¿Tu perro se marea en el coche? ¡Evítalo!

Francisco María García · 14 diciembre, 2017

La escena del perro que asoma la cabeza por la ventana del coche y con la lengua afuera es un clásico. Llevar a nuestra mascota a todas partes se ha hecho una costumbre en estos tiempos, así que muchas veces toca llevarlo en nuestro automóvil, pero ¿qué hacemos si nuestro perro se marea durante esos paseos?

Hay algunos consejos que podemos seguir para evitar que pasemos por ese mal rato. Un juego, unas palmaditas o una golosina serán una buena recompensa para nuestro compañero.

Esto no ocurre con todos los perros, pero a algunos les sucede. Es más frecuente en canes cachorros, y es un problema que generalmente se resuelve a medida que el perro madura.

Es esencial conocer por qué puede sentirse mal un perro al viajar en un vehículo: igual que los humanos, su equilibrio tiene que ver con la estabilidad del líquido en el oído interno. El movimiento del coche puede mover este líquido de manera que afecte las áreas del cerebro donde se produce el mareo.

El factor psicológico es muy importante. Si un perro se marea en el coche o en avión, la ansiedad y el estrés pueden ser la causa; la emoción o el susto pueden activar las zonas de mareo en su cerebro. Si es la primera vez que el perro se sube al coche, o si previamente ha tenido una experiencia negativa,  es probable que reaccione con mareos.

Algunas señales que pueden indicar que el perro está mareado

  • Saliva más de lo habitual, de una forma visible.
  • Muestra inquietud y actitudes no usuales en él.
  • Gime y protesta, aunque sea de forma leve.
  • Bosteza mucho.
  • Se queda inmóvil.
  • Intenta salir del coche y se pone nervioso.
  • Orina o defeca.
  • Tiene temblores
  • Ladra incesantemente.
  • Vomita.
Perro en el coche

Consejos si tu perro se marea en el coche

  • Hay que ayudar al perro a que reaccione de manera positiva al subirse al automóvil, así que es recomendable acostumbrarlo desde cachorro. Subirlo al coche apagado, dejarlo que lo huela y que lo examine hará que se familiarice con él y disminuya su ansiedad.
  • Evitar darle mucha comida antes del paseo. El estómago lleno puede hacer que vomite, por lo que es preciso evitar alimentarlo por lo menos dos horas.
  • Una de las cosas que asustan a los cachorros y que pueden dispararle el mareo es el ruido del vehículo. Acostumbrarlo a los sonidos del motor es una tarea importante si un perro se marea en coche.
  • Aumentar gradualmente la duración de los paseos. Es recomendable comenzar con paseos cortos de solo algunos minutos, y aumentar progresivamente el tiempo de los mismos.
  • Llevar sus juguetes preferidos o su manta habitual le dará más calma durante el paseo. Hacerle familiar el espacio en el que estará es importante para hacerlo sentir cómodo y confiado.

La regulación de la temperatura y las paradas

  • Mantener una temperatura agradable lo hará sentir más confortable. Las ventanillas abiertas son de su agrado, mientras que el calor en exceso puede indisponerlo.
  • Puede ser útil dar una pequeña caminata con el perro antes de comenzar el paseo en el coche. Así puede drenar un poco la energía y hacer sus necesidades si fuera el caso.
Perro que viaja en coche

  • Evitar olores fuertes dentro del vehículo, como ambientadores o perfumes, que puedan afectar al perro. Recordemos que su sistema olfativo es mucho más delicado que el nuestro; un olor puede ser terrible si tu perro se marea en el coche.
  • Si el viaje en coche es largo, es bueno planificar paradas. Servirán para sacar al perro a caminar un rato, que haga sus necesidades y para que se hidrate.
  • Un arnés o un cinturón especial para perros siempre es recomendable para evitar movimientos bruscos o caídas.

Si ninguna de las recomendaciones parece funcionar será necesario consultar con el veterinario. Hay medicamentos, como sedantes y antieméticos, que pueden ser útiles en algunos casos. También existen ciertos sprays y artículos con feromonas que ayudan al perro a superar estas situaciones.

Estos consejos ayudarán mucho si nuestro perro se marea al pasear en coche o al ir de vacaciones. También es importante que al llegar a nuestro destino no descuidemos a nuestra mascota, y es que el final de la experiencia debe ser positivo para él, a fin de que siempre relacione el coche con algo agradable.

Fuente de la imagen  principal: Dave Kern