¿Por qué se mueren los peces de mi acuario?

Los peces del acuario se pueden morir por muchas razones distintas. Aquí te mostramos algunas de ellas, pero ten en cuenta que este evento suele ser multifactorial.
¿Por qué se mueren los peces de mi acuario?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 22 septiembre, 2021.

Última actualización: 22 septiembre, 2021

Una pecera es un ecosistema delicado y muchos eventos pueden hacer que sus integrantes fallezcan de forma repentina. Si se mueren los peces de tu acuario sin motivo aparente, lo más probable es que las condiciones del agua no sean las adecuadas o que sea necesario reducir el número de ejemplares en el tanque.

También es probable que al animal fallecido en cuestión le haya llegado su hora o que, en su defecto, estén ocurriendo agresiones o competencias entre especies que escapen a tus ojos. Si quieres saber más sobre el tema y cómo evitar que vaya a peor, sigue leyendo.

¿Por qué se mueren los peces de mi acuario?

La esperanza de vida de los peces varía ampliamente entre especies. Un ejemplar de Betta splendens vive de 2 a 5 años, mientras que un óscar (Astronotus ocellatus) supera sin muchas dificultades la marca de los 15 años. De todas formas, es seguro generalizar diciendo que las especies más grandes aguantan más de media que las pequeñas.

Más allá de su esperanza de vida normal, existen varios eventos que pueden hacer que un pez muera antes de tiempo. Entre todos los posibles, destacamos los más importantes en las siguientes líneas.

1. Estrés

Tal y como indican fuentes profesionales, el estrés continuado provoca en los peces un aumento de la frecuencia cardíaca, el ritmo respiratorio y la presión sanguínea. La respuesta de huida generada también se traduce en inmunosupresión, así que el animal estresado será más proclive a sufrir infecciones derivadas. 

El estrés puede verse propiciado por diversos motivos: demasiados ejemplares en el acuario, falta de escondites, incompatibilidad entre especies y otras muchas cosas más. Al final, el pez termina muriendo por una infección debida a la inmunosupresión ya citada.

Un pez enfermo nada boca abajo.

2. Falta de preparación del tanque

El término “ciclado” hace referencia a la preparación del acuario antes de meter a los peces. Este largo proceso incluye el montaje del sustrato, la adaptación del fotoperiodo, la adición de las plantas y el ajuste químico de los parámetros del agua. De media, se calcula que el ciclado dura entre 30 y 45 días. 

A medida que el acuario realiza su ciclado natural, se experimentan en el agua picos de nitratos, nitritos, amoniaco y otros compuestos químicos. Si los adicionas antes de tiempo, los peces del acuario se mueren en casi todos los casos, ya que el ambiente no está preparado para albergarlos.

3. Incompatibilidad entre especies

Aunque no lo parezca, este es un motivo común por el cual los peces del acuario mueren sin explicación. Antes de elegir especies para tu tanque, infórmate bien de si son compatibles en todos sus estadios vitales. Puede que dos peces se lleven bien cuando son juveniles, pero si uno le saca 30 centímetros al otro en su estadio adulto, el desenlace es fácil de imaginar.

Por ejemplo, juntar goldfish o carpines (Carassius auratus) y escalares (Pterophyllum scalare) es una receta para el desastre. Los escalares son muy agresivos, así que puede que muerdan e incluso descamen a los carpines si se acercan demasiado a ellos. Son muchos los reportes de peces sin ojos, aletas o escamas cuando se habla de incompatibilidades.

4. Malas condiciones del agua

Se recomienda cambiar el 15 % del agua del acuario cada semana (o el 30 % cada 2 semanas) y sifonear la turba con artilugios especiales en cada limpieza. Es necesario retirar la materia orgánica en descomposición del tanque de forma asidua, pues de lo contrario se pueden producir desajustes químicos en el agua que acaben con la vida de los peces.

Para asegurarte de que todo está bien, lo más fácil es que te hagas con kits especializados y analices el agua químicamente una vez a la semana. En caso de que los valores sean inadecuados, deberás realizar cambios urgentes de agua y adicionar correctores específicos para acuarios.

5. Parásitos

A veces, los peces del acuario mueren por la adición de plantas u otros peces infectados. Sobre todo si vienen de tiendas poco experimentadas, no es nada raro que los ejemplares lleguen al hogar con parásitos externos (o internos) y acaben extendiendo enfermedades como el punto blanco, el cuadro provocado por el crustáceo Lernea y otras muchas más.

Para evitar esto, se recomienda siempre tener a cada pez nuevo en cuarentena por un periodo de 1 o 2 semanas. Así, si está enfermo podrás aplicarle el tratamiento de forma individual y mantener el resto del tanque a salvo.

¿Qué hacer con el pez muerto?

Cuando mueren, los peces se van al fondo del tanque, ya que su vejiga natatoria (órgano estabilizador) pierde los gases que los mantienen a flote en vida. De todas formas, tras unas horas los cadáveres ascienden a la superficie, pues las bacterias del interior de su organismo descomponen sus órganos y generan nuevos gases.

Si encuentras uno de tus peces muerto y flotando, debes actuar de forma rápida. Te recomendamos que sigas los pasos aquí listados:

  1. Realiza un cambio de agua de urgencia. Si bien en estos casos puedes cambiar hasta el 50 % del agua del tanque, debes asegurarte de que el recambio esté libre de cloro y acondicionado para los peces. De lo contrario, el choque químico podría acabar con la vida de los supervivientes.
  2. Analiza al ejemplar muerto. Aunque sea desagradable, lo más adecuado es que observes con detalle todo signo raro en el cuerpo del pez muerto y hagas fotos. Así, podrás enseñárselas a un profesional especializado en acuarios o al veterinario.
  3. Congela al pez muerto. Antes de tirarlo o enterrarlo, congela al animal durante 24 horas. Así evitarás que transporte patógenos vivos al lugar de deposición.
  4. Sube la temperatura del acuario. Si detectas parásitos en el ejemplar muerto, uno de los remedios más inmediatos es subir la temperatura un par de grados por encima de lo normal en caso de que el acuario sea tropical (hasta los 30 °C). Muchos patógenos mueren a estas temperaturas.
  5. Compra las medicinas pertinentes. Seguramente, después de detectar un pez muerto te toque tratar con fármacos especiales todo el acuario. Existen algunos antibióticos y antifúngicos de amplio espectro que son de gran utilidad, pero debes leer bien el prospecto antes de aplicarlos.
Un pez enfermo nada de lado.

Como habrás podido comprobar, los peces del acuario se mueren por muchos motivos. De todas formas, si ciclas bien el acuario, eliges a las especies adecuadas y realizas los cambios de agua pertinentes, no deberías tener mayores problemas.

Te podría interesar...
10 peces para un acuario pequeño
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 peces para un acuario pequeño

¿Quieres conocer los mejores peces para un acuario pequeño? Todos los de esta lista se desarrollan bien en 40 litros o menos de agua.