¿Pueden los perros comer durazno?

Como todas las frutas y verduras, el durazno puede aportar diversos beneficios a tu perro. Sin embargo, algunas de sus partes pueden resultar tóxicas.

El durazno (Prunus persica L.) es una fruta que, como muchas otras, despierta dudas sobre su consumo por parte de los perros. Por lo general, los bocadillos saludables —entre ellos las frutas— deben componer un 10 % de la ingesta de calorías diarias en un perro. Sin embargo, los duraznos tienen un pequeño “lado oscuro” que debe evitarse para no afectar la salud de las mascotas.

Es importante señalar que ninguna fruta o verdura cumple la función que sí logran los complementos alimenticios. Estas solo deben considerarse como un bocadillo o snack saludable para la mascota, por lo que dependiendo de la fruta y del estado de salud del can, no debe abusarse de ellas. A continuación, conocerás si el durazno es bueno o no para los perros.

¿Los perros pueden comer durazno?

Es común escuchar dudas de las personas que tienen perros en cuanto a si es bueno o no ofrecerles frutas. En el caso del durazno, este aporta diferentes beneficios para los perros en el campo de la salud y la alimentación. Esto es posible gracias a su alto contenido en fibra, así como un porcentaje de vitaminas A, C y E, además de minerales como el potasio, el cobre y el magnesio.

Todos estos elementos ayudan a mejorar el sistema digestivo de los perros. Por otro lado —y a pesar de su naturaleza carnívora—, los canes disfrutan del sabor y la textura de muchas frutas y verduras. Sin embargo, el durazno o melocotón también contiene azúcar, por lo que debe considerarse solo como un bocadillo o premio esporádico y no como un complemento nutricional en la dieta de la mascota.

 Una cucharada de pulpa de durazno contiene 1,53 microgramos de vitamina A y 0,625 miligramos de vitamina C.

Un durazno sobre un fondo blanco.

Beneficios del durazno para los perros

Más allá de vitaminas y contenidos nutricionales, según un estudio publicado en el International Journal of Molecular Sciences, los duraznos contienen un alto porcentaje de fitonutrientes, flavonoides y antioxidantes naturales. En ellos, existe una predominancia de las catequinas y el ácido clorogénico, elementos que ayudan a prevenir enfermedades crónicas o cardiovasculares en los caninos.

Gracias a los diferentes minerales y vitaminas anteriormente mencionados, el durazno asegura un sistema inmunológico mucho más fuerte contra enfermedades comunes, como los resfriados en perros. Otros de los beneficios del durazno para los perros son los siguientes:

  • Mejora algunos problemas digestivos: al ser una fruta alcalina, el durazno puede ayudar a controlar el pH de los líquidos del perro. Por tal motivo, mejora la eliminación de algunos problemas digestivos, como la indigestión, el estreñimiento o la gastritis.
  • Mejora la circulación: los perros que consumen durazno tienen menor riesgo de tener grasa en sus arterias o de padecer un infarto en el miocardio.
  • Favorece la pérdida de peso: en 100 gramos de durazno hay 57 calorías, por lo que es la fruta ideal para perros que sufren de sobrepeso.
  • Previene la diabetes y la disfunción cognitiva: un estudio publicado en la revista Molecules afirma que ácido clorogénico presente en el durazno ayuda a combatir los efectos de la diabetes en animales, como la cicatrización de heridas y el metabolismo de lípidos. De igual forma, el galato de epigalocatequina ayuda a prevenir la disfunción cognitiva en las mascotas.

Riesgos del melocotón para los perros

A pesar que la fruta en sí no genera peligro para el perro cuando se ofrece de forma responsable, algunos elementos del durazno deben evitarse. En primer lugar, es recomendable no darle al perro el durazno con su cáscara o piel exterior. De esta manera, se evitan reacciones alérgicas en los perros.

De igual forma, se recomienda evitar dar un durazno o melocotón entero al perro. Así se previene un posible caso de asfixia con los huesos o la semilla de la fruta y se reducen las posibilidades de intoxicación por amigdalina. Este es un compuesto tóxico que se encuentra en la semilla del durazno, rico en azúcar y que produce cianuro, por lo que un perro podría verse afectado si se consume en grandes cantidades.

En caso de tener un árbol de durazno, es importante evitar el contacto del can con él, pues los tallos y hojas contienen amigdalina.

Por último, si se desea premiar a un perro con durazno o melocotón, es preferible recurrir solo a la fruta orgánica. Evita los duraznos enlatados, las conservas o las mermeladas, pues solo así asegurarás que el perro no consume el azúcar adicional de estas presentaciones. Igualmente, el durazno es una fruta que no se debe ofrecer a perros con diabetes en ninguna de sus formas.

¿Cómo ofrecer durazno a un perro de forma segura?

Teniendo en cuenta los beneficios y posibles riesgos de ofrecer durazno a tu perro, lo siguiente es pensar en cómo hacerlo. Lo primero es considerar las dosis adecuadas para el can, pues ofrecerla en grandes cantidades provocaría diarrea y malestar estomacal a consecuencia de la gran cantidad de fibra. Estas son algunas formas de ofrecer durazno de forma segura a un perro.

  • Durazno crudo: La forma más sana y práctica es retirar la corteza de la fruta y cortar el durazno en pequeñas rebanadas o cuadros. Luego se ofrece directamente al perro la porción, sin abusar de la cantidad. Lo ideal ronda entre 1 o 2 duraznos cada 15 días.
  • Duraznos con avena: Esta receta es bastante simple y llamativa para los perros. Solo se necesita cortar el durazno en pequeños cuadritos con una cucharada de avena, y si se desea, añadir una cucharadita de mantequilla de maní.
  • Helado de durazno: Para esta receta se necesita cortar uno o dos duraznos en cuadritos y revolverlo con un poco de agua y yogurt griego. Posteriormente, se pone la mezcla en recipientes para helado y se introduce en el congelador. De esta forma, el perro tendrá una forma distinta de refrescarse en verano.
Un perro se come un melocotón.

Al igual que con el resto de frutas y verduras, lo importante es no abusar de la cantidad de durazno en los perros. Como pudiste apreciar, esta fruta aporta diversos beneficios. Además, siempre que se retire la cáscara y la semilla, no representa peligro para el canino. En las dosis adecuadas, el durazno ayudará a reducir ciertas enfermedades y a frenar el desarrollo de otras más complejas.

  • Zhao, Xiaoyong, Wenna Zhang, Xueren Yin, Mingshen Su, Chongde Sun, Xian Li, and Kunsong Chen. 2015. "Phenolic Composition and Antioxidant Properties of Different Peach [Prunus persica (L.) Batsch] Cultivars in China" International Journal of Molecular Sciences 16, no. 3: 5762-5778. Recogido el 29 de junio de 2021 de: https://doi.org/10.3390/ijms16035762
  • Garcia Alayo, F., & Ruiz, M. (2018). Extracción de amigdalina a partir de semillas de Prunus Persica L.“durazno” e hidrólisis enzimática enterobacteriana. Recogido el 29 de junio de 2021 de: https://repositorio.urp.edu.pe/bitstream/handle/URP/2019/67.%20Ruiz%2C%20M.%20y%20Garcia%2C%20Fred%2C%20extracci%C3%B3n%20de%20amigdalina%20a%20partir%20de%20semillas%20de.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • Santana-Gálvez, J., Cisneros-Zevallos, L., & Jacobo-Velázquez, D. A. (2017). Chlorogenic Acid: Recent Advances on Its Dual Role as a Food Additive and a Nutraceutical against Metabolic Syndrome. Molecules (Basel, Switzerland)22(3), 358. Recogido el 29 de junio de 2021 de: https://www.mdpi.com/1420-3049/22/3/358