muy vocal y le encanta “hablar” a la familia y jugar con ella. Por ello, la soledad prolongada no le sienta bien.

Al igual que otras razas que hemos visto, los balineses son propensos a desarrollar atrofia progresiva de la retina, linfoma mediastínico, asma y amiloidosis sistémica. Esta última es una enfermedad que genera un fallo en los órganos afectados, según indican estudios al respecto.

Una de las razas de gatos más delicadas.

¿Sabías que estas razas de gatos eran tan delicadas?

No conocer las particularidades de las razas de gatos más delicadas pondrá en aprietos a los tutores, pues pueden llegar a adoptar sin saber a qué se enfrentan. Muchos de estos gatos requieren cuidados especiales, tratamientos médicos y espacios amplios para poder desenvolverse mucho mejor, así que no son aptos para todos.

Antes de adoptar, indaga sobre la raza y prepárate para asumir una responsabilidad que durará varios años. También debes tener en cuenta que, en muchos casos, el cruce de ciertas razas y su compra se consideran actos poco éticos por el sufrimiento que puede llegar a causar a los animales enfermos su predisposición genética.

Te podría interesar...
Razas de gatos más antiguos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Razas de gatos más antiguos

Existen varias pistas que nos indican que los gatos más antiguos fueron mascotas de los Faraones en Egipto donde además eran más que venerados.



  • Palmero, M. Leucotriquia periocular en una Siamesa. ¿Qué oculta?
  • Palmero, M., Carbellés, V. Dolor articular en gatos: revisión de cinco posibles causas.
  • Cuvertoret, M. Amiloidosis sistémica en un gato común europeo. Universidad Cardenal Herrera. 2015.