¿Por qué es tóxico el tomate para los perros?

El metabolismo del perro no es completamente igual al del humano, por lo que varios alimentos se procesan de una forma distinta. Esto ocasiona que algunos puedan ser tóxicos y ocasionar serias consecuencias en su salud.
¿Por qué es tóxico el tomate para los perros?

Escrito por Antonia Tapia

Última actualización: 06 abril, 2022

El tomate o también llamado jitomate en algunos países, es el fruto de la planta Solanum lycopersicum. Posee una gran importancia económica, culinaria y tradicional, pues se usa como ingrediente en varios platillos gastronómicos. Además, sus valores nutricionales son envidiables y es un componente habitual de dietas bajas en calorías.

Aunque su fruto es un alimento apto para consumo humano, la planta de tomate puede ser tóxico para algunos animales, incluyendo a los perros. Si tienes en tu jardín una planta de tomate, es recomendable que alejes a tu mascota especialmente de sus hojas y tallos, ya que allí se encuentran la mayor parte de las toxinas. Sigue leyendo este espacio y descubre por qué es tóxico este vegetal.

Las plantas de tomate y los perros

tomate

Tener un gran jardín y dejar que tu perro corra libremente en él, muchas veces puede ser  un gran problema, puesto que muchas plantas pueden resultar tóxicas.  Por lo general, los perros suelen invadir los jardines masticando frutos y plantas sin consecuencia alguna. Pero ¿por qué el tomate es tóxico para los perros?

La planta de tomate pertenece a la familia de las solanáceas. Estas se caracterizan porque sus partes verdes, incluidas las hojas y tallos, contienen glicoalcaloides que son tóxicos para los gatos y los perros si se ingiere. Tanto la planta como el tomate contienen estas sustancias nocivas, pero los vegetales rojos presentan una cantidad mínima y reducida que no supone un riesgo.

Otra de las sustancias químicas que se encuentran en las plantas de tomate es la atropina. Está presente en la fruta, aunque es más abundante en la planta y en las hojas. La atropina puede causar daño a tu mascota si consume dosis altas. Si tu perro hurga en tu jardín y se come una gran parte de tus plantas de tomate, es posible que luego presente algunos síntomas de intoxicación por atropina.

¿Por qué el tomate presenta estas sustancias tóxicas?

La presencia de toxinas como la atropina, la escopolamina o la solanina (glicoalcaloides), tienen la función de proteger a la planta de sus depredadores. Por ello, ocasionan tantos efectos tóxicos e incluso alucinógenos que intentan evitar que el herbívoro se las coma.

El humano ha escapado a estos efectos gracias a su tamaño y a los procesos de cocción, los cuales disminuyen la cantidad de toxinas presentes en el vegetal. Sin embargo, las mascotas domésticas están más expuestas a sus efectos por las dimensiones de sus cuerpos. Mientras más pequeño sea el animal, es más fácil que presente alguna intoxicación.

Síntomas de la intoxicación

Comúnmente los síntomas por intoxicación por comer hojas o tallo de plantas de tomate pueden ser confundidos con una gran cantidad de enfermedades. Si notas que tu perro comienza a temblar, siente fatiga y debilidad, es aconsejable que los lleves con su veterinario. Los síntomas más graves son la parálisis y paro cardíaco.

Es de destacar que la atropina también se encuentra presente en el propio fruto del tomate, solo que en cantidad inferior. Como el tomate madura, la atropina se metaboliza y eso hace que se encuentre menos sustancia en la fruta.  En ese sentido, comer tomates maduros solo podría causar un poco de malestar gastrointestinal en tu perro.

Por otro lado, al cocinar los vegetales es posible eliminar algunas sustancias nocivas como los glicoalcalodios. En consecuencia, los tomates cocidos que se utilizan en la elaboración de salsas también son seguros.

¿El perro no puede comer tomates?

Los perros pueden comer sin problemas los tomates maduros. Sin embargo, no deben comer los frutos verdes ni cualquier parte de la planta. Recuerda que las toxinas están más concentradas en estas últimas estructuras. Así que si las comen, podrían comenzar a presentar problemas de intoxicación. Para evitar que esto suceda, se listan algunos consejos útiles:

  • Si tienes en tu jardín plantas de tomate y notas que tu perro presenta vómitos, diarrea, letargo, debilidad o confusión, llévalo con su veterinario.
  • Restricción de acceso. Mantén a tu perro lejos de las plantas de tomate. Las mascotas son curiosas y suelen morder las hojas y tallos de las plantas.
  • Si las plantas se encuentran en el interior de tu casa, colócalas en una habitación en donde tu mascota no tenga acceso. En caso de que las plantas estén en el exterior, puedes colocar algunas vallas para impedir que tu perro entre en contacto con ellas.
  • Si notas que tu perro está comiendo frutos maduros, ten cuidado, ya que le podría causar problemas intestinales. Evita que los coman y en caso de que sea demasiado tarde, acude con un especialista y explícale la situación para que revise su estado.
  • Recuerda que las plantas de tomate también son peligrosas para los gatos. Por lo tanto, si tienes este tipo de mascota en tu casa, no dejes que se acerque a este tipo de plantas.

Los tomates tienen sus beneficios

El consumo habitual del tomate tiene grandes ventajas para la vida del perro, pues les proveen de vitaminas (C, B y A), minerales y fibra. En conjunto, no solo promueven la nutrición y la calidad de vida, sino que fortalecen el sistema inmunológico y mejoran el tránsito intestinal.

Para obtener estos beneficios, el tomate puede ser consumido crudo o cocido (sin condimentos), aunque la cocción reduce la cantidad de nutrientes disponibles. Por ello, suele ser mejor consumirlo crudo. Eso sí, procura lavar y desinfectar bien los vegetales para evitar problemas de salud.

Además, toma en cuenta que el perro debe seguir una dieta omnívora variada y no basarse solo en vegetales. Así que la cantidad de estos alimentos no debe sobrepasar el 15 % de toda su ración.

Otras plantas tóxicas

perro y flores

El tomate no es la única especie vegetal que puede ser tóxico para los perros. Por ello, la siguiente lista contiene algunas otras especies con las que deberías tener cuidado:

1. Lirios

Son altamente tóxicos para los gatos y perros. Mientras que el componente venenoso aún no ha sido identificado, la ingestión de cantidades muy pequeñas de esta  planta pueden causar daño renal en tu mascota.

2. Marihuana

La ingestión de Cannabis sativa ocasiona depresión del sistema nervioso central y falta de coordinación, como así también  vómitos, diarrea, babeo, aumento del ritmo cardíaco, e incluso convulsiones y coma.

3. Bulbos del tulipán / Narciso

Contienen toxinas que pueden causar irritación gastrointestinal intensa, babeo, pérdida del apetito, depresión del sistema nervioso central, convulsiones y alteraciones cardíacas.

4. Azalea / Rododendro

Contiene sustancias conocidas como grayanotoxinas, que pueden producir vómitos, salivación, diarrea, debilidad y depresión del sistema nervioso central en animales. Un envenenamiento grave con esta planta en última instancia podría llevar al coma y a la muerte por colapso cardiovascular.

5. Ciclamen

Contienen ciclamina. La mayor concentración de este componente tóxico se encuentra normalmente en la parte de la raíz de la planta. Si tu mascota consumen esta raíz, seguramente sufra irritación gastrointestinal, incluyendo vómitos intensos.

6. Crisantemos

Estas flores  si se comen contienen piretrinas lo cual  puede producir malestar gastrointestinal, incluyendo babeo, vómito y diarrea. También puede ocasionar  depresión y pérdida de coordinación en algunas partes de su cuerpo.

Como te podrás dar cuenta, no toda la comida que consumen los humanos es apta para los perros. Así que ten mucho cuidado con el alimento que les das. Si no estás seguro de poder darles una dieta adecuada y fresca con ingredientes naturales, mejor opta por un pienso que suplemente todas sus necesidades nutricionales. No expongas a tu mascota y cuídalo de cualquier problema de salud.

Te podría interesar...
Las 10 intoxicaciones más comunes en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las 10 intoxicaciones más comunes en perros

Las intoxicaciones más comunes en perros se producen por drogas, alimentos prohibidos, químicos y plantas tóxicas o venenosas.



  • RSA Group (2015) GUIDE TO TOXIC PLANTS FOR PETS IN THE GARDEN. Recuperado el 6 de abril de 2022, disponiible en: https://www.rsagroup.com/media/1747/plants-that-are-poisnous-to-pets.pdf
  • Kliegman, R. M., Behrman, R. E., Jenson, H. B., & Stanton, B. M. (2007). Nelson textbook of pediatrics e-book. Elsevier Health Sciences.
  • Patil, B. C., Sharma, R. P., Salunkhe, D. K., & Salunkhe, K. (1972). Evaluation of solanine toxicity. Food and Cosmetics Toxicology, 10(3), 395-398.