¿Cómo cortarle las uñas a un gato y no morir en el intento?

Virginia Duque Mirón · 28 junio, 2018
Una de las claves es premiar al felino con una chuchería de su agrado para que relacione el momento con algo positivo; la paciencia, la delicadeza, una posición cómoda para el minino y unas herramientas adecuadas lo harán aún más fácil

Mantener la higiene de nuestras mascotas puede resultar todo un desafío, especialmente cuando tenemos que hacer algo que no les gusta en absoluto como cepillarle los dientes, o lo que es peor, cortarle las uñas a un gato. Si ya estás cansado de intentarlo, y llevarte un disgusto cada vez que lo haces, mira estos consejos que te vendrán de perlas.

Cómo cortarle las uñas a un gato

Si no quieres llevarte un disgusto cada vez que vayas a cortarle las uñas a un gato, sigue estos consejos que te ayudarán a que, llegado el momento, tu gato esté más relajado y tranquilo.

Prepara a tu gato

Ya sabes que cuando se refiere a algo que a nuestras mascotas no les gusta, o podríamos decir que incluso odian, no podemos llegar y ponernos a hacerlo sin más. Así que, para que tu gato se lo tome con más calma, comienza a acariciar sus patas, así como otras partes de su cuerpo que sepas que le gusta.

Ve mirando sus patas, sus uñas y haz que se tranquilice. Es posible que llegue un momento en el que el gato se canse y se vaya. En ese instante, déjalo y no lo fuerces.

Coge sus patas suavemente y gíralas cuando te deje hacerlo. Recuerda premiar a tu gato con una golosina cada vez que te permita que manipules sus patitas. Si le das una golosina o algún capricho, relacionará el gesto con algo positivo, y cada vez te costará menos cortarle sus uñas.

Cómo cortar las uñas a un gato que no se deja

La posición

Es muy importante que el gato esté cómodo cuando vayas a proceder a cortarle las uñas. Si ya lleva tiempo en una posición que le gusta y en la que se siente bien, es muy probable que no quiera moverse, ni si quiera aunque sienta que vas a cortarle las uñas.

Una de las mejores posiciones para llevarlo a cabo es sentado sobre ti, con la espalda en tu pecho y sujetando sus patas hacia delante. No obstante, es posible que tu mascota no se sienta muy a gusto y necesite estar en otra posición. Nadie mejor que tú conoce lo que le gusta a tu felino.

Escoge las herramientas

Es importante que sepas escoger un buen cortaúñas que sea afilado y corte de forma limpia y firme, porque cuantos más movimientos tengas que hacer para cortarle las uñas a un gato, más nervioso se pondrá.

Las tenazas o cortaúñas pequeños sueñen ser mejores, especialmente si eres un novato en la labor, ya que dan más facilidad de movimiento. Luego existen los de guillotina, en los que se introduce la uña del gato y se da un corte seco y limpio.

Ten cuidado con el hiponiquio

Ya sabes que en el interior de las uñas de los gatos hay venas que puedes cortar sin querer. Es importante que estés pendiente de esto, y que tengas mucho cuidado.

Hiponiquio del gato

Nunca está de más tener a mano un lápiz estíptico que puedes comprar en farmacias. Este lápiz cauteriza los vasos sanguíneos para evitar hemorragias, así que te ayudará en caso de un accidente de este tipo.

Comienza

Una vez que tengas todos los pasos anteriores controlados, ha llegado la hora de que cortes las uñas de tu gato. Es posible que no te permita que le cortes todas a la vez, pero no te preocupes. En cuanto tengas una nueva oportunidad, cógelo, ponlo en tu regazo y sigue por donde te quedaste.

No olvides sus golosinas. Es importante que el animal relacione un premio con cortarse las uñas para que las siguientes veces sea más fácil hacerlo.

Ya sabes cuánta paciencia se necesita en lo que se refiere a la higiene de nuestras mascotas, pero esta es especial para su salud. Con estos prácticos consejos, cortarle las uñas a un gato será una tarea menos tediosa, así que, ¡manos a la obra!