Ratones blancos como mascotas

Al adoptar un ratón blanco, probablemente lo salves de una vida de pruebas médicas.
Ratones blancos como mascotas

Última actualización: 13 agosto, 2022

Tener ratones blancos como mascotas es cada vez más común entre los tenedores de animales de compañía, especialmente para personas alérgicas, pues no botan pelo como sí lo hacen otras especies. Si bien aún no superan a quienes prefieren un perro o un gato como mascota, han ganado bastante popularidad en los hogares.

Aunque son muy pequeños y tiernos, los ratones blancos son muy territoriales, de modo que hay que tener cuidados especiales para poder brindarles una vida digna dentro de nuestra casa. Hoy queremos compartir contigo lo fundamental para tener ratones blancos como mascotas. ¡Toma nota!

¿Qué cuidados necesitan los ratones blancos como mascotas?

Para que un ratón blanco viva plácidamente dentro de nuestra casa, es necesario adecuar un espacio que simule y reemplace su hábitat natural. Nunca será igual que este, pero la idea es dejar de someter a estos animalitos a las condiciones que nos venden en tiendas de animales.

Para evitar un mal cuidado debido a la desinformación, te diremos qué debes tener en cuenta al llevar un ratoncito blanco a vivir contigo.

Ratas y ratones

Hábitat

Los ratones son animales presas por naturaleza y están acostumbrados a correr durante largos períodos para sobrevivir a sus cazadores. Por esto es necesario que cuenten con un espacio donde puedan transitar a sus anchas y muchas jaulas comerciales se quedan pequeñas para esta actividad.

Lo ideal es proporcionarles un hábitat plástico para que no lo rompan y se escapen, además de ser muy fáciles de lavar.

Las rejas pueden ser peligrosas porque los ratones trepan a través de ellas y tienden a caerse y lesionarse. Además, las metálicas pueden contener residuos que pueden ser tóxicos si los ingieren al roer.

Por otro lado, el hábitat debe ser ubicado en un lugar donde no haya corrientes de aire, pues los ratones blancos podrían enfermar fácilmente. Tampoco es ideal ubicarlo en un lugar donde reciba rayos de sol directamente. Cualquiera de estas temperaturas pudiera llegar a matar al animal.

Alimentación

Primordialmente, es necesario que tu mascota tenga agua fresca a diario para no deteriorar su estado de salud. En cuanto a líquidos, es el único que puede beber y debe ser a diario.

Por otro lado, los ratones blancos son omnívoros natos y pueden alimentarse a base de varias cosas, pero principalmente comen pellets, que son duros y ayudan a mantener regulado el incesante crecimiento de sus dientes. También puedes añadir mezclas de semillas, pero procurando que coman todos los pellets y no los hagan a un lado por estas.

Otros alimentos que puedes incluir en su dieta son las frutas y verduras, previa investigación acerca de cuáles están permitidas y teniendo siempre en cuenta que su consumo excesivo puede ocasionar diarreas. Por eso, todo debe ser con moderación.

Salud

Los ratones blancos como mascotas necesitan ser valorados ocasionalmente por un veterinario especialista en animales exóticos. Este tipo de profesional es más escaso que los veterinarios de animales domésticos más convencionales, de modo que es un factor súper importante y determinante al momento de decidir adoptar un roedor.

A pesar de esforzarnos por darles los mejores cuidados, los ratones blancos pueden enfermarse con facilidad debido a su tamaño diminuto. Si no cuentas con un veterinario de exóticos cerca, al que puedas acudir en caso de alguna emergencia con tu pequeño animal de compañía, pudieras estar en aprietos de llegar a necesitarlo, en cuyo caso es mejor no adoptar esta especie.

Convivencia con otros ratones

Los ratones suelen ser animales muy territoriales debido a que, al ser animales presa, velan mucho por su seguridad. Tener dos ratones machos en un mismo espacio es motivo para que peleen entre ellos, pudiendo llegar a hacerse mucho daño e incluso causar la muerte.

Tener uno de cada sexo dentro de un mismo hábitat puede terminar en un criadero involuntario, pues se reproducen con mucha facilidad, así que tampoco es aconsejable que vivan juntos.

Las hembras suelen ser más tranquilas y son capaces de compartir un mismo hábitat, siempre que cada una tenga su propio refugio. En el caso de los machos, solo pudieran convivir si son hermanos de una misma camada que nunca hayan sido separados. Lo más aconsejable siempre es tener un roedor por hábitat.

Convivencia con humanos

¿Qué comen los ratones?

Si se toma la decisión de adoptar ratones blancos como mascotas, es importante que haya siempre un adulto responsable de su cuidado. Regalar un roedor a un niño pequeño jamás es una buena idea, pues los pequeños son muy curiosos y no entienden del todo los cuidados que necesita un animal. Por querer abrazarlos o jugar con ellos, podrían lastimarlos e incluso asfixiarlos, de modo que siempre es necesaria la supervisión de un adulto responsable.

Por último, te recordamos que gracias a su inteligencia, los ratones blancos han sido objeto de pruebas en laboratorios desde siempre. Al adoptar ratones blancos como mascotas estamos salvando una vida inocente, ofreciendo la oportunidad que no todos tienen.

Te podría interesar...
5 curiosidades de los dientes de los ratones
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 curiosidades de los dientes de los ratones

Algunas de las curiosidades de los dientes de los ratones es que crecen sin parar y son de color amarillo.