5 cosas que debes saber antes de dejar dormir a tu perro en tu cama

Alba Muñiz 24 junio, 2016

Si acabas de adoptar o adquirir un lindo cachorrito y pese a los consejos profesionales estás a punto de dejar dormir a tu perro en tu cama, primero lee esta nota y luego piénsalo bien y decide a conciencia, más allá de que el peludo te esté mirando con una cara suplicante que pide a gritos que lo dejes subir a tu lecho.

Distintas posturas que debes tener en cuenta antes de dejar dormir a tu perro en tu cama

Más allá de las recomendaciones de que un can debe tener su propia cama y dormir solo, la realidad es que muchas personas suelen compartir su lecho con sus mascotas.

Desde Mis Animales no nos vamos a poner a dictaminar si esto es bueno o malo. Cada caso es particular y si no estamos cayendo en situaciones que impliquen la humanización extrema del peludo y que terminen provocándole algún inconveniente en su salud física o mental, cada quien es dueño de elegir con quien comparte su colchón y sus mantas.

perro enfermo

Hay gente que elige descansar acurrucada junto a su pareja y otra que prefiere estar sola a la hora de entrar en el reino de Morfeo.

Pero fuera de estas consideraciones, si optas por dejar dormir a tu perro en tu cama, hay una serie de temas que debes al menos saber.

Si estás pensando en dejar dormir a tu perro en tu cama, primero lee esta nota y luego decide.

1-Que interrumpa tu descanso

Aunque algunas investigaciones recientes señalan que dormir junto a nuestras mascotas nos permite descansar mejor, también es cierto que compartir tu cama con un peludo puede interferir en tu ciclo de sueño. Los perros suelen moverse mucho durante la noche, e incluso despertarse y despertarte. Y es sabido que si no descansas bien, a la mañana tendrás mal humor, no rendirás todo lo que quisieras e incluso te pueden bajar las defensas y enfermar con más facilidad.

2-Que lleve a tu cama bacterias y hongos

Ten en cuenta que los canes caminan sin zapatos por distintos lugares, incluida la calle, se acuestan en el piso e incluso se revuelcan en la tierra o en la basura. Esto se traduce en que en su cuerpo pueden acumularse bacterias o incluso hongos. Así que extrema las medidas higiénicas con tu perro si lo vas a dejar dormir contigo.

3-Que te provoque o agrave tu alergia

Si eres alérgico, lo ideal sería que preserves tu habitación como un lugar donde puedas descansar libre de alérgenos. Y los peludos pueden agravar la situación. En todo caso, debes averiguar si tienes alergia a las proteínas que  están presentes en la caspa o las escamas de la piel, en la orina y en la saliva del peludo y que se acumulan en su pelaje.

4-Que te trasmita alguna enfermedad

Corres el riesgo de contraer enfermedades que los animales pueden trasmitir a los humanos, sobre todo a través de parásitos internos o externos. Así que no te saltes ningún  control veterinario, desparasítalo a menudo y cumple con su plan de vacunación.

5-Que el peludo desarrolle problemas de comportamiento

perro enfermo

Es probable que si tu perro duerme contigo, orine la cama para marcarla como su territorio o presente algún problema de comportamiento. Por ejemplo, que se apegue mucho a ti, se vuelva demasiado dependiente y llegue a sufrir ansiedad por separación y otros problemas de conducta.

Tu perro, tu cama y tú

Si crees que puedes controlar todas estas situaciones y tu mascota no presenta problemas de conducta, adelante.

Duerme feliz con tu peludo, pero déjale en claro que cada uno tiene su lugar en el lecho y no es cosa de andar pegándose ni aplastándose salvo que los dos decidáis que esto suceda así.

Si además de tu perro en tu cama duerme tu pareja, asegúrate de que esté de acuerdo con esta decisión. Si bien tres pueden ser multitud, con buena voluntad habrá espacio para todos.

 

 

Te puede gustar