Plumas de mar: características, hábitat y alimentación

Podrás encontrar a estos organismos pegados a las rocas, a merced de las corrientes oceánicas. ¿Quieres saber más sobre ellos?
Plumas de mar: características, hábitat y alimentación
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 22 septiembre, 2022

En el mar existen animales que parecen de todo menos eso, animales. Es el caso de las plumas de mar, organismos coloniales que pertenecen al filo de los cnidarios, al igual que corales, medusas o anémonas de mar.

Su nombre proviene de su aspecto, similar al de una pluma, pues los pólipos se instalan alrededor de un cuerpo central o raquis. Vamos a ver su biología al completo, para que puedas conocer mejor a estos fascinantes organismos. No te pierdas nada.

Taxonomía y características

Aglaophenia sp.

Las plumas de mar, además de al filo Cnidaria, pertenecen a la subclase Octocorallia y al orden Pennatulacea. Existen 15 familias dentro de este orden, pero su taxonomía está en constante discusión para darles una clasificación definitiva.

Se trata de un organismo colonial, es decir, que se trata de una agrupación de seres vivos (en este caso, pólipos) en lugar de uno solo. Así, existe un pólipo axial primario, que se ancla al sustrato y hace las veces de raquis. En él se alojan el resto de pólipos en hilera, llamado secundarios.

Aunque se llamen plumas de mar, las variaciones entre especies, así como los tamaños, varían en gran medida. Algunas tienen una disposición más parecida a una flor y otras tienen forma tubular, por ejemplo.

Cada pólipo, a su vez, se compone de 8 tentáculos. Estos tentáculos rodean la boca, ya que son los encargados de atrapar las presas y hacerlas entrar en la abertura. Estos pólipos secundarios se encargan de alimentar también al primario.

Hábitat de las plumas de mar

Las plumas de mar son cosmopolitas, es decir, que se las encuentra en todos los mares y océanos del mundo, y además a cualquier profundidad. Las diferentes especies están adaptadas de forma individual al hábitat que ocupan, dando lugar a una increíble diversidad.

Se han encontrado especies de pluma de mar en zonas de más de 6000 metros de profundidad.

También son capaces de adherirse a un gran catálogo de sustratos. Arena, lodo, escombros, rocas y un largo etcétera. Depende en gran medida de las características del pedúnculo, pues en algunas especies se encuentran suctores que les ayudan a fijarse en superficies difíciles.

Alimentación

A diferencia de parientes como las anémonas y las medusas, estos animales son sésiles, lo que significa que no poseen un medio de locomoción (al igual que muchos animales bentónicos, como las esponjas de mar). Por tanto, dependen de las corrientes marinas para alimentarse y desplazarse.

Se trata de organismos filtradores de plancton, que recolectan este alimento a medida que las corrientes marinas pasan a través de ellos. Los pólipos tienen cierto control motor que facilita el paso del agua entre ellos, de forma que atrapan más plancton y lo dirigen hacia la boca.

Reproducción de las plumas de mar

Al ser organismos cuya variedad es tan alta, se encuentra tanto reproducción sexual como asexual en ellos. Vamos a verlas por separado a continuación:

  • Reproducción asexual: en el caso de las plumas de mar, la estrategia asexual consiste en la gemación, en la que se crea una yema que posteriormente se convertirá en un individuo independiente y se separará de la colonia.
  • Reproducción sexual: a través de la liberación de gametos femeninos y masculinos, que se encuentran y dan lugar a una larva. Esta larva, llamada plánula, es capaz de moverse hasta que encuentra un lugar óptimo para asentarse. Normalmente no se alejan demasiado de la colonia madre.

Curiosidades acerca de estos organismos

Aglaophenia sp.

Para terminar, hay algunos datos curiosos que seguro que te gustará conocer sobre las plumas de mar, pues son organismos fascinantes. No pierdas ojo:

  • Tienen un sistema digestivo completo: al contrario, por ejemplo, que las anémonas, introducen el alimento por la boca y lo expulsan por una cloaca.
  • Su tejido vivo se compone de 3 capas: la epidermis, la mesoglea y la gastrodermis.
  • Algunas especies son capaces de retraerse y esconderse en la arena para evitar a los depredadores. Para ello, expulsan el agua residual que tienen en el cuerpo a gran velocidad.
  • Otras especies son bioluminiscentes: se cree que el objetivo de esta característica es confundir a los depredadores con juegos de luces.
  • No tienen branquias ni pulmones: la respiración en estos organismos se produce mediante difusión, es decir, que el intercambio de gases se produce directamente entre los alveolos y los capilares.
  • Su sistema nervioso es muy simple: es una sola red compuesta de células nerviosas situada longitudinalmente a lo largo del raquis. Por tanto, su respuesta a los estímulos es muy lenta.
  • Son animales muy primitivos: se cree que podrían haber surgido en la época de Ediacara, hace más de 600 millones de años, aunque los fósiles más antiguos datan del Cámbrico, hace más 450 millones de años.

¿Conocías a estos organismos coloniales de los océanos? A pesar de habitar nuestro planeta desde hace tanto, las plumas de mar siguen siendo grandes desconocidas para nuestra especie. ¿Qué más quedará por descubrir?

Te podría interesar...
4 animales muy extraños
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
4 animales muy extraños

Quizás por feos o por desconocidos, existen animales de los que no se suele hablar en noticias o documentales. Sigue leyendo y descúbrelos.



  • Atlas de Morfotipos de la Megafauna Abisal del Archipiélago Revillagigedo. (2021). Orden Pennatulacea. Disponible en: http://uninmar.icmyl.unam.mx/mmaar/index.php/Pennatulacea
  • Williams, G. C. (2011). The global diversity of sea pens (Cnidaria: Octocorallia: Pennatulacea). PLoS one, 6(7), e22747.
  • Gili, J.M. & Pages, F. (1987). Pennatuláceos (Cnidaria, Anthozoa) recolectados en la plataforma continental catalana (Mediterráneo occidental). Misc. Zool., 11: 25-39.
  • Chimienti, G., Angeletti, L., & Mastrototaro, F. (2018). Withdrawal behaviour of the red sea pen Pennatula rubra (Cnidaria: Pennatulacea). The European Zoological Journal85(1), 64-70.