Mi perro se ha tragado un juguete, ¿qué hago?

Si tu perro se ha tragado un juguete, puede que estés ante una urgencia veterinaria. Aprende aquí cómo actuar al respecto.
Mi perro se ha tragado un juguete, ¿qué hago?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 07 octubre, 2021.

Última actualización: 07 octubre, 2021

Los accidentes con los perros son inevitables, por lo que debes estar preparado para actuar en cualquier momento. Uno de los sustos más comunes reportados por parte de los tutores en urgencias veterinarias es que el perro se ha tragado un juguete u otro objeto y no saben qué hacer.

Las consecuencias de este descuido pueden ir desde que el perro expulse el objeto con las heces y no le pase nada hasta cuadros de lesiones internas e intoxicaciones graves. ¿Cómo actuar al respecto? Aquí te lo contamos todo sobre esta emergencia médica.

¿Qué pasa si un perro se ha tragado un juguete?

Cuando el can está jugando con algo que no debe o su juguete se rompe, es posible que acabe ingiriendo algunas piezas. Si te das cuenta a tiempo, puede que consigas sacarle de la boca aquello que está mordiendo (o como mínimo podrás ver qué se está tragando). Si no estás en el momento del percance, solo serás capaz de identificar los síntomas de la ingesta accidental.

Estos síntomas varían en función de la parte del sistema digestivo que se vea afectada. A continuación puedes ver los signos más característicos de cada caso clínico.

El lenguaje corporal en perros es muy claro.

Cuerpo extraño en el esófago

El esófago conecta la boca con el estómago del perro. Es un tubo fibroso que produce con asiduidad contracciones rítmicas para hacer pasar el bolo alimenticio hasta la cavidad gástrica. Al ser una estructura tubular, es fácil que objetos irregulares queden atrapados en su interior.

Los síntomas más característicos que se presentan si un perro tiene un cuerpo extraño alojado en el esófago son los siguientes:

  • Arcadas: este es un reflejo del cuerpo del can para tratar de expulsar el objeto.
  • Hipersalivación: también conocida como sialorrea, la hipersalivación se nota cuando caen hilos de babas por las comisuras labiales del can sin justificación.
  • Regurgitación: si no logra regurgitar el objeto, probablemente veas que el can solo consigue expulsar saliva. Si aparece sangre fresca, puede que haya una perforación del esófago que deba tratarse de inmediato.
  • Dificultades para tragar: el trozo de juguete puede estar obstruyendo el esófago, por lo que la comida no llega al estómago. Este suceso se conoce a nivel médico como disfagia. 

Cuerpo extraño en el estómago

Si el perro se ha tragado un juguete y este consigue entrar al estómago, es probable que los materiales no se puedan digerir. Por eso, los síntomas son algo distintos:

  • Anorexia: falta de apetito.
  • Vómitos: hay que vigilar si estos son marronáceos o rojizos, pues indican la presencia de sangre (digerida o no digerida).
  • Decaimiento generalizado.
  • Síntomas de envenenamiento: si el material tiene sustancias tóxicas, el can puede envenenarse además de atragantarse.

Los problemas más frecuentes de que el cuerpo extraño consiga llegar al estómago son la gastritis (inflamación de la pared del estómago), las perforaciones en el tejido y las úlceras. Todas estas condiciones comprometen la vida del animal y son urgencias veterinarias.

Cuerpo extraño en el intestino

Los problemas también pueden ser graves si el cuerpo extraño llega a los intestinos a través del píloro. Un objeto punzante o con forma de cuerda presenta la complicación adicional de que algún extremo se puede quedar anudado y “atar” las asas intestinales, lo cual complica mucho el cuadro.

Esto puede producir desgarros y necrosis de las partes que se queden anudadas y sin riego sanguíneo por la presión.

Si la pared intestinal se perfora y deja salir el contenido que transporta, se puede producir una peritonitis o inflamación del peritoneo. Los síntomas son los siguientes:

  • Dolor abdominal muy fuerte.
  • El perro se mantiene inmóvil por el dolor, manteniendo el abdomen recogido y rígido.
  • Vómitos.
  • Deshidratación.
  • Dificultad para respirar.
  • Encías pálidas y frías.
  • Shock.

La peritonitis es también una urgencia veterinaria. Si el perro no recibe asistencia lo antes posible, puede llegar a morir. Tal y como indican portales veterinarios, la tasa de mortalidad de este cuadro clínico llega hasta un 70 %.

Mi perro se ha tragado un juguete, ¿qué hago?

Ahora que ya sabes reconocer los síntomas que podría producir el objeto que se ha tragado tu perro, es momento de responder a la pregunta que nos ocupa: ¿qué hago si mi perro se ha comido un juguete? En este caso no hay remedios caseros, pues lo primero será siempre acudir al veterinario.

Cuánto daño interno pueda sufrir el animal durante todo el proceso patológico depende en gran medida del juguete ingerido. Las astillas suelen perforar, los jirones pueden anudar intestinos y las piezas grandes causan obstrucciones. Sin embargo, ninguna condición se diagnosticará sin las pruebas pertinentes que se realizan en una clínica.

Lleva al perro a tu hospital de confianza lo antes posible ante la mínima duda o síntoma de obstrucción. Aunque las señales no sean claras o no parezcan graves, de tu rapidez puede depender la supervivencia del animal.

Cómo prevenir que los perros se coman sus juguetes

El mejor camino a seguir para evitar este desagradable evento será siempre la prevención. Aunque hay que estar preparado para los accidentes, muchas veces estos se pueden evitar. Aquí tienes algunos consejos para ello:

  • Supervisa siempre a tu can cuando haga uso de sus juguetes.
  • Compra accesorios y juguetes de materiales adecuados: esto quiere decir que no se puedan romper fácilmente ni tengan piezas sueltas. Tampoco deben contener sustancias tóxicas.
  • No dejes que tu perro juegue con palos, piedras o huesos de la calle.
  • Realiza entrenamiento básico con el animal para que aprenda a soltar objetos o a escupirlos a tu orden: así, si no te da tiempo a llegar para sacárselos de la boca, al menos tendrás una oportunidad para que no se lo trague.
Un perro jugando con su juguete

Si el perro consigue comerse algo que no debe, puede que necesites ir al veterinario. Recuerda siempre llamar antes de dirigirte al lugar, pues así le das a los profesionales la oportunidad de prepararse para atender a tu can. Por otro lado, si tú tuvieras que hacer algo por el camino o antes de salir, estos podrán guiarte para garantizar que el perro salga adelante.

Te podría interesar...
8 cosas que debe aprender un cachorro en su primer año
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
8 cosas que debe aprender un cachorro en su primer año

Son muchas las cosas que debe aprender el cachorro en su primer año de vida. Entre ellas, a ir al baño de forma adecuada y a no morder de firma imp...



  • Rodríguez Yáñez, I. T. (2019). Peritonitis séptica debida a una perforación intestinal por cuerpo extraño en un canino.
  • Allman, D. A., & Pastori, M. P. (2013). Duodenogastric intussusception with concurrent gastric foreign body in a dog: a case report and literature review. Journal of the American Animal Hospital Association49(1), 64-69.
  • Sousa, P., Santos, B., Zuñiga, J., & Rasmussem, P. (2014). Esophagic foreign body in a dog. Journal LAVECC6(3), 99-105.
  • Veeder, C. L., & Taylor, D. K. (2009). Injury related to environmental enrichment in a dog (Canis familiaris): Gastric foreign body. Journal of the American Association for Laboratory Animal Science48(1), 76-78.