Problemas comunes en las glándulas anales de los gatos

Las glándulas anales de los gatos son pequeñas estructuras que bajo un correcto funcionamiento, resultan útiles en actividades fisiológicas y de comunicación química entre individuos de la especie.
Problemas comunes en las glándulas anales de los gatos
Daniel Aguilar

Escrito y verificado por el veterinario Daniel Aguilar.

Última actualización: 24 febrero, 2022

El cuerpo de los animales es tan complejo, que para conseguir un equilibrio entre los distintos sistemas, se requiere que todas sus estructuras funcionen adecuadamente. Desde los órganos más grandes como el hígado y los pulmones, hasta los más pequeños como las glándulas anales de los gatos, juegan un papel importante en la salud de tu mascota.

Si en casa los gatos forman parte de tu familia y su bienestar complementa tu tranquilidad, te invitamos a continuar leyendo este artículo. En las próximas líneas te hablaremos sobre los problemas más frecuentes a los que se encuentran expuestos este tipo de glándulas, algunas de sus manifestaciones y también, las mejores alternativas para iniciar un tratamiento. ¡Vamos!

¿Qué son las glándulas anales?

Dientes de leche en gatos

Localizadas entre los músculos de los esfínteres externos e internos del ano, se encuentran las glándulas anales de los gatos. Son conocidas como sacos anales y su tamaño puede alcanzar hasta 1 centímetro de diámetro. Estas estructuras se encargan de producir y almacenar material de excreción, una sustancia líquida y maloliente de coloración marrón amarillento que cumple distintas funciones.

El contenido de dichas glándulas se excreta durante la defecación a través de un conducto que mide entre 3-10 milímetros, el cual se conecta con la unión mucocutánea de ano. Su fuerte y característico olor les permite realizar una comunicación química y un marcaje del territorio entre felinos. Asimismo, se encarga de lubricar el recto y facilitarles el paso a las heces.

Se cree que las glándulas anales de los gatos son vestigios de una formación de tejidos que los felinos utilizaban para esparcir su contenido al exterior a manera de supervivencia. Un comportamiento muy similar al que llevan a cabo los zorrillos.

Principales alteraciones en las glándulas anales felinas

Cuando las glándulas anales de los gatos no realizan de manera normal sus funciones, eventualmente se verán expuestas a padecer más de una afectación. La manifestación de estos problemas son causantes de gran incomodidad y dolor que, como resultado, provocan un deterioro en su calidad de vida. Las tres principales enfermedades que los aquejan son las siguientes.

Impactaciones

En los felinos sanos se realiza una producción y vaciamiento constante de las secreciones producidas por los sacos anales. Cuando la liberación de los líquidos se ve disminuida o se detiene por completo, los fluidos comienzan a acumularse en las glándulas, aumentando la presión y dificultando su extracción manual.

Dentro de los problemas en las glándulas anales de los gatos, las impactaciones se consideran como una de las afecciones más recurrente en la consulta médica. Por sus características, la presentación de la enfermedad puede predisponer al paciente a padecer otras patologías similares de la zona.

Infecciones y abscesos

Las infecciones de las glándulas anales de los gatos pueden presentarse como una respuesta secundaria a impactaciones crónicas o recurrentes. Cualquier anormalidad que comprometa la integridad de la región, puede desencadenar una infección. Los factores más comunes en felinos son los siguientes:

  • Obesidad.
  • Contaminación fecal.
  • Enfermedad intestinal crónica.
  • Vaciamiento incompleto de los sacos anales.

Es importante que tu mascota reciba atención médica temprana. Las infecciones no tratadas podrían generar abscesos (inflamación con un contenido purulento y sanguinolento) en el ano. A pesar de tener un curso breve de entre 7 a 10 días, será tiempo suficiente para que el paciente se muestre indispuesto y con un malestar general.

Saculitis anal

En algunas ocasiones, es posible observar la secreción de una sustancia cremosa color amarillento verdosa, la cual supone un diagnóstico de saculitis anal. Las causas etiológicas de estos problemas en las glándulas anales de los gatos son desconocidas. Sin embargo, es importante considerar los siguientes puntos como situaciones detonantes del problema:

  • Hipersensibilidad alimentaria.
  • Eliminación crónica de heces blandas.
  • Cuadros prolongados de diarrea.

Síntomas de la enfermedad

Sin importar el problema de las glándulas anales de los gatos por el que esté pasando tu mascota, es importante que observes cada uno de los cambios conductuales y lo notifiques con el médico veterinario. La mayoría de felinos suele manifestar la siguiente sintomatología:

  • Hinchazón: se aprecia como una zona enrojecida e inflamada cercana al ano. Al tacto se percibe como una masa dura. En algunos casos puede haber presencia de sangre.
  • Mal olor: similar al olor del acre, el paciente expide aromas desagradables provenientes del ano y la cola. Este signo podría indicar una posible obstrucción de las glándulas anales de los gatos.
  • Scooting: algunos gatos arrastran o frotan el ano por el suelo para disminuir sus molestas; este signo señala una anormalidad en su tracto digestivo final. Son muchas las enfermedades intestinales y problemas parasitarios que incluyen al scooting entre sus signos, por ello, es necesario recibir una valoración médica profesional que defina un diagnóstico final.
  • Estimulaciones: debido a la comezón e incomodidad de la región, los felinos suelen lamer y morder constantemente el ano y la parte baja de la cola.
  • Molestias al defecar: las muestras de dolor resultan evidentes cuando los gatos padecen de problemas en los sacos anales. Reflejan dolor, dificultad y esfuerzo para defecar de manera normal.

¿Cómo diagnosticar los problemas?

Gato en casa

El médico veterinario podrá utilizar varios métodos para identificar alguno de los problemas en las glándulas anales que presente tu gato. Primero, mediante una palpación y en busca de una anormalidad, percibirá el estado físico de la región para después realizar un drenaje y tomar una muestra del contenido.

Los exámenes microscópicos proveerán de información detallada acerca de la condición actual del paciente. Si los estudios indican un número elevado de bacterias y glóbulos blancos, se podrá considerar como una infección.

La enfermedad de los sacos anales en los felinos puede ser identificada en cada una de sus etapas; cuanto más rápida sea su detección, mejor será el pronóstico. Ten cuidado, algunos pacientes pueden desarrollar tumores conocidos como adenocarcinomas, cuya signología se asemeja a las afecciones antes mencionadas, por ello resulta tan importante la valoración médica temprana.

Tratamiento y profilaxis

Por tratarse de una situación en la cual existe una elevada presión dentro de las glándulas anales de los gatos, es necesario exprimir los sacos para disminuir el dolor que genera en tu mascota. Drenar el contenido de las glándulas no es una tarea difícil, sin embargo, necesita realizarse bajo ciertos cuidados; el médico veterinario podrá explicarte cómo realizarlo desde casa.

El vaciado de las glándulas anales de los gatos se realiza de manera natural en animales sanos, únicamente se recomienda su extracción manual cuando haya sido una indicación médica. En caso de presentarse una obstrucción, será necesario realizar una palpación rectal bajo supervisión profesional.

Con el fin de evitar que tu mascota llegue a padecer problemas en sus glándulas anales, te recomendamos realizar lo siguiente:

  • Mantén a tu mascota con una alimentación balanceada especial para gatos. Considera utilizar dietas que incluyan fibra, la cual favorecerá a la formación adecuada de heces y así, se estimulará el vaciado de las glándulas anales de los gatos.
  • Conserva al corriente la desparasitación externa e interna en tu amigo bigotón. No olvides que los parásitos son causantes de diversas enfermedades y procesos alérgicos que podrían desencadenar problemas en sus sacos anales.

Ahora que conoces un poco más sobre los problemas más comunes en las glándulas anales de los gatos, podrás identificarlos rápidamente en tus mascotas y así, evitar que atraviesen por largos períodos de dolor. Continúa llevando su desarrollo bajo supervisión médica. Recuerda, la mejor alternativa para conservar su salud siempre será la prevención. Te podría interesar...

El sistema digestivo en gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El sistema digestivo en gatos

El sistema digestivo del gato está formado por un conjunto de órganos que permiten al animal realizar el proceso de digestión del alimento.