¿Por qué mi gato no juega?

El ejercicio y la actividad física son muy importantes en los animales para que puedan mantener una buena salud. El juego es una actividad genial para ejercitar a los gatos domésticos, por ejemplo.
¿Por qué mi gato no juega?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 04 octubre, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 04 octubre, 2021

Última actualización: 04 octubre, 2021

A pesar de tener unos juguetes geniales, puede ocurrir que tu gato no juegue, ¿por qué? El juego y la actividad física son muy importantes en la vida de todo felino, pero a veces estos animales pierden el interés o no se sienten bien para llevar a cabo ciertas tareas.

La falta de disposición a la hora de jugar suele implicar un problema de salud en el minino que necesita ser tratado o, en su defecto, que a tu gato no le gusta jugar contigo o con sus juguetes por alguna razón. Conoce aquí posibles respuestas a la pregunta de por qué tu gato no juega. 

Razones por las que tu gato no juega

En primer lugar, debes saber que los gatos duermen bastante. Según expertos, los felinos adultos descansan un promedio de 12 a 15 horas diarias repartidas en varias siestas, es decir, duermen un 75 % del tiempo. Los cachorros duermen mucho más: alrededor de 20 horas o el 90 % del día. Sin embargo, a partir de las 3 o 4 semanas van reduciendo el sueño al 60 %.

Con estos datos puedes entender que es muy normal ver a tu felino durmiendo plenamente durante gran parte del día. La preocupación será bienvenida si en definitiva tu gato no muestra ni la mínima chispa de querer jugar contigo o de interactuar con el mundo que le rodea a pesar de tus esfuerzos.

Además de esto, es importante que sepas que, a medida que los cachorros se convierten en adultos, son menos inquietos y juguetones. Sin embargo, nunca es tarde para activarlos físicamente por medio del juego.

Más allá de todo lo citado, es posible que tu compañero felino no siempre esté jugando y saltando como te gustaría (o como debería). Aquí verás varias razones que pueden resolverte por qué tu gato no juega.

Un gato aburrido en el sofá.

No se siente bien

¿Si estuvieras enfermo o indispuesto tendrías los ánimos para jugar? Lo mismo sucede con tu minino. La falta de interés en el juego (de una forma extrema) suele esconder alguna afección o dolor que le impide jugar, cuentan profesionales. Por ello, lo mejor que puedes hacer al detectar esta conducta es consultar con un veterinario para que avalúe a tu mascota.

Además, el poco o nulo interés en el juego suele mostrar también que tu gato está estresado o ansioso por alguna situación nueva o extraña que le incomoda. Este cuadro debe tratarse con ayuda de un educador felino.

Le aburren sus juguetes

Los gatos tienen preferencias a la hora de escoger con quién o con qué jugar. Cualquier actividad o juguete que le proporciones a tu minino puede no interesarle, lo cual es una posibilidad y algo totalmente normal. 

Una buena opción en este escenario es probar algunos juguetes y actividades diferentes si tu mascota no se ve estimulada por “lo de siempre”. Existen muchos juegos que puedes hacer tú mismo con materiales muy sencillos, pues los gatos no son exigentes en ese sentido. No te pedirán el juguete más costoso porque hasta una caja de cartón es suficiente para ellos.

Intercambiarle los juguetes a tu gato cada semana suele ser una buena opción para que los aprecie todos. Guarda unos mientras dejas otros fuera.

Además, es importante que el felino también interactúe contigo. Para ello, puedes mover sus juguetes o jugar al escondite con él. Tómate tu tiempo para averiguar qué tipo de juego disfruta tu gato y, por supuesto, descarta cualquier problema de salud o de comportamiento que pueda ser la raíz de la conducta apática. 

Maneras de incentivar el juego en tu gato

A la mayoría de los gatitos les encanta echarse en los regazos del tutor o tumbarse a tomar el sol, pero el enriquecimiento ambiental y el juego son parte de una buena salud felina en general. Si quieres que tu gato esté más activo, aquí conocerás algunas formas para crear una rutina de juego interesante y llamativa para tu mascota:

  • Dedica más tiempo a interactuar con tu gato todos los días. Si bien los juguetes pueden ser un buen enriquecimiento, no hay mejor manera de fomentar la actividad que el hecho de que tú seas parte de la diversión.
  • Crea o compra juegos de agilidad y llénalos de golosinas. Así, tu felino pasará un rato entretenido y además disfrutará de un buen bocado.
  • Deshazte de los juguetes viejos e ignorados y crea o consigue una colección de otros nuevos que crees que tu gato disfrutará.
  • Los gatos, como parte de su impulso conductual, necesitan trepar. Por ello, es muy recomendable que tu hogar cuente con enriquecimiento ambiental para felinos. Un espacio vertical (como un rascador o un gimnasio) será genial para tu minino. Asegúrate de que haya suficiente altura para que pueda trepar un poco. 
  • Es posible que desees agregar otro felino a tu hogar para animar a tu gatito solitario. Solo recuerda que esta no es una solución rápida. Cualquier mascota nueva deberá entrar en un proceso de adaptación y estar en su propia habitación durante las primeras semanas para que se produzca una introducción lenta y segura.
Un ejemplo de gimnasio para gatos.

Ahora que ya conoces algunas razones por las que tu gato no juega y varias opciones para animarle a ello, es hora de aplicarlas. Recuerda siempre que el juego es un elemento indispensable si quieres hacer feliz a tu felino, así que no dejes pasar su apatía. 

Te podría interesar...
¿Cómo separar a dos gatos que están peleando?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo separar a dos gatos que están peleando?

Una pelea entre gatos debe interrumpirse lo antes posible para evitar lesiones graves. Nunca se debe interceder, sino distraerlos con algo.



  • Peluditos en apuros. (2017, 10 julio).
  • Peluditos en apuros.
  • Staff, O. (2019, 24 junio).
  • . Oakland Veterinary Referral Services.
  • &text=Cats%20have%20preferences%2C%20just%20like,few%20new%20toys%20and%20activities