¿Qué es el abdomen agudo en perros?

Francisco María García · 9 diciembre, 2017

El abdomen agudo en perros suele provocar mucho dolor y, normalmente, está asociado a enfermedades como la peritonitis canina. El diagnóstico temprano es determinante para aplicar el tratamiento eficaz e inmediato que el cuadro requiere. Por ello, te invitamos a saber más sobre el abdomen agudo o doloroso en los perros, sus síntomas y causas.

Abdomen agudo en perros: qué es y cómo se desarrolla

El abdomen doloroso normalmente es considerado más como un síntoma complejo que como una patología en sí mismo. Consiste en un cuadro sintomático que engloba signos clínicos, como dolor agudo, diarrea, distensión abdominal, vómitos, desnutrición, debilidad, depresión, etc.

Como vemos, el abdomen agudo en perros casi siempre está asociado a patologías agudas que comprometen la cavidad abdominal. Entre ellas, la que más frecuentemente afecta a animales de todas las edades es la peritonitis canina.

Perro tumbado

Pero en algunos casos, el abdomen doloroso aparece como consecuencia del agravamiento de ciertas patologías crónicas de los órganos abdominales.

¿Qué es la peritonitis canina?

La peritonitis es una inflamación aguda y repentina que acomete los tejidos que componen la cavidad abdominal (o peritoneo). Como consecuencia, el organismo acumula una enorme cantidad de líquidos en la región peritoneal, lo que genera una notable hinchazón.

Esta intensa retención de líquidos suele provocar también deshidratación severa y desequilibro electrolítico. Ello reafirma la necesidad de estar atento a los síntomas y acudir inmediatamente al veterinario al reconocerlos en tu mascota.

Normalmente, la peritonitis canina comienza y avanza muy rápidamente en el organismo. Muchos animales llegan a clínica veterinaria en estado de shock o en coma. En estos casos, antes de proceder con el diagnostico, es muy probable que el profesional empiece inmediatamente una terapia anti-shock.

Síntomas del abdomen agudo en perros

Los primeros signos visibles del abdomen agudo en perros suelen ser poco específicos, pero fáciles de reconocer. Al principio el animal se muestra constantemente cansado, con la respiración más pesada, y su apetito se reduce; después suele presentar temblores, llorar o gemir permanentemente a causa del dolor que siente en su abdomen.

Los siguientes síntomas están asociados al avance de la peritonitis en el organismo del animal:

  • Letargia.
  • Cambios en su postura y forma de acostarse: es común que los perros traten de buscar una posición en la cual el dolor les moleste menos.
  • Hinchazón abdominal y/o abdomen rígido al toque.
  • Dolor agudo: muchos perros pueden llorar de dolor con un simple toque o al rozar su abdomen.
  • Diarrea: normalmente, de color negro (melena).

Cuando la inflamación compromete los intestinos y el estómago, suele provocar vómitos frecuentes.  Además, muchos perros también presentan fiebre.

Como ocurre en la mayoría de los cuadros patológicos, los síntomas de la peritonitis canina se agravan con el avance de la enfermedad. En muchos casos, los animales llegan al veterinario ya en estado de shock.

Así, se reafirma la urgencia del diagnóstico temprano para permitir un tratamiento eficaz y evitar complicaciones severas. Por lo tanto, es indispensable recurrir inmediatamente al veterinario al observar cualquiera de los síntomas anteriormente descritos.

Causas del abdomen agudo en perros

La mayoría de los diagnósticos de abdomen agudo en perros está relacionado con causas endógenas e infecciosas, como:

  • Virosis que afectan el estómago y/o los intestinos.
  • ‘Gripe estomacal’ (o gastroenteritis viral).
  • Peritonitis canina.
  • Endoparásitos intestinales o estomacales.
  • Infección uterina (normalmente, bacteriana).
  • Presencia de agujeros en el estómago o en los intestinos.
  • Abscesos en el bazo, hígado, páncreas o intestinos.

Causas no infecciosas del abdomen agudo en perros

Muchos perros pueden presentar abdomen agudo debido a factores no infecciosos o exógenos, como por ejemplo:

  • Envenenamiento.
  • Ciertos tipos de tumores.
  • Enfermedades o deformaciones congénitas.
  • Traumas en la región abdominal.
  • Hernia abdominal.
  • Dilatación gástrica.
  • Cálculos en los riñones o en la vesícula.
Perro en el veterinario

Tratamiento del abdomen agudo en perros

El tratamiento específico deberá ser determinado por el veterinario, después de diagnosticar la causa del abdomen agudo en cada animal. La medicación y los procedimientos serán enfocados para combatir o controlar la enfermedad subyacente que lleva a dicha sintomatología.

Generalmente, terapias intravenosas son aplicadas para combatir la deshidratación y la desnutrición. También pueden ser administrados analgésicos para aliviar el intenso dolor que el perro experimenta.

Como las patologías asociadas suelen avanzar aceleradamente, la intervención quirúrgica se hace necesaria en gran cantidad de casos.

Fuente de la imagen principal: Cody Wellons