¿Gato o gata? ¿Qué debes elegir?

Según la preferencia del usuario, se tendrán que valorar factores como el carácter, la territorialidad o el apego; si bien es cierto que hay excepciones, el sexo del felino suele determinar las diferencias entre ambos en comportamiento
¿Gato o gata? ¿Qué debes elegir?

Última actualización: 15 mayo, 2022

Buscar a una mascota es una tarea complicada y a veces no muy sencilla, pues implica conocer e intuir la personalidad de los animales a través de una mínima interacción. Por ello, algunas personas se basan en la raza para intentar prever si el ejemplar es compatible con ellos. A pesar de esto, existen otros factores que podrían ayudar en esta decisión.

A la hora de escoger una mascota siempre surge la pregunta de si debemos escoger macho o hembra. Aunque guardan muchas similitudes, hay diferencias que pueden beneficiarnos según nuestras necesidades. Si estás pensando en si deberías escoger gato o gata, aquí tienes unos consejos para tomar una decisión acertada.

¿Qué tipo de gato elegir?

Antes de elegir si es mejor un gato o una gata, es necesario que consideres algunas de sus características generales. Recuerda que el sexo influye mucho en su comportamiento y en su temperamento, pero no es el único factor que debes tomar en cuenta. Los siguientes puntos te servirán para tener un panorama más amplio y poder elegir a tu próxima mascota:

  • Cachorro o adulto: la edad puede cambiar el comportamiento del gato y el cómo se relaciona contigo. Los felinos recién nacidos suelen adaptarse mejor a sus tutores, ya que mientras crecen aprenden a convivir con su nueva familia. Por su parte, los adultos son un poco más independientes y necesitan menos cuidados. Esto hace que sea más fácil acoplarse a vivir con ellos.
  • Raza: cuando emprendes la búsqueda de tu próxima mascota es normal querer acercarse a las diferentes razas que existe. Cada una tiene un temperamento y necesidades particulares, por lo que es muy probable que te encuentres con una que se adecue a ti.
  • Enfermedades comunes: ciertas razas (puras) tienen una mayor susceptibilidad a presentar enfermedades específicas, por lo que hay que estar atento a cualquier signo de alerta. Los gatos mestizos suelen tener ventaja en este punto, pues al ser una mezcla de varios linajes son un poco más saludables que los “puros”. Esto no significa que no padezcan enfermedades.

Qué debes tener en cuenta para saber si escoger gato o gata

Antes que nada, no olvides que el sexo es solo uno de los factores que podrían ayudarte a saber si el gato que buscas es compatible contigo. Recuerda que todos los ejemplares son únicos, así que dos felinos podrían tener una personalidad diferente, incluso a pesar de que sean del mismo sexo. Aun así, existen ciertas tendencias que ayudan a intuir si un gato o una gata es compatible contigo.

Castración

Sin importar si el felino es macho o hembra, la castración será algo que tendrás que hacer en algún momento. Los gatos tienen tendencia a estar estresados, nerviosos e incluso a escaparse si no tienen frenados sus deseos sexuales.

Así que, este asunto no te arrojará mucha luz sobre si deberías escoger gato o gata, ya que para ambos la vida será más difícil sin esterilización o castración.

¿Cuál es más cariñoso?

Los gatos macho suelen presentar una actitud mucho más independiente que las gatas, mientras que estas son mucho más cariñosas. Todo dependerá de tus circunstancias y de lo que busques en una mascota.

Por norma general, los machos tienden a presentar un carácter más independiente y solitario, mientras que las hembras son hogareñas y cariñosas. Claro está, esto no siempre se aplica a todos los ejemplares, pues el temperamento varía conforme a la raza y la vida del ejemplar. Sin embargo, el sexo podría darte un pequeño indicio de cómo podría ser tu mascota en el futuro.

Aunque está extendido el mito de que cuando los gatos son castrados se vuelven más cariñosos, esto no es del todo cierto. No negamos que pueden existir excepciones, pero normalmente, incluso después de la castración, los machos seguirán teniendo un carácter independiente o arisco. Es posible que siga saliendo de casa a emprender sus aventuras y regrese cuando sea hora de comer, como lo ha estado haciendo antes.

Adoptar gato o gata

Para decidir si debes escoger entre gato o gata, lo más recomendable es que pienses en el tipo de vivienda que tienes. Si tu piso es pequeño y no tienes un lugar como una terraza o un patio en el que el animal pueda salir, lo mejor sería que escojas una gata, que tiene un carácter más hogareño.

Con esto no queremos decir que no haya gatos cariñosos, y es que solo estamos hablando en líneas generales, pues según los hechos los gatos son menos cariñosos que las gatas.

Su tamaño

En este aspecto, las gatas suelen ser un poco más pequeñas que los gatos, y también suelen coger menos kilos cuando llegan a la edad adulta. Así que, si el tamaño es un asunto que te preocupa, opta por escoger una gata si quieres un animal más pequeño con el paso de los años o un gato si no te molesta tener una mascota más grande.

Carácter

Hay tendencias comunes que las gatas presentan en su carácter y que las pueden hacer menos tranquilas y estables que los gatos. Aunque ambos géneros, por el simple hecho de ser gatos, son animales de rutinas y se alteran cuando estas cambian, las gatas son más susceptibles a este hecho que los gatos.

Además, la época de celo también las vuelve más ariscas en ciertos momentos y demasiado cariñosas en otros. Tener una gata es tener una montaña rusa de emociones que tendrás que aprender a entender.

Por el contrario, los machos tienen un carácter solitario y curioso que los hace escaparse para explorar su territorio. Esto puede llegar a ser un verdadero problema si no se tiene cuidado, pues es posible que tengan conflictos con otros animales y pongan en riesgo su vida con facilidad. De hecho, estos comportamientos se intensifican durante la época de apareamiento. Es por ello que es importante castrarlos.

Problemas con otros

Los gatos macho son mucho más territoriales que las hembras y, como tienen más tendencia a salir de casa, es muy probable que se metan en peleas con otros gatos, ya sean callejeros o de otros vecinos. Esto, por ende, te aportará problemas también a ti.

Pelea de gatos

Resumiendo: si quieres un animal más hogareño y tranquilo, escoge una gata, teniendo en cuenta que habrá ciertos ciclos de su vida en los que tendrá un carácter un tanto más arisco.

Si dispones de un jardín o terraza en el que el animal pueda salir y desfogarse, escoge un gato. También puedes decantarte por un macho si no te gustan las mascotas demasiado cariñosas y por las que tengas que estar pendiente en todo momento.

Como ves, gato o gata, ambos tienen ventajas y desventajas, así que tú eres quien tomas la última decisión. No obstante, como dijimos antes, estos consejos se basan en lo que se conoce como la norma general de diferencias entre gato y gata, pero siempre hay excepciones que marcan la regla.

Te podría interesar...
Macho o hembra: cómo elegir
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Macho o hembra: cómo elegir

Macho o hembra. Difícil decisión. En este artículo te ayudaremos a tomar una decisión acertada basada e la razón pero también en el amor.



  • Trilo, L. (2019). Guía para entender al gato. FAADA.
  • COVELMA (2015) Recomendaciones al adoptante. Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid.