Consejos para viajar en avión con perros en estas vacaciones

Francisco María García · 19 julio, 2017

Dejar a la mascota atrás, ya sea porque la familia planee salir de vacaciones o por traslado a un nuevo domicilio, es una opción que la mayoría de las personas no contemplan bajo ninguna circunstancia. Por eso hoy te damos consejos para viajar en avión con perros.

Hay casos extremos en los que los viajes se posponen. A veces hasta se suspenden si todos los miembros humanos y caninos no pueden adaptarse al transporte. Incluidos los perros. Llega el momento de plantearnos viajar en avión con nuestra mascota.

Muchas compañías aéreas han descubierto en el transporte de animales domésticos una oportunidad de negocio bastante rentable. Por eso hoy viajar en avión con perros es muy posible.

En todos los casos, se deben considerar algunos aspectos, muchos de los cuales son normas de sentido común.

La salud de la mascota

Cualquier animal doméstico, se disponga a viajar o no, debe poseer un historial médico detallado. Este incluirá un cronograma de vacunas que se cumpla con precisión. Por ello, solicitar al médico veterinario de confianza la cartilla sanitaria para poder volar, es un paso relativamente sencillo y hasta rutinario.

Perro en el aeropuerto

Por supuesto que el especialista revisará detalladamente a la mascota y certificará que se encuentra apta para el trayecto.

Documentación necesaria

Dependiendo el destino, la documentación exigida, así como las vacunas que debe tener el animal, pueden ser distintas.

Para viajar dentro del entorno de la Unión Europea, la mascota debe poseer Pasaporte Veterinario Vigente.

De igual forma, también es obligatoria la identificación del perro mediante la implantación de un microchip.

Reglas de las aerolíneas

Cada compañía aérea impone sus propias condiciones para permitir a los pasajeros viajar en avión con perros. Pero la mayoría son más o menos similares.

La edad mínima exigida para que los animales puedan viajar en avión es de 8 semanas. Aun así, en algunos casos pueden ser de 10 o hasta 12 semanas.

Los perros deben subir a bordo en contenedores fabricados con materiales resistentes y que dispongan de un cierre que garantice que en ningún momento se abrirá accidentalmente. Además, deben estar en buen estado, tanto en su exterior, como internamente. Se ha de permitir la correcta circulación de aire y contar con un fondo impermeable.

Normas de compañías para viajar en avión con perros

En el caso de Iberia, Air Europa y Vueling, para llevar al perro en cabina, el peso total (animal más jaula) no debe superar los 8 Kg. Los contenedores deben poseer dimensiones máximas de 45 centímetros de largo, 35 centímetros de ancho, y 25 centímetros de profundidad.

Quienes viajen a América del Sur en LATAM y quieran subir a la mascota junto a ellos, deberán contar con un certificado de un médico veterinario con una vigencia máxima de 10 días.

Cuando los animales viajan en la bodega de carga, el animal debe disponer de espacio suficiente dentro de su trasportín como para ponerse de pie sin inconvenientes. Los contenedores no pueden tener ruedas.

Jaulas y apartados para perros en el avión

La mayoría de las aerolíneas en las que se puede viajar en avión con perros, permiten a los pasajeros llevar a las mascotas en sus propias jaulas. Pero algunas como Air France ofrece desde su página web la venta de contenedores, para garantizar que estos se ajusten a los requerimientos de espacio y seguridad.

Si para llegar al destino final debe hacerse conexión en uno o más aeropuertos, en lo posible debe procurarse viajar con una sola compañía. Se hace para no tener que adecuarse a dos condiciones distintas. Además de que no todas las empresas de transporte aéreo admiten mascotas, también deben considerarse las condiciones de espacio de cada avión.

Vueling, por ejemplo, solo admite dos mascotas en la cabina por trayecto. Al mismo tiempo, no ofrece el transporte de animales vivos en bodega.

Algunos trucos

Las horas previas a viajar en avión con perros son claves. Durante el ensamblaje de las maletas y otras tareas relacionadas con los preparativos, es importante mantener la calma y la serenidad para no transmitir angustia a las mascotas.

Perro en el transporntin

El día del vuelo, es importante llegar al aeropuerto con suficiente tiempo de antelación (al menos tres horas antes), para permitir a las autoridades revisar sin apuros todos los permisos y los documentos del animal.

Por otra parte, los canes suelen marearse una vez en el aire. Para evitar estos episodios y sus posibles consecuencias desagradables, se recomienda suspender en el animal la ingesta de alimentos desde cuatro horas antes de subir al aparato. Incluso algunos especialistas recomiendan suspender también el consumo de agua.