¿Cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día?

Laura Huelin · 18 octubre, 2018
Tanto el exceso como la falta de ejercicio puede ocasionar problemas de comportamiento o de salud en los canes, de ahí que la moderación sea fundamental para gozar de bienestar físico y mental

Los programas de televisión y los compañeros de parque nos dicen constantemente que los perros tienen que hacer más ejercicio. Sin embargo, parece que él prefiere estar tumbado en el sofá a correr por el jardín. ¿Sabes cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día?

La naturaleza de los perros

Es importante hacer ejercicio físico, no solamente en los humanos, sino en todos los animales. En muchos casos, la salud física depende de que los cuerpos estén en marcha y hagan ejercicio a menudo. No solamente se previenen enfermedades relacionadas con el peso o la obesidad: también con el corazón, la mente, las hormonas…

Un perro que hace poco ejercicio al día es propenso a desarrollar enfermedades, pero también a portarse peor. Todos los seres vivos tienen una energía que gastar cada día: si esta no desaparece haciendo ejercicio, la convertirá en conductas indeseables.

Pero un exceso de ejercicio también es peligroso, pues pueden aparecer lesiones, dolores y muchos otros males. El exceso de ejercicio también se transforma en mal comportamiento, normalmente en conductas destructivas: si a un perro le duelen los músculos de cansancio intentará aliviarse rasgando o masticando lo que tenga a su alcance.

Cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día

Los perros, por lo general, son animales tranquilos. Tienen fama de perezosos, y esta es merecida: los perros tienen su cuerpo preparado para dormir muchas horas al día. Ni siquiera en la naturaleza recorren grandes distancias para buscar comida: se conforman con lo que tienen cerca.

Ejercicio diario de un perro

El ejercicio físico que le mandemos a hacer a nuestros perros debe tener esto, junto a otros detalles, en mente. También se debe tener en cuenta la edad del perro, así como su tamaño y otras características físicas.

A pesar de que son muy nerviosos, no deberíamos provocar a un cachorro para que haga ejercicio. Toda la energía que tiene la gastará él solo jugando por su cuenta. Debemos jugar con él y darle espacio para que se canse, pero hasta que termine de desarrollarse –cuando tenga entre un año y medio y dos años– no debemos mandarle correr ni hacer ejercicio extra.

Los perros adultos de dos a cinco años sí pueden hacer ejercicio con nosotros, siempre que les apetezca. No olvidemos que, al igual que los humanos, necesitan hacer un calentamiento antes. A partir de los siete años los huesos y las articulaciones empiezan a resentirse, así que habrá que rebajar estas exigencias hasta eliminar por completo el ejercicio inducido.

Sin embargo, y salvo casos muy concretos en los que el veterinario lo recomiende, no es necesario obligar a un perro a correr con nosotros o tras una pelota, para que haga el ejercicio necesario en su día a día. Normalmente, tres paseos de calidad son suficientes para cubrir sus necesidades.

Para un perro adulto tres paseos que a lo largo del día que sumen más o menos una hora y media en la calle es suficiente ejercicio. Los perros no caminan en línea recta, por lo que recorren muchos más metros que nosotros, y con suerte se encontrará en el parque con algún amigo que le haga echar un par de carreras.

Cuántos paseos necesita un perro

Ese ejercicio habitual, diario y natural es el más beneficioso para los perros: tiene un propósito, ya que está haciendo cosas interesantes mientras mueve el cuerpo, y tiene libertad de parar en cuanto ha tenido suficiente.

El tamaño de cada perro importa

Tampoco podemos pasar por alto el tamaño y las características físicas de nuestro perro antes de pensar cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día. Los perros pequeños no solo tienen que hacer un mayor esfuerzo para realizar el mismo ejercicio que un perro mediano o grande: también tienen un cuerpo más delicado.

De la misma manera, los perros gigantes tienden a tener dolores en las articulaciones. Los perros de patas cortas y espalda alargada no deberían hacer ejercicio extra más allá del de sus paseos rutinarios. Para un perro de raza enana, el propio hecho de hacer paseos diarios es mucho más ejercicio del recomendable.

Para encontrar una respuesta a cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día primero has de mirar y conocer a tu perro: cómo es su cuerpo, su estado de salud, su edad, sus ganas… Son muchos los factores que le darán forma a la respuesta.

No olvides el ejercicio mental

Cuando pensamos en ejercicio, siempre se nos viene a la mente el ejercicio físico, pero poca gente piensa en el ejercicio mental. De nada le sirve a un perro correr durante media hora tras una pelota si luego llega a casa y se aburre profundamente. El aburrimiento también lleva a conductas destructivas y mal comportamiento.

Como la enorme mayoría de los perros, ya que con su paseo rutinario tienen las necesidades de ejercicio físico más que cubiertas, deberíamos preocuparnos más por el ejercicio mental.

Ejercicio mental para perros

Es muy sencillo darle a los perros algo en lo que pensar. Con dedicar 10 minutos al día a juegos mentales es suficiente. Esto podemos hacerlo sin juguetes: perseguir olores, ir a una plaza nueva a olisquear y ver a otros perros… o esconder trozos de comida por la casa y dejar que el perro los encuentre.

También podemos hacerlo con juguetes: juguetes interactivos, puzzles para perros o alfombras de olores son algunos de los métodos básicos de estimulación mental para perros.

Antes de decidir cuánto ejercicio debe hacer tu perro al día, tienes que tener en cuenta su edad y su físico. Además, no descuides el ejercicio mental, ya que de este también dependerá la felicidad y buen comportamiento de tu compañero.