Cuidados de gatos siameses

Pocos se pueden resistir a la mirada azul intensa del gato siamés. Estos felinos son bastante longevos, pero hay que saber brindarles los cuidados que precisan. Veamos cuáles son las principales atenciones de la raza.
Cuidados de gatos siameses
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 01 agosto, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 01 agosto, 2021

Última actualización: 01 agosto, 2021

Quienes opten por tener como mascota un gato siamés, tendrán en casa a un felino inteligente, ágil, social y algo travieso, pero nada que esos ojos azules no logren hacer que perdonemos. Sin embargo, ¿conocen sus tutores o los amantes de la raza los correctos cuidados de los gatos siameses?

Los felinos domésticos tienen una esperanza de vida bastante elevada en comparación con otras mascotas. En concreto, la de este gato puede rondar los 20 años. Por supuesto, para que este sea un fiel compañero durante tanto tiempo, se le deben brindar las atenciones requeridas con base en sus características.

Alimentación de gatos siameses

Los siameses cachorros deberían alimentarse de leche materna, al menos durante los tres primeros meses de su vida. En caso de no ser posible y que el gatito llegue a manos humanas, se le debe proporcionar leche maternizada. Solo así adquirirá los nutrientes necesarios para superar esa época tan delicada y crecer fuerte.

Una vez finalice esta etapa, se le podrá empezar a dar al félido alimento específico para gatos junior. Esto es importante, pues debe adaptarse poco a poco al alimento sólido y las croquetas o la comida húmeda para gatitos están preparadas para ello.

Más adelante, se pasará al pienso para gatos adultos, el cual también contiene todos los nutrientes y vitaminas necesarios para satisfacer las necesidades de esta época. Cabe destacar que a estos felinos les encantan las lochas de pavo y de jamón york, así que se les puede dar alguna de vez en cuando a modo de premio.

Siguiendo con la alimentación, llegaremos a los gatos senior, que también requieren que se les varíe la dieta al alcanzar esta etapa. Cuando son mayores, su actividad física disminuye, por lo que las calorías del alimento deberían ser inferiores para evitar el sobrepeso.

Un gato siamés con una bola de pelo.

Cama y arena

Entre los cuidados de gatos siameses más importantes se encuentran los objetos que son necesarios para que el felino se sienta cómodo en casa. Por un lado, necesitará una cama adecuada en la que descansar. Es verdad que muchas veces optará por dormir en sitios de lo más inverosímiles, pero debe tener una cama a su alcance por si la prefiere.

Como los gatos son animales a los que les gusta pasar momentos en soledad, una buena opción es comprar una cama-caseta. Es decir, una cama blandita, pero que tiene paredes y techo (todo del mismo material) a la que se accede por un agujero. Esto le dará algo de intimidad al felino.

Por otro lado, no hay que olvidar su bandeja de arena. Si algo gusta de los gatos es lo higiénicos que son y que vayan a hacer sus necesidades siempre al mismo punto. Por eso, si la vivienda es muy grande, no es mala idea colocar varias de ellas para que la mascota puede usarlas según mejor le convenga.

Cuidados de gatos siameses cachorros

Además de los cuidados mencionados sobre la alimentación en gatos cachorros, cabe recordar un aspecto importante que debe comenzar en esta etapa de su vida: la socialización. Aunque los gatos sean animales solitarios, deben familiarizarse con su ambiente antes de alcanzar la edad adulta.

La socialización del gato consiste en que este se relacione con el entorno: con gatos de su propia familia, con otros animales, con personas diferentes y con lugares y sonidos variados. Esto es muy necesario para que el animal desarrolle un carácter equilibrado y no presente miedos, fobias o agresividad a largo plazo.

La socialización comienza prácticamente desde que el gatito nace, pues ya con su madre y sus hermanos empieza a relacionarse con sus semejantes. Por eso, y por la importancia del alimento materno, mantener a los felinos con sus progenitoras es uno de los primeros cuidados para gatos siameses (y para cualquier gato) a tener en cuenta.

Durante el periodo de socialización, el gato se debe abrir a nuevas experiencias y exponerse a todo tipo de seres y situaciones. Este proceso será determinante hasta las 16 semanas de vida del animal, pero la realidad es que debería continuar socializando toda su vida.

Control veterinario

Otro de los cuidados de los gatos siameses que nunca se puede pasar por alto es la visita al veterinario. Desde que son cachorros, deben ser vistos por un profesional para poder corroborar que están sanos. Además, a partir de las 8 semanas de vida, ya se les pueden administrar algunas de las vacunas más importantes, como la trivalente.

Cumplir con todo el calendario de vacunación y desparasitación, así como hacer revisiones al menos 2 veces al año, es esencial. Esta es la única manera de detectar problemas de salud en la mascota si los hubiese y los síntomas no fuesen evidentes.

Cuidados del pelo de los gatos siameses

Si hay algo que fascina de los gatos siameses es la suavidad de su pelaje. Eso sí, para mantenerlo así es necesario cepillarlo con frecuencia. Si se acostumbra al gato al cepillado desde pequeño, será muy fácil hacerlo todos los días. Si no, esta tarea se puede realizar 2-3 veces por semana.

Al peinar al gato siamés se eliminará todo el pelo muerto, evitando que el felino lo trague al lamerse y se formen así bolas de pelo en su estómago. Por otro lado, también se reducirá la cantidad de pelos que quedarían sueltos por el hogar.

Además de cepillarlo varias veces a la semana —o incluso a diario—, si se quiere mantener la densidad y brillo del pelaje del gato siamés es importante que consuma alimentos ricos en Omega 3. Los piensos y comidas húmedas de calidad para felinos ya lo incluyen, pero también se pueden aportar de manera más natural con algunos pescados.

En cuanto a los baños, estos no están indicados con frecuencia. Si el felino se ensuciase mucho porque tiene acceso a la calle, se le puede dar un baño cada dos meses. Sin embargo, no suele ser una experiencia muy agradable para el animal, por lo que habría que acostumbrarlo al agua desde muy joven.

Adiestramiento de gatos siameses

Para los gatos, arañar forma parte de su instinto. Esto es así porque sus uñas tienen para ellos múltiples funciones: rascarse, atrapar, marcar territorio, escarbar y liberar estrés, entre otras. Por eso, es muy normal que las claven donde primero les cuadre.

Como esta es una de las actitudes de los felinos que en general desesperan a sus tutores, dentro de los cuidados de los gatos siameses no se puede olvidar el enseñarles a usar los rascadores. Estos deben estar disponibles en varios rincones de la casa desde que son cachorros.

Cuando se vea al felino con las uñas clavadas en el sofá, el cojín o cualquier sitio que no sea el rascador, hay que decir un firme “¡No!”, separar al gato del objeto y colocarlo enfrente del rascador. Reñir al felino pasado el tiempo desde la fechoría no tendrá ningún impacto para él, pues no sabrá asociar ese “¡No!” con el haber destrozado parte del mobiliario de casa con sus uñas.

Otra de las enseñanzas que se les puede brindar a los gatos es el uso de la bandeja de arena. Muchos de ellos aprenden por sí solos, pues como son tan higiénicos buscan el único rincón de la casa donde pueden esconder sus heces. Ese lugar, normalmente, es la bandeja de arena.

Sin embargo, si se detecta que el siamés ha hecho sus necesidades fuera de esta estructura, se pueden recoger con una pala y depositar en la caja. De esta manera, el olor atraerá al felino para la siguiente vez. Es un proceso que puede llevar días, pero el gato se acabará dando cuenta de que ese es el sitio indicado para defecar.

Otros cuidados de los gatos siameses

Además de los cuidados para gatos siameses que hemos mencionado, aquí se muestran unos pocos más que también hay que considerar:

  • A esta raza de gato le gusta mucho el calor, por lo que los lugares húmedos y fríos no son sus favoritos.
  • Hay que dedicar tiempo todos los días a jugar con el gato, así como poner a su disposición juguetes que pueda usar cuando esté solo.
  • Los siameses son gatos sociales que aman estar con otros de su especie. Tener un compañero felino será muy saludable a nivel mental, aunque lo mejor es que todos los integrantes entren al hogar al mismo tiempo.
  • Como suelen indicar los profesionales, mantener al gato siamés en el hogar, limitando su acceso al exterior, lo protegerá frente a accidentes y ataques de felinos y otros animales.
Un gato siamés tumbado en una cesta.

Los cuidados del gato siamés no son muy diferentes a los de cualquier otro félido doméstico, pero sí tienen ciertos rasgos únicos que deben ser tenidos en cuenta. Si educas bien a tu félido, podrás disfrutar durante un par de décadas de uno de los animales de compañía más bellos que se pueden encontrar.

Te podría interesar...
9 curiosidades del gato siamés
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
9 curiosidades del gato siamés

No te pierdas algunas de las curiosidades del gato siamés, un animal muy peculiar del que poco se sabía hasta hace unas décadas.