Qué hacer cuando tu perro se niega a salir en tiempos de lluvia

Yamila · 24 marzo, 2019
Si tu perro se niega a salir cuando llueve es normal debido a que quiere protegerse del peligro; pero queda en ti aprender a llevarle igualmente de paseo, sin forzarlo y transformando esta experiencia en algo positivo

Está nublado, llueve, hay truenos o nieva… ¡Y tu perro se niega a salir a pasear! Por supuesto, no puedes permitir que se quede tantas horas sin hacer sus necesidades, pero parece que nada hará que se mueva de su cama o de debajo del sofá. ¿Qué hacer en esa situación? En este artículo te lo contaremos.

Los perros y su miedo a la lluvia

En general, los perros no son muy amantes de los días lluviosos, pues le tienen miedo a los truenos y actúan de manera extraña cuando está nublado. Esto se debe a que por instinto, si no hay luz natural, sienten que deben esconderse o refugiarse en un sitio seguro.

Es muy difícil que logremos que salgan a la calle cuando está lloviendo o a punto de comenzar una tormenta.

Incluso si logramos que salga, parece que no tiene ganas de hacer sus necesidades… y apenas regresamos a casa, orina o defeca dentro. Para evitarlo, puedes llevarle a dar una vuelta un poco más extensa o directamente hacia el punto que suele oficiar de ‘baño’. El movimiento estimulará tanto sus intestinos como su vejiga. Otra opción es darle de beber agua o de comer un rato antes de salir.

Tips si el perro se niega a salir con lluvia

Si tu perro se niega a salir a pasear en esas situaciones, debes saber que es algo bastante normal. Y que si te empeñas en forzarle, terminará siendo una experiencia aun más traumática para él. Tampoco podemos caer en el otro extremo de sobreprotegerlo cuando llueve y permitir que haga cosas que en otro momento no realiza, como subir a la cama o que orine en la alfombra.

Perro con miedo a la lluvia

¿Existe un punto de equilibrio? Claro que sí… lograr que la experiencia de salir con lluvia sea positiva. Puedes guiarlo hacia la puerta de calle mediante una golosina o un trozo de carne. También puedes darle un premio cuando regresáis de dar el paseo.

Además, te recomendamos que actúes de forma normal. Es decir, como si fuese un día de sol radiante. Puedes esperar a ponerte las botas o la chaqueta a que el perro tenga la correa puesta o esté en la puerta.

Quizás el problema no sean tanto los truenos, sino que a tu can no le agrada demasiado la idea de mojarse. ¡Pero eso también tiene solución! En las tiendas de mascotas puedes hallar mantos impermeables. También puedes usar un paraguas grande que os tape a ambos y os cubra de la lluvia.

Apenas regreséis a casa, quítale la ropa mojada, sécalo con una toalla y ponlo frente a la estufa o de un sitio más agradable. De esta manera, evitarás algunas típicas enfermedades perrunas –del invierno principalmente– tales como la neumonía, las infecciones de oído, los nudos en el pelo y los problemas en las almohadillas.

Chubasquero para perros

Y si se ha portado bien durante el paseo, no dudes en darle algún premio, que no necesariamente tiene que ser comida. Con un mimo y unas palabras de amor es suficiente.

Si tu perro es bastante atlético o suele realizar ejercicio cada vez que sale, compensa esa falta de actividad por culpa de la lluvia mediante juegos en casa (en la medida de lo posible). Así evitarás que gane algo de peso o que aumente su nivel de ansiedad y estrés.

Si tu perro se niega a salir cuando llueve o hay tormenta, no deberías cancelar el paseo, ni siquiera el típico ‘haces rápido y regresamos a casa’. Es un poco de agua que luego se seca.

Pero si tú lo consideras algo trágico, para el animal será una situación traumática que tratará de evitar. ¡Haz lo posible para que ambos disfrutéis de pasear bajo la lluvia! Siempre con paraguas en mano…

  • Barrera, G., Jakovcevic, A., Bentosela, M., Elgier, Á. M., & Mustaca, A. E. (2013). Problemas de comportamiento en los perros domésticos (canis familiaris): aportes de la psicología del aprendizaje. Revista de Psicología. https://doi.org/10.5354/0719-0581.2009.17123