Psoriasis en perros: ¿qué hacer?

12 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Sabías que, como los seres humanos, los perros también pueden sufrir psoriasis?
La psoriasis en perros funciona del mismo modo que en humanos. La piel es la primera línea de defensa del cuerpo de los animales. Esta contiene multitud de elementos epidérmicos para protegerse, así como componentes inmunes.
La reacción de estos elementos permite a la piel mantener su homeostasis o equilibrio. Sin embargo, en ocasiones, esta respuesta, como ocurre con las alergias, se da de forma desmedida y ante sustancias que, en principio, no deberían ser problemáticas.

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis en perros no ha sido tan estudiada como en humanos, en los que sí es una enfermedad autoinmune cutánea muy conocida. Esta patología está relacionada con la genética del individuo y, aunque puede cronificarse, también puede revertirse bajo el tratamiento adecuado.
Esta dolencia se caracteriza por un crecimiento y proliferación desmedida de los queratinocitos. Estas células son las más abundantes en la epidermis, y contienen una proteína muy dura llamada queratina, la cual sirve de protección.
Se cree que este desarrollo excesivo de estas células viene dado por la activación del sistema inmune celular. Las células T –un tipo de glóbulo blanco– y otros tipos celulares liberan unas sustancias que provocan un efecto inflamatorio denominado inflamación psoriásica. Además, del exceso crecimiento de los queratinocitos.

Síntomas de la psoriasis en perros

Como dijimos, la psoriasis es una enfermedad inmunomediada que pueden desarrollar aquellos perros que lo llevan en su genoma. El sistema inmune del can puede responder de forma excesiva ante determinados alérgenos, lo cual provoca síntomas específicos. A diferencia de otras alergias, los síntomas de la psoriasis son muy concretos:
  • Aparecen zonas muy enrojecidas e inflamadas en la piel.
  • La áreas afectadas sufren un sobrecrecimiento de los queratinocitos, que tiene como resultado la aparición de escamas gruesas y abundantes.
  • Sequedad en las regiones afectadas, que podrían provocar la aparición de grietas muy dolorosas.
  • Prurito. La falta de hidratación conlleva un picor excesivo.
  • Como consecuencia de los cuatros síntomas anteriores, puede aparecer en el perro alopecia que ellos mismos se provocan. Además, las zonas dañadas pueden infectarse.
  • En general, el pelaje del animal se torna seco y sin brillo.
Síntomas psoriasis en perros

Ocasionalmente, la psoriasis puede afectar a otros órganos, también revestidos de este tipo de células epidérmicas, como los ojos, el tracto digestivo o el sistema respiratorio.

Tratamiento de la psoriasis en perros

Como muchas otras enfermedades autoinmunes, la psoriasis en perros no tiene cura. No obstante, existen tratamientos que pueden mejorar considerablemente los síntomas.
Si la enfermedad no está muy avanzada y extendida, el uso de tratamientos tópicos, como son las cremas, pueden ayudar a revitalizar la piel. Si, por el contrario, la psoriasis afecta a varias áreas extensas del cuerpo, es mejor decantarse por la fototerapia o fármacos orales o inyectables.
La fototerapia consiste en exponer al animal a la luz natural del sol o a lámparas artificiales de luz ultravioleta. Según los estudios, este tipo de tratamiento, solo o combinado con fármacos, mejora el estado de la piel si no existe alergia al sol.
Perro toma el sol
Los tratamientos inyectables y orales provocan, frecuentemente, efectos secundarios. Normalmente, estos efectos revierten en el momento que se detiene el tratamiento, pero es muy importante tenerlos en cuenta. Por tanto, dependiendo del fármaco, suelen reservarse para canes con un estado psoriásico avanzado.
Por otro lado, además de lo anteriormente expuesto, tenemos otras opciones para mejorar la salud de nuestra mascota. Esto siempre debe ser recomendado y estar supervisado por un veterinario:
  • Uso de champús especializados.
  • Aumento del omega-3 en la dieta.
  • Ofrecer una dieta basada en alimentos frescos con poco riesgo alérgico, o bien una dieta comercial hipoalergénica.
  • Lebwohl, M., Ortonne, J. P., Andres, P., & Briantais, P. (2009). Calcitriol ointment 3 microg/g is safe and effective over 52 weeks for the treatment of mild to moderate plaque psoriasis. Cutis83(4), 205-212.
  • Lowes, M. A., Bowcock, A. M., & Krueger, J. G. (2007). Pathogenesis and therapy of psoriasis. Nature445(7130), 866.
  • Lowes, M. A., Suárez-Fariñas, M., & Krueger, J. G. (2014). Immunology of psoriasis. Annual review of immunology32, 227-255.
  • Menter, M. A., & Griffiths, C. E. (2015). Psoriasis: the future. Dermatologic clinics33(1), 161-166.
  • Pithadia, D. J., Reynolds, K. A., Lee, E. B., & Wu, J. J. (2019). Psoriasis-associated cutaneous pain: etiology, assessment, impact, and management. Journal of Dermatological Treatment30(5), 435-440.
  • Reinoso Peñafiel, S. F. (2017). Identificación de dermatopatias fungicas en perros (Bachelor's thesis).
  • Roenigk, H. H., Fowler-Bergfeld, W., & Curtis, G. H. (1969). Methotrexate for psoriasis in weekly oral doses. Archives of dermatology99(1), 86-93