La importancia del control de natalidad en gatos

Miguel Rodríguez · 2 junio, 2018
Gracias al procedimiento de la esterilización, no solo se evitan excesivos nacimientos y abandonos, sino que se evitan enfermedades en los individuos

¿Te has detenido a pensar alguna vez si quieres, o no, que tu gato procree? Esta es una pregunta fundamental a medida que tu compañero se va desarrollando sexualmente, ya que, al igual que en los humanos, se vuelve necesario el control de natalidad en gatos para evitar imprevistos.

Las mascotas son seres vivos, merecedores de respeto y de un hogar que les brinde el amor y compresión que requieren. Por eso, es responsabilidad de los dueños informarse de los cuidados adecuados que pueden ofrecerle a su felino en pro de su bienestar. No olvidemos que su vida depende directamente de nosotros.

Madurez sexual

Hay veces, incluso, que no tenemos idea de las manifestaciones que ocurren en el gato cuando se desarrolla sexualmente, lo que perjudica su control reproductivo:

  • Exceso de vocalización y cambios de comportamiento en las hembras.
  • Marcaje en vertical con orina, nerviosismo y agresividad en los machos.

La falta de conocimiento, sobre todo en lo que a control de natalidad en gatos se refiere, ha traído como consecuencia el abandono de camadas enteras de felinos en basureros, callejones, avenidas y carreteras; quedan sometidos a la intemperie y el hambre en su etapa más delicada de vida.

Muchos gatos no son queridos por sus dueños. Se cansan de cuidarlos, de atenderlos y acaban abandonándolos a su suerte. Incontable cantidad de ellos mueren en las calles de hambre, enfermedad o por atropello, en soledad.

Control de natalidad en gatos

Otros acaban en albergues de protectoras de animales, donde son alimentados y atendidos por veterinarios y voluntarios que hacen lo posible por darles amor; simulan lo mejor posible la calidez del hogar. Sin embargo, en ocasiones es imposible darles la atención personal que requieren y acaban muriendo de pena.

La sobrepoblación de felinos es un mal que sufren la mayoría de las sociedades alrededor del mundo. Se calcula que al menos un 70% de personas no saben gestionar el control de natalidad en gatos, lo que contribuye a que cometan errores.

Contribuir con la disminución de la tasa de sobrepoblación es responsabilidad de nosotros como dueños de estas mascotas. Ten presente que, aunque encuentres hogar para la camada de tu amigo, posiblemente les estás quitando la posibilidad de adopción a otros felinos que llevan más tiempo esperando ese amor familiar.

La esterilización es el mejor método en materia de control de natalidad en gatos. Por eso, se vuelve preciso conocer un poco más de este proceso tan beneficioso no solo para el animal, sino para las sociedades que comiencen a implementarlo como una medida seria para controlar la sobrepoblación felina.

Esterilización como control de natalidad en gatos

La palabra esterilización significa “hacer infecundo lo que antes era fértil”. Por eso, es la primera acción que se tiene en cuenta al momento de evitar la sobrepoblación de gatos en las ciudades.

Refugios para gatos callejeros

Existen distintos métodos específicos de esterilización tanto para hembras como para machos. Algunos de ellos son: eliminar conductos espermáticos o trompas uterinas, además de la orquiectomía (extracción de los testículos) y la ovariohisterectomía (extracción de ovarios y útero).

Los beneficios de esta práctica, empleada para el control de natalidad en gatos, se aplican no solo a las comunidades afectadas por la sobrepoblación y a la salud sentimental de tu mascota, sino también al bienestar físico de animal, ya que previene distintas enfermedades y mejora su comportamiento.

En las gatas se eliminan los comportamientos del celo, se previene la aparición de infecciones en el útero y de tumores malignos (el porcentaje de malignidad es alrededor de un 85%), evita la aparición de neoplasias y quistes ováricos por celos continuados y, por último, previene la transmisión de enfermedades sexuales como el VIH felino.

En el caso de los gatos, se evitan los comportamientos agresivos relacionados con el celo, se eliminan los riesgos de sufrir problemas con tumores testiculares y, por último, se previene también la transmisión de enfermedades como la leucemia y la inmunodeficiencia.

Cómo hacer que mi gato baje de peso

El único contra que puede tener la esterilización es la obesidad, pero no hay nada que una dieta balanceada y la actividad física por medio de juegos no pueda solucionar.

Mitos que giran en torno a esta práctica

Uno de los principales impedimentos que perjudican el control de natalidad en gatos son las leyendas urbanas que surgen alrededor del tema. Por eso, se vuelve necesario nombrar algunos de ellos para que tengamos más conciencia como dueños y estemos menos preocupados.

En primer lugar, los embarazos psicológicos son problemas hormonales y no hay una necesidad fisiología del animal por criar. Además, si se esteriliza al felino a los seis meses o antes de tener el primer celo no existirá un retraso en su crecimiento. Por otra parte, no tienen cambios de carácter, ni se vuelven más ‘cachorros’ por la esterilización.

Es importante comprender que nuestros compañeros felinos no se verán perjudicados psicológicamente por no procrear. Al ser animales, no padecen los mismos conflictos morales que sí podría tener un ser humano. Por tanto, es preciso apoyar la esterilización y aportar un grano de arena al control de natalidad en gatos.