Perkins y su triste historia: tuvo que comer sus propias heces y orina para sobrevivir

Este perrito fue maltratado por sus antiguos dueños, sin embargo, fue salvado a tiempo por un refugio.
Perkins y su triste historia: tuvo que comer sus propias heces y orina para sobrevivir

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 08 marzo, 2022

Los perritos son animales amorosos, leales e incondicionales. Sin embargo, desafortunadamente, muchas veces quedan en manos de personas que parecen que no tienen ningún sentimiento positivo.

Esto debido a que día a día los someten a agresiones deplorables. Tanto así que llegan a causarles heridas de gravedad y alterar completamente su calidad de vida.

Así le ocurrió a Perkins, un Pitbull que pensó que había encontrado un hogar amoroso, pero en realidad vivió una realidad dolorosa e indignante. En este artículo te compartimos todos los detalles de esta situación y elevamos la voz para que no se sigan presentando más atrocidades en contra de los animales.

La dolorosa historia de Perkins

Desde el momento de su nacimiento, este tierno Pitbull se encontraba bajo el cuidado del Refugio de Fort Worth, en Texas. Sin embargo, cuando tenía tan solo 8 semanas de edad, una familia se acercó al lugar y manifestó tener la intención de adoptar al perrito.

Debido a esa situación, los trabajadores del refugio pensaron que el Pitbull por fin iba a tener una familia cariñosa y responsable. No obstante, la verdad fue que desde el primer día el perrito comenzó a vivir la peor de las pesadillas.

Pues, apenas llegó al hogar fue encerrado en una jaula. Lo peor de todo es que así permaneció durante todos los días y en la mayoría de las ocasiones no recibió atención alguna.

Tanto así que solo algunas pocas veces le brindaban algo de alimento. Por lo tanto, Perkins tenía que recurrir a comerse su propia orina y excremento para tratar de subsistir.

Fue así como en un período de 3 meses su salud se deterioró de manera preocupante. Esto debido a que lucía desnutrido, triste y sin fuerzas.

Sin embargo, a pesar de todas las agresiones, el perrito seguía demostrándole a las personas que estaba dispuesto a quererlos. Pero, ellos nunca recapacitaron y siguieron tratándolo de manera cruel.

Los abusos fueron tantos que llegó un día en el que el perrito tenía una gran cantidad de afecciones en la piel y ni siquiera podía mantenerse de pie. Solo así fue que la familia decidió volverlo a llevar al refugio.

Pero, ni en ese momento dejaron de actuar con crueldad. Pues, lo transportaron en una caja, lo dejaron tirado en un mostrador y manifestaron que no podían tenerlo porque “estaba roto”.

Perkins, el perrito maltratado


Los esfuerzos del refugio para salvar la vida del perrito

Cuando los trabajadores del refugio vieron al perrito, lo llevaron en cuestión de segundos al departamento de emergencias. Esto debido a que era evidente que si no era tratado a tiempo, podía llegar a morir debido a su lamentable estado de salud.

Así, los expertos lo recibieron de inmediato y, después de una examinación detallada, determinaron que el perrito tenía un alto grado de desnutrición. Además, que presentaba una gran cantidad de llagas en todo el cuerpo.

Por lo tanto, rápidamente le comenzaron a realizar todos los tratamientos pertinentes para generarle alivio. Así mismo, los especialistas le brindaron un cariño incondicional y día a día le enseñaron una gran cantidad de juegos.

De esa manera, tras pasar varios meses en la sala de emergencias, el perrito pudo recuperarse del todo. Además, tuvo la oportunidad de llegar a un hogar en el que sí le brindaban el amor que merecía.

Pues, Patti, la directora del refugio decidió abrirle las puertas de su hogar y de su corazón para asegurarse de que siempre estuviera bien. Por ello, el perrito comenzó a vivir muy feliz la segunda oportunidad que le brindaron sus rescatistas y la vida.

El perrito recuperado


También se hizo justicia

Patti no solo se encargó de amar de la manera más linda a Perkins, sino que realizó todas las gestiones pertinentes para que hubiera justicia. Pues, asistió a una corte y denunció al antiguo responsable del Pitbull.

Las pruebas eran contundentes, por lo tanto, el señor se declaró culpable del maltrato ante la corte que lo citó. De esa manera, recibió una condena de 7 años de libertad condicional.

Por su parte, el perrito se encuentra disfrutando una vida llena de bienestar, cariño y las mejores atenciones del mundo. Esto debido a que su dueña todos los días satisface sus necesidades de la mejor manera y le recuerda lo importante que es para ella.

Te podría interesar...
Perrito sin hogar que tuvo una vida llena de sufrimiento, fue adoptado por la mejor familia
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Perrito sin hogar que tuvo una vida llena de sufrimiento, fue adoptado por la mejor familia

James es un perrito sin hogar que sufrió mucho en las calles, pero fue adoptado por una familia que le devolvió la fe en la humanidad.



  • Gavilán M. El delito de maltrato animal. Sus penas y ejecución de las mismas. Medidas de protección animal en el proceso penal [Internet]. Madrid: Real Academia de Jurisprudencia y Legislación; 2016. [citado 04 de marzo de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.