¿Puede tenerse un zorro como mascota?

Los animales salvajes requieren cuidados bastante especiales que a veces solo pueden ser cubiertos en su entorno natural. En este espacio te contamos si los zorros son buenas mascotas.
¿Puede tenerse un zorro como mascota?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 18 septiembre, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 18 septiembre, 2021

Última actualización: 18 septiembre, 2021

Los zorros son astutos, inteligentes, escurridizos y ágiles. Se identifican fácilmente por sus orejas y por su cola larga y espesa. Su tamaño es pequeño y tienen un carácter independiente y solitario, lo cual no ha permitido que sean domesticados. Por todas estas razones, tener un zorro como mascota es una cuestión muy difícil. 

Estos animales son útiles para acabar con plagas en plantaciones de frutas y se han convertido en una especie invasora en algunos países en los que no son nativos. Allí provocan la extinción de otros seres vivos, como es en el caso de Australia. Conoce aquí qué tan adecuado es tener uno de estos mamíferos como animal de compañía.

¿Dónde habita el zorro común o rojo?

Los zorros están en casi todos los lugares del mundo, pero el zorro común (Vulpes vulpes) es el que predomina en los bosques de Europa y América del Norte. Animal Diversity Web afirma que los zorros rojos viven de 10 a 12 años en cautiverio y un promedio de 3 años en la naturaleza.

Este mamífero tiene la distribución más amplia de todos los cánidos, ya que se encuentra desde el círculo polar ártico hasta América Central, Asia central y el norte de África. Sin embargo, los zorros rojos también se han introducido en Australia y en las Islas Malvinas. 

¿Se puede tener un zorro como mascota?

¿Cómo es su comportamiento?

Los zorros rojos son territoriales y viven en madrigueras de tierra en grupos familiares. Incluso, la misma guarida se usa a menudo durante varias generaciones. Estos mamíferos son tan ágiles que su velocidad máxima es de unos 48 kilómetros por hora y pueden llegar a saltar obstáculos de hasta 2 metros de alto. 

La mayoría de los zorros rojos que son capturados por depredadores son cachorros. Por esto, los más pequeños se mantienen dentro y cerca de su madriguera y son protegidos por toda su familia. Los ejemplares adultos también suelen ser atacados por coyotes y lobos, pero tienen más herramientas para hacer frente a las amenazas.

Sin embargo, los depredadores más alarmantes para estos mamíferos son los humanos, que los cazan por su pelaje y los matan en grandes cantidades como si fueran plagas.

¿Qué comen los zorros? 

Los zorros rojos son esencialmente omnívoros. Comen roedores, conejos, insectos y frutas. En algunas ocasiones también consumen carroña y en total ingieren entre 0,5 y 1 kilogramos de comida al día. Como puedes comprobar, su dieta es bastante generalista. 

¿El zorro como mascota?

Muchos animales exóticos no deben estar encerrados ni convivir con humanos. Cuentan expertos que el mercado ilegal de especies está repleto de animales que no son domésticos. Al traficar con ellos, se pone en peligro su salud y bienestar tanto en el ambiente salvaje como en cautiverio.

¿Puede tenerse un zorro como mascota? La respuesta es no, aunque algunas personas se empeñan en lograr lo antinatural. A continuación, te damos varias razones de por qué no tener un zorro encerrado en un hogar. No dejes de leer. 

No soportan el encierro

Se sabe y se ve que el zorro se parece al perro, pero el animal que aquí nos atañe no ha sido domesticado por el ser humano y su naturaleza no se ha adaptado a convivir con personas. Desde luego, tampoco está preparado para vivir encerrado. 

Si a los perros se les hace difícil estar gran parte del día en casa, imagínate ahora cómo será el encierro para un zorro. Debido a que no se adaptan a su entorno cautivo, muchas de las personas que adoptan uno de estos mamíferos descubren que no están hechos para la convivencia con humanos y por ello lo abandonan.

Sus necesidades no son saciadas

Para tener un animal como mascota es necesario garantizar su salud y bienestar y se deben conocer y respetar sus necesidades alimentarias, sociales y comportamentales. El zorro, al no ser un gato o un perro, no es fácil de saciar en este sentido. 

Uno de estos cánidos en cautividad no puede realizar libremente sus conductas naturales, tales como el marcaje, la vocalización constante y la sobreprotección de los alimentos. Además, estos comportamientos codificados en los genes del animal suelen ser muy molestos para las personas que intentan convivir con él. 

Si no se cumplen estas necesidades, el zorro sufrirá enfermedades físicas, estrés, depresión, ansiedad y otros problemas de comportamiento que se evitan y se controlan en totalidad cuando vive libre. La falta de enriquecimiento ambiental puede hacer que el animal enloquezca (de forma literal).

Están en peligro de extinción 

Varias especies de zorros están en peligro de extinción. Por ende, se encuentran protegidas y tenerlas como mascotas es ilegal en muchos países. Algunas de ellas son las siguientes: 

  • Vulpes cana
  • Vulpes zerda
  • Vulpes bengalensis
  • Vulpes vulpes griffithi
  • Vulpes vulpes montana
  • Vulpes vulpes pusilla

Son animales gregarios

Los zorros viven en comunidad, se agregan en familias y les encanta jugar e interactuar con otros de su especie. Por esta razón, tenerlos aislados no es bueno para ninguno de ellos. Necesitan su entorno natural y su vida gregaria para conservar el bienestar físico y mental. 

Pueden atacar a otros animales

Estos mamíferos son animales salvajes que necesitan vivir en su hábitat natural. Debido también a sus hábitos alimenticios, suelen atacar a otros animales como aves o gatos. Esta es una razón más que nos demuestra que tener un zorro como mascota es una opción bastante desaconsejable; no solo para el zorro, sino también para ti y tus otros animales. 

¿Qué hacer si te encuentras un zorro?

El estado de conservación actual de los zorros es vulnerable, pero si te interesa protegerlos existen varias estrategias. Dentro de las amenazas que viven los zorros diariamente están la caza, la falta de alimento, los incendios forestales, los atropellos, las plagas y algunas enfermedades como la sarna. 

Puede suceder que, debido a los peligros a los que se enfrenta esta especie, encuentres zorros cachorros huérfanos en la naturaleza o fuera de ella, como en las carreteras. También es común que algunos ejemplares adultos se acerquen a ti para pedirte comida en zonas en las que son endémicos. 

Si te encuentras un zorro no debes intervenir a menos de que esté herido y no pueda defenderse por sí mismo. Sin embargo, la mejor manera de ayudar siempre será llamar al número de emergencias de tu país o a los agentes forestales de la zona. 

Los cachorros suelen tener a su madre cerca, así que dejarlos donde están es la mejor opción. Adoptar a un zorro siempre debe ser la última alternativa y únicamente plantearse dentro de circunstancias extremas. Además, para esto hay que tener permisos especiales y muy poca gente cumple los requisitos. 

Un zorro encerrado en una jaula.

Tener un zorro como mascota en una casa no es ético

Puede que en tu país sea legal tener un zorro como mascota (o no), pero piensa también en la duda moral que esto pone en juego más allá del dinero y la ley. Los animales, al igual que los humanos, merecen respeto y disfrutar de bienestar y libertad.

Ningún animal salvaje debe estar cautivo a no ser que sea por su propia seguridad y conveniencia. En este caso se deben cubrir todas sus necesidades y darle los cuidados que requieren su naturaleza e instinto salvajes. Por ello, nunca es adecuado tener un zorro como mascota. 

Te podría interesar...
Murciélago zorro: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Murciélago zorro: hábitat y características

Comparado con un zorro común, el murciélago zorro o filipino es la especie más grande del mundo. ¡Conoce aquí todo sobre este individuo!



  • Animal Diversity Web. (s. f.).
  • . Recuperado 15 de septiembre de 2021, de
  • National Geographic. (s. f.).
  • . Recuperado 15 de septiembre de 2021, de
  • Nubika. (2021, 3 septiembre).