Reacción alérgica en los perros: ¿qué hacer?

30 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Sabías que muchas de nuestras mascotas podrían estar conviviendo con alguna alergia mal diagnosticada?

Una reacción alérgica en perros es una de estas situaciones en las que la seguridad vital de nuestro can puede verse afectada. Las reacciones alérgicas son peligrosas y pueden llegar a ser mortales si no se actúa de forma rápida, consciente y segura.

Esta situación puede estar desencadenada por distintos factores. En ocasiones, podemos estar preparados ante ellas porque conocemos las enfermedades de nuestra mascota. Sin embargo, cuando se producen por primera vez, pueden ser confundidas con otras patologías y les restamos importancia.

¿Qué es una reacción alérgica?

Una reacción alérgica es una respuesta específica y adaptativa del sistema inmune contra un cuerpo extraño llamado antígeno. Esta partícula no es peligrosa, ni infecciosa o tóxica y, además, no produce reacción en los individuos de la población general, solo a aquellos organismos que están sensibilizados a ese antígeno.

La reacción alérgica se caracteriza por no provocar respuesta al primer contacto con el antígeno, lo que se conoce como periodo de sensibilización. Por tanto, nuestra mascota puede tocar –de alguna forma– a este antígeno y que no le ocurra nada, pero si vuelve a exponerse por segunda vez, podrá producirse una reacción alérgica.

Existen varios tipos de reacciones alérgicas:

  • Tipo I: son las reacciones de hipersensibilidad inmediatas. Se produce inflación a los pocos minutos de la exposición al agente. Suelen verse afectados los órganos como la piel, el aparato respiratorio, el sistema digestivo, el aparato circulatorio y el sistema nervioso.
  • Tipo II: son reacciones citotóxicas en las que se produce la rotura de la membrana de los hematíes y plaquetas.
  • Tipo III: se produce la inflamación de órganos como la piel, vasos sanguíneos, riñones y articulaciones, horas después de la exposición. Además, se liberan enzimas tóxicas.
  • Tipo IV: son reacciones inflamatorias producidas por la activación de linfocitos T y la secreción de otras sustancias propias del sistema inmune. Se produce daño tisular, es decir, la destrucción de tejidos como la piel.

Reacciones alérgicas comunes en los perros

Los perros que sufren alergia suelen desarrollarla entre los seis meses y siete años de edad, aunque la mayoría de los casos aparecen entre el primer y tercer año de vida.

Una reacción alérgica en los perros tiende a manifestarse a través de la piel. En ella comienzan a aparecer zonas enrojecidas e inflamadas que suelen provocar mucho prurito o picor. Las reacciones alérgicas más comunes en perros son:

Reacción alérgica en perros

Alergia alimentaria

Una reacción alérgica de los perros es la causada por ciertos alimentos. En estos casos, el animal suele convivir con la reacción en un estado permanente de dermatitis, muchas veces mal diagnosticada, como dermatitis atópica. Además, ocasionalmente, se confunde con una intolerancia a la comida, donde el sistema inmune no juega ningún papel.

Otros síntomas que puede mostrar el perro alérgico son las gastritis, vómitos y otras patologías conectadas con el aparato digestivo.

Según algunos autores, este tipo de alergias es la causa del 10 % de las dermatitis que sufren los canes. Y, si no se quieren realizar pruebas concretas para la detección de alergias, debido a su alto coste, la única solución es realizar una dieta de eliminación o el uso de piensos hipoalergénicos.

En las dietas de eliminación se va privando al animal de ciertos ingredientes durante periodos largos de tiempo. A continuación, se vuelve a ofrecer ese ingrediente y se observa si la reacción vuelve.

Los alimentos que más reacciones suelen provocar, en orden de mayor a menor, son:

  • Carne de vacuno
  • Lácteos
  • Trigo
  • Huevo
  • Pollo
  • Cordero
  • Soja
  • Cerdo
  • Conejo
  • Pescado
  • Maíz
  • Arroz

Alergia a la picadura de la pulga

Lógicamente, esta reacción solo aparece en aquellos perros infectados con pulgas. Por tanto, una manera de evitarla es el uso de repelentes específicos para pulgas.

Se cree que las pulgas son las causantes del 50 % de las dermatitis que sufren los canes. Estos animales pueden vivir en el perro sin alimentarse, pero cuando lo hacen, la saliva que inyectan reacciona con el sistema inmune del perro.

Esto provoca inflamación y prurito en la zona dañada. Además, un alto porcentaje de picaduras podría provocar un shock anafiláctico, el cual es la reacción más peligrosa que existe, ya que compromete la vida del animal.

Reacción alérgica a los medicamentos

Al igual que en humanos, los perros pueden ser alérgicos a ciertos tipos e fármacos, como por ejemplo vacunas, antibióticos, antiinflamotorios, etc. Por esta razón, cuando un veterinario medica de cualquier forma a nuestra mascota nos pide que la observemos y que, ante cualquier cambio, volvamos rápidamente a la consulta.

Perro enfermo tumbado

Cómo actuar ante una reacción alérgica en los perros

Si sospechamos que nuestro perro sufre algún tipo de reacción alérgica es importante visitar al veterinario. Cualquier alérgeno, a excepción del polen, ácaros y otros que son menos peligrosos, pueden acabar provocando un shock. Ante tal situación, debemos acudir lo más rápido posible al centro veterinario más cercano.

Por otro lado, que nuestra mascota conviva con un picor constante debido a un alimento que no le sienta bien no es ético. Está en nuestra mano cambiar su alimentación y buscar la dieta más sana para nuestro compañero cuadrúpedo.

  • Barboza, G., Villalobos, A., Fernández, G., Bracho, J. S., Ramírez, R., & García, G. (2001). Dermatitis alérgica en caninos. Estudio clínico dermatológico en 54 perros realizado en la Policlínica veterinaria de la Universidad del Zulia. Revista Científica, 11(4).
  • Mallaopoma Soriano, R. (2006). Frecuencia de dermatitis alérgica por picadura de pulga en caninos (Canis familiaris) atendidos en la Clínica de Animales Menores de la Facultad de Medicina Veterinaria-Universidad Nacional Mayor de San Marcos: estudio clínico, período 2000-2004.
  • Osborn, S. C. (2005). Dermatología: Enfermedades Pruríticas de la Piel en Perros y Gatos. Revista Electrónica. 1º edición. Buenos Aires, Argentina. Publicado por The Gloyd Group, Inc. Consultado el, 22.
  • Queralt, M., Brazís, P., Fondati, A., & de Farmacología, A. P. D. Dermatitis Alérgica A La Picadura De Pulga (DAPP) En Perro y Gato/Flea Allergy Dermatitis (FAD) In Dogs And Cats.
  • Rejas López, J. (2008). Dermatitis y reacciones adversas a los alimentos. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria, 1695, 7504.
  • Verlinden, A., Hesta, M., Millet, S., & Janssens, G. P. J. (2006). Food allergy in dogs and cats: a review. Critical reviews in food science and nutrition, 46(3), 259-273.